100 Años PCU: Más de 300 asambleas reunidas en forma simultánea en todo el país

Celebrando los 100 Años del Partido Comunista del Uruguay, es que miles de afiliados recibieron ayer su nuevo carné centenario con mucha alegría y compromiso: Galería de Fotos y Documento de la Comisión Nacional de Organización del PCU.
0
178

100 Años: La entrega del CARNÉ DEL PCU Y LA UJC como compromiso de vida.

Aún en tiempos duros, muy duros, de los que tenemos recuerdos personales o los cosechados en la memoria colectiva y que pasa de camarada en camarada, el acto de dar y recibir el carné fue y es un acto singularmente emotivo, cargado de significación.

¡Un acto lleno de afecto y pleno de orgullo!

Hoy, cuando se cumplen los primeros 100 años del glorioso Partido Comunista de Uruguay, intentaremos dar nuestra visión, por supuesto parcial, sobre su significado.

En ese pequeño pedazo de cartón se materializan una multitud de factores: es nuestra adhesión personal a una teoría, a una clase y al Partido que las encarna, y el reconocimiento de esta organización de nuestro derecho de pertenecer a ella. Es también el compromiso de ejercer nuestros derechos y hacernos cargo de nuestras obligaciones. Es la expresión de las tres condiciones mínimas para ser comunista: estar de acuerdo con su programa y luchar por su aplicación, hacerlo desde el seno de un organismo, y contribuir financieramente con el Partido (por algo allí se pega la estampilla de la cotización). Es lo que atestigua que somos parte de un colectivo que nos escucha, nos habla, nos forma, construye un modo de vida donde vamos intentando vivir como pensamos.

Así como ser uruguayo es ser parte de la historia del país, una cultura y multitud de vivencias, así le pasa al PCU y su carné. Más aún con este, el carné 100 Aniversario: son 100 años de historia, de combate por construir una nueva sociedad sin explotados ni explotadores. Parte de una tradición que arranca todavía antes y continúa.

Como internacionalistas es el mismo carné, por su contenido, de Marx, de Engels, de Lenin, de Rosa Luxemburgo, de Fidel, de la Pasionaria, del Che, de Ho Chi Minh, de Clara Zetkin y de millones de comunistas con nombre y apellido, pero anónimos para los libros de historia, que desde 1848 hasta hoy han ofrendado su vida para construir una sociedad más humana, más justa, más solidaria, más democrática, más alegre y feliz: el comunismo.

En nuestro nombre se han cometido errores y los hemos cometido, en nuestro nombre también se han cometido horrores, aprendemos de unos y condenamos los otros.

Este carné, que como trabajadores de la cultura, también lo llevaron con orgullo: Atahualpa del Cioppo y Zitarroza, como tantas y tantos otros. También nuestros mártires estudiantiles: Líber, Susana y Hugo, asesinados por el pachequismo.

Es el carné de los 8 camaradas de la 20ª, asesinados por el Gobierno bicolor de Bordaberry.

Es el carné de tantos luchadores internacionalistas uruguayos: los que fueron a pelear en defensa de la Republica en España, el carné de los que participaron en la campaña de alfabetización en Cuba después de 1959, los combatientes en Nicaragua, el de los camaradas de la brigada en Angola, el de los que se prepararon para pelear con el Che en Bolivia y el de miles de miembros de este Partido, que desde Uruguay fueron solidarios con las luchas de nuestra clase, de los partidos comunistas, y de los pueblos que luchan por su liberación en cualquier lugar del mundo.

Es el carné de Arismendi y de Julia Arévalo. Es el carné de miles de mujeres y hombres de nuestra patria que arriesgando su vida, la de su familia y sus bienes, combatieron contra la dictadura de Terra, contra los gobiernos autoritarios de Pacheco y Bordaberry y particularmente contra la dictadura fascista que nos quiso ”eliminar de la vida política de Uruguay por 50 años”. Es el carné de decenas de miles de exiliados, de miles de presos y torturados y es el carné sangrante de docenas de desaparecidos y asesinados.

Es el carné de los que militaron y luego, enfrentados al terror, el horror y el dolor, se callaron, defendiendo la democracia, al pueblo y sus herramientas, a nuestra clase y su Partido. A través de su silencio defendieron la organización y a cada camarada clandestino, semi-clandestino o legal. Es el carné de los que se afiliaban en una servilleta en esos momentos durísimos y recién lo recibieron cuando se reinstauró la democracia.

Por eso salimos de los 12 años de la dictadura golpeados, con inmensos dolores y heridas, diezmados, pero convertidos en “el Partido de la Resistencia”, bañados con el odio del enemigo al que contribuimos a derrotar, pero con el cariño y respeto de la inmensa mayoría del pueblo.

También es el carné de las victorias y las alegrías, el del grito en la calle de “obreros y estudiantes unidos y adelante”, el del nacimiento de la CNT y luego la creación del FA, el de la derrota de la dictadura, el de las sucesivas victorias del Frente Amplio. El que ante la crisis del 92 con la caída del muro mediante, se reafirmó como PCU marxista- leninista, el carné de la supervivencia primero y del desarrollo lento, con zigzags, costoso, que fue avanzando para que hoy el PCU sea una fuerza política real (insuficiente todavía), pero real, en la vida cultural, social, sindical, política e institucional de este país.

Es el carné de hoy, de los que luchamos contra la restauración reaccionaria, por salud, vivienda, trabajo, salario…por la igualdad de derechos, por un avance democrático, por recuperarnos del golpe sufrido y avanzar en estas elecciones departamentales y municipales.

Pero, por sobre todo es el carné del PCU, de este Partido que rescata las mejores tradiciones de nuestro pueblo: las artiguistas, varelianas, democráticas y solidarias. Es el carné del Partido que en 1955 elaboró la teoría de la revolución, del avance en democracia hacia el socialismo y el comunismo y que planteó los tres círculos de la táctica para hacerlo realidad. Fiel a lo que Paco Espínola: “hay que hacer por los hombres algo más que amarlos”, para ellos se dedicó a construir la unidad de pueblo forjando sus herramientas junto a otros compatriotas. Herramientas que han pasado todas las pruebas y hoy persisten y son un factor decisivo para cualquier perspectiva de avance real: el PIT- CNT, la FEUU, el FA y otras.

No las construimos solos, otros también trabajaron mucho para ello, a través de la militancia de decenas de miles, con inteligencia, paciencia, flexibilidad, principios, sacrificios y en medio del combate. En ese sentido también este carné representa la lucha por la unidad como un tema de principios para nosotros, y es una medalla de reconocimiento a nuestra labor.

Por lo anterior y más, es que ni un comunista puede quedar sin carné, cada uno con su cédula y credencial, con su historia gloriosa, con el latir de miles que lo portaron orgullosos antes que nosotros, y sobre todo nos da un puesto de lucha con esperanza y alegría, con amor hacia la humanidad, ese es nuestro comienzo y en definitiva nuestro objetivo final. Este carné es el hoy, el ayer y sobre todo el mañana.

Para eso: cada organismo, cada secretario de organización debe visitar a todos los afiliados y citarlos para recibir el mensaje del PCU y su carné. Y si el afiliado se mudó, si está desenganchado, si las circunstancias de la vida por alguna razón les han hecho perder contacto con el Partido, llamar al local central, o a algún camarada que recuerde, pedir su carné y donde lo puede recibir…
En este marco se realizaron más de 350 asambleas simultáneas ayer lunes 21 de setiembre, donde rodeados por compañeros de trabajo, vecinos, amigos y aliados del PCU y del FA, recibimos el mensaje de la dirección y nuestro carné, renovando nuestro compromiso y aportando a los festejos con la estampilla especial. Luego el 7 de noviembre, ya con nuestro carné y con la estampilla pagada, haremos nuestro acto central.

Comisión Nacional de Organización
PCU ”

Compartimos con ustedes algunas imágenes de las centenares de fotos que llegaron ayer a la redacción de EL POPULAR:

Agrupación 3 de Marzo, Carmelo.

En Atlántida, Canelones.

En el Cerro, Montevideo.

En el Chuy, Rocha.

La Construcción en Maldonado.

En Florida.

En Juan Lacaze, Colonia.

Secc. Julio Correa en Montevideo.

En Rocha.

En Rosario, Colonia.

En San Carlos, Maldonado.

Agrupación Sandalio Dos Santos.

En el Sauce, Canelones.

Seccional Julia Arévalo.

Seccional Julia Arévalo.

En Tacuarembó.

En Tacuarembó.

En Trinidad, Flores.

Comité Víctor Deri.

En La Paloma, Rocha.

En Nueva Helvecia, Colonia.

En Nueva Palmira, Colonia.

En Paysandú.

En Paysandú.

Buenos Aires, Argentina.

En Minas, Lavalleja.

En Rivera.

En San José.