103 años de lucha y construcción de unidad

Juan Castillo y Laura Alberti filmaron un video con un saludo de la dirección del PCU por su 103 aniversario.

Este 21 de setiembre al cumplirse 103 años de la fundación del Partido Comunista de Uruguay (PCU), Juan Castillo, secretario general del PCU y Laura Alberti, integrante del Comité de Ejecutivo, filmaron un video con un saludo a la militancia.

El video con el saludo fue subido a las redes partidarias y será proyectado al comienzo de cientos de reuniones de Agrupaciones comunistas en todo el país.

EL POPULAR entrega a sus lectores y lectoras una desgrabación textual del mensaje de Castillo y Alberti.

Castillo: “Organizar la rebeldía de nuestro pueblo”

Queridos compañeros, compañeras, amigos, camaradas: Estamos frente a un nuevo aniversario del Partido; 103 años de la vida del Partido Comunista, el partido que quiere expresar las demandas, los desafíos, el programa, el proyecto político de la clase obrera y trabajadora de nuestro país.

Lo conmemoramos, además, en el marco de los 50 años de lo que fueron aquellos golpes de Estado, que no sólo en Uruguay, pero también en Uruguay, y con la respuesta de la Huelga General, del protagonismo del pueblo, con la adhesión de la clase obrera, el movimiento sindical, los estudiantes, la solidaridad y un pueblo que luchaba para defender la democracia. Es en contexto también que lo estamos celebrando.

Lo conmemoramos, además, este aniversario, las y los comunistas, en el marco de un mundo en crisis. Una crisis del capitalismo que, lejos de resolverse, cada vez se profundiza más, con guerras por doquier, con invasiones por doquier; con amenazas de golpes de Estado, como están surgiendo en países de nuestro propio continente, en Guatemala, en Honduras; porque todavía no se ha resuelto el problema en Perú y sigue allí habiendo demandas para la democracia, por el respeto a la democracia, para liberar al presidente. Porque tenemos desafíos enormes en todo el continente. Porque miramos de reojo lo que puede estar ocurriendo en la hermana república Argentina, en las próximas elecciones. Porque tenemos siempre presente ese apego y ese sentido nuestro de expresión solidaria con la hermana república de Cuba.

Es nuevamente un momento para la reflexión, para los desafíos y también para la expresión de unidad que nos da la lucha, esa expresión de unidad que hemos construido a lo largo del tiempo. 

103 años de la vida de un partido pegado a los intereses de nuestro pueblo, a lo más honesto de ellos, a los valores democráticos, a la libertad, a la justicia de nuestro pueblo.

En momentos de ese repaso y de ese compromiso político, que queremos expresarlo a lo largo y a lo ancho del país, allí donde tengan presencia nuestras estructuras orgánicas, nuestra Agrupación, nuestro seccional; donde tengan presencia nuestros militantes, en la lucha de la clase obrera, del movimiento sindical, del movimiento cooperativo, de los y las jubiladas, de los pensionistas, de los estudiantes, de las amas de casa, del pequeño y mediano productor.

A lo largo y a lo ancho de estos 103 años del Partido hemos logrado aprender, construir y poder mirar a los ojos en este aniversario y poder hacer un repaso con ustedes.

Estamos en un momento político muy especial. Son momentos políticos de desafíos enormes, todo ello pendiente a la lucha, pendiente a efectivamente organizar la rebeldía de nuestro pueblo y a expresarla con sentimientos unitarios.

Este es un año que nosotros mismos hemos protagonizado y hemos colocado como el de la construcción programática, de los desafíos programáticos. Eso ha sido, recientemente con la concreción de la primera etapa del Congreso del Pueblo, en la cual con mucho esfuerzo y seguramente con más necesidad de seguir profundizando, hemos, junto a otros sectores de la sociedad, de la economía y de la producción, levantado un programa de plataforma, un programa político, que reivindica las necesidades que tienen otras expresiones de nuestro pueblo.

Es un año en el cual la estructura orgánica de las y los frenteamplistas salimos a debatir y a promover los contenidos de las Bases Programáticas, elaboradas durante casi un año por cerca de un millar de militantes de nuestra fuerza política, el Frente Amplio. Todavía está lejos de estar en la perfección, al contrario, con mucha modestia y con mucha humildad, estamos tratando de profundizar, de enriquecer, de aportar, para que este sea un programa que efectivamente, no solo logre conquistar un gobierno para el Frente Amplio, si no que fundamentalmente logre después las transformaciones que tienen las expectativas y la esperanza lógica de nuestro pueblo.

Esto es parte de esa lucha y de esa movilización, de la que vemos a diario como se gesta, con nuestra participación, no solos, ni únicos, con mucha modestia lo reiteramos, una vez más, tratamos de aprender de cada una de esas peleas. Tratamos de colocar orejas en cada uno de esos desafíos y de esas demandas.

Porque estamos viviendo un Uruguay más injusto. Lejos de las promesas que nos había hecho la coalición que nos gobierna actualmente, hoy estamos viviendo un Uruguay más injusto, más desigual.

Y esa desigualdad que han instalado en el gobierno de la coalición política que encabeza el Herrerismo, desde el Partido Nacional, esta logrando que haya decenas de miles de pobres más. Y esos pobres más que tiene nuestro Uruguay tienen rostro de niño, de niñas, de adolescentes, de mujeres, porque se genera allí la injusticia.

Porque lejos de tener las viviendas que teníamos la expectativa de poder construir para poder vivir en condiciones más dignas, nos han dicho que eso era, bueno, un dicho de campaña que todo el mundo sabía que no era para cumplir.

Porque hay, hoy día, más pobreza y miseria también instaladas en las y los trabajadores, 500 trabajadores, y otro tanto de jubilados y pensionistas, apenas logran sobrevivir con menos de 25 mil pesos por mes.

Esto es de lo que estamos hablando, al mismo tiempo, que, por otra parte, los discursos del presidente de la República, y la panacea que nos brindan sus ministros y sus legisladores, nos dicen que el Uruguay ha crecido en su Producto Bruto Interno, que ha crecido en el orden de los 10 mil millones de dólares, de los 12 mil millones de dólares. Quiere decir que elaboramos, construimos, fabricamos más productos, colocamos más productos uruguayos en el exterior, pero los que los fabrican, los que los construyen, los que los trabajan, ganan cada vez menos y viven en peores condiciones. 

Por eso es que nosotros tomamos esas banderas. Es por eso el compromiso, no electorero ni obrerista, sino que un compromiso político de querer cambiar esta sociedad, de cambiar esta realidad. 

Y lo hacemos militando con alegría, queridos camaradas, queridas compañeras y compañeros, lo hacemos convencidos de que nos asiste la razón. Porque ante los que, una vez y otra, nos quieren pasear por lo que ha pasado en otros momentos y en otras partes del mundo, nosotros reivindicamos nuestra condición de orientales, de uruguayos, de compatriotas, junto con el resto de nuestro pueblo, construyendo nuestra propia forma de construcción del socialismo, sin engañar a nadie, en un proyecto revolucionario que tenemos que hacerlo con todos y con todas, no con algunos o con los mejores.

Es por eso también que le colocamos el énfasis al programa, a la discusión, a la defensa de la unidad, de todas las herramientas unitarias, porque necesitamos de las y los estudiantes, de los docentes y los jubilados, porque necesitamos de la unidad de la clase obrera organizada, porque necesitamos, por sobre todas las cosas, la expresión de la unidad de nuestra fuerza política de izquierda, de nuestro Frente Amplio, que es la herramienta.

El PCU tiene que crecer y desarrollarse, hemos hecho una cantidad enorme de esfuerzos, con alegría, porque así militamos los comunistas, dando la cara y no escondiéndonos, hemos hecho una cantidad de cosas, pero todavía no alcanza, todavía es poco, necesitamos mucho más.

Y es creyendo en la posibilidad que tenemos de transformarnos en gobierno, es que tenemos las condiciones para ganar con el Frente Amplio en las próximas elecciones, a condición de que militemos el cambio, a condición de que no nos creamos solamente lo que nos dicen las encuestas, sino que la mejor de las encuestas, es pelear, es luchar, es movilizarnos, es ir al encuentro del vecino y de la vecina, del compañero y la compañera, para que sepan que los necesitamos y los necesitamos de esta parte.

El PCU tiene que crecer y este crecimiento tiene que ser en beneficio de toda la sociedad y de ese proyecto político.

Por eso, queridas compañeras, queridos compañeros, amigos del Partido, los que nos comprenden y los que no, los que aún hoy se dejan ganar a veces por la cabeza del enemigo de clase o por lo que quieren intentar hacernos pensar; con todos ustedes, y con los camaradas, fundamentalmente, dando la cara y militando.

Llegó la hora de tomar partido por la esperanza, de tomar partido, definitivamente, porque estamos a un año de poder construir la victoria popular, y eso es con todos, y con ustedes fundamentalmente. 

Salud, y viva el 103 aniversario de nuestro Partido Comunista, el Partido Comunista de Uruguay.

Alberti: “Una historia de lucha por nuestros derechos”

Compañeras y compañeros, camaradas, todas y todos, pensar en los 103 años de nuestro Partido, es pensar en la historia, es pensar de donde venimos y hacia donde vamos, y es pensar en todas las luchas que tenemos que dar por defendernos y defender nuestros derechos.

Esas luchas que hacemos en el día a día, en la militancia cotidiana, desde que salimos a nuestro trabajo y dejamos a nuestras hijas e hijos en casa, al cuidado, a los cuidados. Desde el momento que llegamos a nuestro trabajo y defendemos nuestros derechos, las condiciones en las que trabajábamos. Cuando hoy nos cuenta tanto salir a trabajar y conseguir trabajos de calidad, trabajos donde nos de para llenar la olla del puchero, para comer las lentejas en nuestras casas, para llenarles la panza a nuestras hijas y nuestros hijos.

Hoy están en disputa todos nuestros derechos, tenemos un gobierno que, en lugar de velar por los más desamparados, contrariamente, nos quita y nos hace retroceder. 

Hoy la pobreza tiene cara de niño, tiene cara de niña, tiene cara de adolescente, de aquellos jubilados que apenas pueden llegar para comer, tiene cara de mujer trabajadora y de mujer trans.

Nuestros derechos son vulnerados día a día.

Por eso, en este 103 aniversario del Partido Comunista, partido que vela por todas y todos, partido que tiene una historia riquísima de pelear por nuestros derechos, te llamamos a unirte a nosotros, a seguir en la pelea, a no dejar que avasallen todo lo que hemos logrado hasta ahora.

Por eso te llamamos a tomar partido por la esperanza, estamos a un año de construir una victoria popular.

Saludamos y festejamos este 103 aniversario: Salud.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas