500 números de El Popular

0
147

Juan Castillo (*)

 

Edición especial o número redondo. Podíamos festejar también los 12 años que se cumplen de esta tercera época de EL POPULAR, ya que fue el 18 de abril de 2008 que emprendimos la actual etapa. Siempre es un desafío sacar un diario, un semanario, quincenario o mensuario a la calle. Más todavía para los comunistas poder mantener nuestro propio instrumento de comunicación e interlocución con la población, particularmente comprometidos con la suerte de la clase obrera y del pueblo.

Y el desafío se hace más complicado en ésta coyuntura, de crisis sanitaria, de problemas económicos y consecuencias sociales particularmente duros para los más humildes, a la postre, destinatarios finales de nuestro trabajo.

Hace 63 años nace El Popular, relevo de Justicia y fueron “el ñato” Enrique Rodríguez y “el rengo” Eduardo Viera sus directores, acompañados por Reyes Daglio. Desde febrero de 1957 hasta que la dictadura de Bordaberry lo clausura, en noviembre de 1973. Luego, recuperada la democracia en marzo de 1985 inicia su segunda época, hasta que las dificultades políticas internas del Partido dificulta su salida y se cierra esa etapa en 1989.

Carta, Carta Popular, La Hora, fueron también instrumentos de orientación y de lucha, parientes directos. Desde todas sus páginas se puede recorrer sin cortapisas la historia de la lucha de clases de nuestra patria de las ultimas seis décadas y hablará mejor que nosotros, de qué lado de la historia estuvimos. Siempre.

En ésta tercera época, hemos contribuido modesta, pero firmemente, a la profundización de nuestro proyecto político con el Frente Amplio en el gobierno, a desarrollar y concretar el programa de las fuerzas progresistas, a concretar en leyes los derechos democráticos conquistados, en la denuncia permanente de los planes del imperialismo y en hacer sentir la solidaridad internacionalista con los pueblos hermanos y gobiernos amigos, en amplificar y respaldar la lucha de la clase obrera y los trabajadores y de todo el movimiento popular, insistiendo en la operación memoria no dejando pasar ni una sola de las fechas históricas para concretar más temprano que tarde la verdad, la justicia y que nunca más haya Terrorismo de Estado.

Ahora desde la oposición denunciando los planes de las clases dominantes, aportando en la etapa de balances, de crítica y autocrítica del rol del Frente Amplio y del nuestro propio; dando continuidad a la campaña para las elecciones departamentales, sumando nuestra voz de aliento y participación en  medio de la emergencia sanitaria y la compleja situación social para asegurar la militancia organizada en las ollas populares, merenderos o entregas de canastas solidarias, entre otras varias formas de aporte, siempre dándonos espacio para apoyar e impulsar la cultura nacional y nuestros artistas.

Aún así somos conscientes que no alcanza, que no es suficiente. Somos hipercríticos con nosotros mismos, queremos y debemos avanzar, mejorar, estar a la altura, dar la talla como dice la murga. Necesitamos a EL POPULAR como instrumento de información y de formación, de apoyo a las luchas y de solidaridad con nuestra clase, aparecer más seguido, más a diario, en mayor tiraje y de mejor calidad.

Pero sin ustedes (los lectores, reproductores, voceros, impulsores, propagandistas, militantes) el camino será más lento y más difícil.

No podemos esconder que tenemos dificultades, no se distribuye como debería, no se llega a algunos lugares claves, no se cobra el valor mínimo de costo. Pero lo vamos a resolver, es un problema políticoe ideológico y como tal, tiene solución. Por ahora la forma es virtual, por las redes, desde la web del Partido y a través de los miles de contactos de cada compañero y compañera.

Y además en los próximos días, EL POPULAR va a dar un salto con su propia web, otro paso importante.

Este número redondo, nos agarra en medio de una cantidad de hechos y sucesos que sin dudas serán abordados desde otras páginas por otros compañeros: el 48 aniversario del asalto al local central del PCU de la calle Sierra con la UJC reunida en asamblea; los 48 años de la Masacre del Paso del Molino y los mártires de la 20; el 36 aniversario del asesinato de Vladimir Roslik en el Batallón de Fray Bentos; el cumpleaños 150 de Lenin, la pérdida de la vida de Felipe Michelini compañero del Nuevo Espacio y de una querida familia; el envío de la Ley de Urgente Consideración al parlamento en medio de la Crisis sanitaria y – cómo si todo esto fuera poco – vuelve a escena Manini Ríos.

Utilizando la media hora previa de la Sesión ordinaria del Senado del 14 de abril, en medio de una fecha simbólica para el pueblo uruguayo, reivindica a los torturadores, los califica de unos pobres viejitos octogenarios a los acusados de asesinatos y ataca la resolución de la justicia como acto de venganza. Más no podía hacer. Un acto de provocación premeditada y una apología del delito. Deberían haberse levantado más voces condenando el agravio a la democracia y defendiendo la independencia de los poderes. Si no conoce el reglamento es grave y si lo hizo sabiendo, es peor.

En estas horas se analiza la solicitud, que hizo el fiscal el año pasado, pidiendo el desafuero de Manini. Para los comunistas no hay lugar a dudas, los fueros no son impunidad. Junto al resto de compañeros y compañeras de la bancada del Frente Amplio, votaremos para  acercarnos a la Verdad y la Justicia.

Al colectivo de EL POPULAR, el de hoy y los de ayer, un fuerte abrazo y nuestras sinceras felicitaciones.

*Secretario general del PCU.