A 47 años del golpe de estado

La contradicción es entre oligarquía y pueblo.

Por Verónica Pellejero

En conmemoración de la huelga general y el golpe de Estado y con la preeminencia de la consigna “Nunca más”, en pañuelos, tapa bocas y pancartas, este 27 de junio se vivió, en el “Día de la resistencia y defensa de la democracia”, una jornada de movilización nacional.

En Montevideo, convocadas por el PIT-CNT y la Intersocial, se realizaron dos caravanas, una salió de la explanada de la Universidad de la República y otra de la plaza Huelga General. Participaron miles de autos y motos, incluso muchas y muchos en bicicletas. El paso de las caravanas fue saludado desde las veredas, las casas y los balcones.

El Frente Amplio realizó, además, una concentración propia, en la rotonda del Palacio Legislativo, en “defensa de la democracia”, desde allí también salió una nutrida caravana.

Las tres caravanas confluyeron luego en la Plaza Lafone, en La Teja.

Hubo 23 actividades, de diversas características, en otros 17 departamentos del país.

El 27 de junio ya había comenzado el invierno y por lo tanto hacía frío, sin embargo la Plaza Lafone a la hora 11 ya contaba con varios grupos de personas que esperaban la caravana.

La Unión de la Juventud Comunista había realizado una jornada de propaganda algunos días antes contra la LUC, por el desafuero de Manini Ríos y en conmemoración de la Huelga General, esos carteles – junto a otros- sumados a las banderas de sindicatos y organizaciones sociales adornaban la plaza. Este año, a la tradicional convocatoria del PIT-CNT, se sumó la Intersocial. Desde EL POPULAR dialogamos con algunos referentes de las organizaciones que convocaron y organizaron a la jornada de movilización y lucha.

FEUU

Para Mauro Conti, responsable de Asuntos Gremiales de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), La Huelga General (HG) es parte central de la historia de la FEUU, porque la Universidad fue parte de ella. El referente estudiantil recordó en ese sentido que el primer muerto por la represión durante la HG fue Ramón Peré, estudiante de veterinaria, “por eso replicamos y apoyamos la huelga general y la sentimos como propia”, remarcó.

“En este contexto de pandemia y de crisis social creo que la respuesta de la gente fue buena y masiva”, señaló Conti, también valoró que la manifestación reforzó la idea de que la población apoya la plataforma de la Intersocial, que reclamaba fundamentalmente por empleo, salario y por una renta básica universal, en un momento donde cientos de ollas populares reciben diariamente a miles de personas en todo el país debido al contexto de crisis. Por otra parte, en consonancia con la fecha pero también con los problemas actuales Conti expresó que luchar por la democracia hoy en día implica luchar por memoria verdad y justicia y nunca más terrorismo de estado.

“El gobierno ha tenido algunas acciones que han sido claramente un retroceso, como con Castiglioni, la obstaculización a la justicia”, dijo y señaló que son responsables desde “Manini Ríos hasta Javier García”. Para Conti el movimiento social lucha para que “el país sea más democrático”, esto es para el estudiante “que todos puedan comer y estudiar, que todos tengan techo y que la salud no sea una mercancía”.

Con respecto a la LUC, reivindicación que estuvo muy presente en la movilización subrayó que es “una ley antidemocrática, que privatiza, que reduce los espacios de participación y de discusión, conduce al deterioro de la calidad de vida y limita las libertades gremiales”.

FUCVAM

Desde la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (FUCVAM) evalúan la jornada como positiva. “Porque la memoria siempre debe empujarnos a la acción, la huelga es un mecanismo de lucha del movimiento obrero que siempre debe estar en la agenda frente a distintos problemas, que pueden ser corporativos, particulares o pueden ser un salto en calidad política como fue la huelga del 73 frente al golpe”, planteó Gustavo González, secretario general de FUCVAM. Para González la HG significó “un paso adelante con lo que tiene que ver con las libertades democráticas del conjunto del pueblo, que llevó a la clase obrera a ponerse a la cabeza de esa pelea”. Dijo que las libertades democráticas se imponen en el presente y “constituyen una lucha para el conjunto de los trabajadores, en un momento que hay una crisis sanitaria, precedida por una crisis capitalista profunda, y que ya en nuestro país a pesar de toda la propaganda mediática, la están pagando los y las trabajadoras, porque como siempre la crisis del capital la descargan sobre las espaldas de la clase obrera”.

PIT-CNT

“El 27 de junio es el día de nuestra memoria, de la memoria colectiva de los y las trabajadores, de todas las organizaciones sociales, de los estudiantes, que visualizando la debilidad democrática del continente y en Uruguay, pergeñaron con tiempo y acumulación del campo popular en enfrentar el golpe de estado, el cual se preveía”, puntualizó Soraya Larrosa, vicepresidenta de la central respecto al significado histórico que tiene la fecha y la HG que enfrentó el golpe de estado.

El momento de hoy “amerita más que nunca la acumulación con el resto de las organizaciones sociales, en lo que llamamos la Intersocial”, dijo Larrosa.

“Dado el momento político, hoy, más que nunca, debemos fortalecer el proceso de acumulación y rescatar la memoria histórica, en este caso la heroica gesta que hirió de muerte a la dictadura en su nacimiento”, agregó la dirigente sindical.

Ahondó sobre el presente de manera dura y directa, e indicó que desde el movimiento social organizado viven y ven “factores desestabilizadores de la democracia, con la distancia de las décadas, muy parecidos”. Algunos de esos factores para ella son “el ajuste del gobierno de restauración neoliberal, sobre el campo popular” que no es más que “el plan anunciado en campaña, y que ahora quieren barrer para abajo del Covid19”; así como el desempleo, la rebaja salarial y de jubilaciones, el desmantelamiento de los ministerios y sistemas sociales como el Ministerio de Desarrollo Social y el Sistema de Cuidados, las pautas paupérrimas de negociación, la presentación, discusión, y votación del Proyecto de Ley de Urgente Consideración al que la sindicalista calificó como “antidemocrático”, y como “un plan de gobierno que recorta derechos, atenta contra las libertades sindicales y pone en riesgo las libertades individuales, y atentan contra la educación pública”.

Intersocial feminista

Desde la Intersocial feminista se movilizaron a 47 años del golpe de estado y del inicio de la Huelga General, “en tanto como colectivos feministas no somos ajenas a la historia de nuestro país y la región que ha significado una pérdida de derechos para los colectivos sociales”, afirmó Valeria Caggiano, vocera de la Intersocial Feminista.

Caggiano insistió en que el presente guarda una estrecha relación con esa gesta heroica en la necesidad de que el campo popular pueda “identificarse, reconocerse, y trabajar de forma conjunta” en la situación de “crisis social y económica en la que estamos ingresando”. En este sentido “reconocer aquellos elementos que se sostienen en la historia”, “no olvidar” y “construir memoria” para poder “referenciar los hechos que nos pasan hoy con los que se dieron en otro momento” es fundamental para “identificar cuáles pueden ser las vías de solución, las estrategias a asumir y para encontrar espacios de resistencia”, valoró Caggiano.

Para la militante feminista la crisis actual en medio de la emergencia sanitaria la lleva “automáticamente” a los espacios que se sostuvieron en el marco de la HG y también en la reapertura democrática, donde lo “principal fue y es la solidaridad”. “Las organizaciones sociales se activan cuando en el horizonte se ve una situación de emergencia, la solidaridad como primer trinchera de la resistencia es un elemento diferencial del campo social y popular a lo largo de la historia en el país”, subrayó. En ese sentido también abogan por la lucha de las mujeres, sus reivindicaciones y visibilización. Este año realizaron un llamado a las mujeres que vivieron la HG para que cuenten “cómo las agarró, qué estaban haciendo y desde qué lugar participaron, para poder construir memoria y resignificar para en la resistencia que nos toca hoy, construir resistencia con algunas bases resueltas de igualdad”, contó Caggiano.

Oligarquía o pueblo

Como parte de las actividades, Soraya Larrosa, dirigente de la FUS y vicepresidenta del PIT-CNT leyó una breve proclama frente a la histórica sede de la Federación del Vidrio, en La Teja, donde hace 47 años se reunió el Secretariado de la CNT para instrumentar la huelga general, en la madrugada donde se dio el golpe.
En la proclama leída durante la manifestación por los y las organizadoras reivindicaron “la herencia cultural y política de nuestro movimiento obrero se fortaleció al enfrentar patronales regresivas y a las clases dominantes” Evaluaron que actualmente se plantea la lucha “ante un nuevo escenario de desestabilización de la democracia”, de forma que desde el movimiento social deben “estar juntos”. Subrayaron que en el presente la lucha es “por los derechos humanos, la democracia, las libertades sindicales y la negociación colectiva”, que el movimiento sindical sigue organizado contra “el camaleón imperialista” y que hoy la contradicción principal es entre oligarquía y pueblo.

En todo el país

La movilización del 27 de junio, convocada por el PIT-CNT y la Intersocial tuvo dimensión nacional, hubo 23 actividades en 17 departamentos, además de Montevideo. Desde la Secretaria del Interior del PIT-CNT informaron a EL POPULAR que hubo movilizaciones y actividades en: Río Negro, Fray Bentos y Young; Paysandú; Colonia; Canelones, Paso Carrasco, Ciudad de la Costa, Atlántida y Las Piedras; Treinta y Tres; Cerro Largo; Artigas, Bella Unión; Soriano; Rocha, Rocha y La Paloma; Lavalleja; Salto; Rivera; Florida; Tacuarembó, y Paso de los Toros; San José; Maldonado y Durazno.