“A construir un SI gigantesco”

La Comisión Pro Referéndum festejó la convocatoria de la Corte Electoral al referéndum y trazó los ejes de la campaña por el SI

La convocatoria al referéndum para anular 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) para el 27 de marzo por la Corte Electoral, desató múltiples festejos en todo el país el miércoles pasado. Este miércoles, una semana después, la Comisión Nacional Pro Referéndum realizó un acto en Montevideo, donde lanzó, también oficialmente, la segunda etapa de la campaña: lograr la victoria del SI el 27 de marzo.

El acto se realizó en la explanada de la Universidad de la República (UDELAR) estuvo dominado por el color rosado, en el escenario y también entre las y los concurrentes: pañuelos, gorros, remeras, banderas, hasta una Pantera Rosa, sirvieron para darle ese color, que llevará la papeleta del SI el 27 de marzo. En el acto actuaron Los Gauchos Patones y la murga Diablos Verdes. 

En el estrado, armado en la escalinata de la UDELAR, estuvieron representantes de las fuerzas sociales y políticas que realizaron la campaña de firmas y apoyan el SI para el 27 de marzo.

“Para defender lo que somos”

Abriendo la parte oratoria, en un momento muy emotivo y aplaudido del acto la actriz Myriam Gleijer, después de desear “muy felices 800 mil firmas”, leyó el manifiesto de la Comisión Nacional Pro Referéndum, en forma de una carta de una abuela de 90 años. La carta-manifiesto dice textualmente: 

“Yo no soy dirigente, ni militante famosa, ni estoy acá por nada de eso. Soy abuela, me llamo Juana, tengo casi 90 años y si estoy hablándoles es porque soy una de las personas más antiguas del padrón electoral. Yo voté 19 de los 22 referéndum y plebiscitos que tuvo este país. Yo fui a votar cada vez que me dejaron, voté que SI, que NO, en blanco. Perdí y gané. Voté a casi todos los partidos democráticos que existieron. Hoy esta abuela quiere decirte que podes estar orgulloso de ser uruguayo, porque vamos a volver a decidir sobre las cosas importantes, sin intermediarios, en otra consulta popular democrática y obligatoria, la número 23 de esta democracia. En todos estos años hemos defendido muchos NO y muchos SI. A veces es confuso porque para decirle NO a una injusticia hay que votar que SI. Incluso cuando este país dijo que no, en realidad lo estábamos haciendo por un SI, millones de SI juntos. Como cuando le dijimos NO a la dictadura militar en 1980, estábamos votando por un SI a la democracia, SI a la libertad, SI a la constitución, SI a la república, SI a que nuestros jóvenes pudieran participar en política y expresarse libremente, sean del partido que sean. Cuando en el 89 dijimos SI a la reforma constitucional, dijimos SI para asegurar el incremento de las pensiones y jubilaciones. Cuando en el 92 logramos frenar el programa de privatizaciones, le dijimos SI a que la gente sea la dueña de las empresas públicas, SI a ANCAP, a ANTEL, SI a ser dueños de nuestro puerto y de nuestros recursos naturales, SI a manejar soberanamente nuestra economía. Cuando este país frenó la baja de la edad de imputabilidad es porque les dijo SI a los jóvenes, SI a los derechos fundamentales, a no prejuzgar a nadie por su edad, como tampoco lo hacemos por su raza, género, orientación sexual, religión o ideología. También un SI a la educación y la igualdad de oportunidades como solución real a la mayoría de los problemas que tenemos. En la historia del Uruguay nunca hubo una ley exprés con más de 470 artículos que alteran temas esenciales que están en el ADN de nuestra cultura, por eso este referéndum es especialmente importante y por eso, esta abuela hoy, te pide que la ayudes a informar bien a toda la población, porque cuanto más informados estemos, más razones para decirle SI a este referéndum tendremos. 

Por ejemplo, votar SI a la anulación del artículo 430 o 453, es decirle SI a los buenos pagadores, que no se merecen tener que irse de sus casas a los 30 días. Pero también a todos los que alquilan en este país, porque quién está exento, con la situación económica actual, de atrasarse tres días de alquiler y que lo puedan desalojar a los seis de su casa. 

Votar SI a la anulación de los artículos 235 al 237, es decirle SI a un Supergas barato, SI al mismo precio de los combustibles en todo el país y al desarrollo de proyectos productivos que devuelvan dignidad a nuestra gente. Es decirle SI a un estado protector que nos ayudaba a evitar que se disparen todos los precios de la canasta básica alimentaria, cosa que hoy sucede todos los días.

Votar SI a la anulación es decirle SI a la escuela pública de este país. SI a la educación pública. SI a que sean las maestras y educadores los que vuelvan a pensar y liderar la educación, no los políticos y sus asesores. Es decirle SI a las ideas de José Pedro Varela ante este intento de licuarla con la educación privada. Es decirle SI a que siga siendo obligatoria hasta el último día de la educación media superior.

Votar SI a la anulación del artículo 471, es decirle SI a la defensa de ANTEL, es decirle SI a que todos seamos dueños de nuestra compañía telefónica, que es mucho más que ser dueños de un solo número telefónico.

Anular el artículo 1, es decirle SI a la vida antes que a la propiedad. Votar SI a anular el artículo 118, es decirle SI a la inteligencia de todos frente al secretismo de la inteligencia del Estado.

Votar SI, es decirle SI a la libertad de elección, pero la libertad en serio, porque es sabido que si pones en la misma mesa a un trabajador y un empleador, a un inquilino y un propietario, un pequeño productor rural y un gran terrateniente, hay una parte que siempre estará en inferioridad de condiciones a la hora de elegir.

Hoy, esta abuela de 19 consultas populares a cuestas, quiere darte las gracias por dejarla defender con un SI las cosas en las que cree, también en esta su consulta número 20. En unos meses tendremos el resultado, pero eso hoy no es lo importante, porque de eso también va este referéndum, de seguir siendo uno de los pocos países del mundo donde para lo importante se necesita a todas y todos. 

Felicitaciones. Gracias a las 800 mil firmas, votes lo que votes en marzo, hoy ganamos todos. Hay referéndum. Y esta abuela, con tantos años encima, con tantos cumpleaños de mis nietos a cuestas, que los defendí ante cada picardía, que los levanté ante cada caída, que te cuidó del lobo feroz en la noche más oscura, hoy te pide este favor: Ayudame a construir un SI gigantesco. Ayudame a decir bien fuerte, vota SI para defender lo que somos”. 

“Dialogar con 3 millones”

Cerró la parte oratoria del acto, el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala. EL POPULAR reproduce íntegramente su intervención que trazó los ejes de la campaña por el SI para el 27 de marzo.

“Hoy festejamos la alegría por la victoria que hasta ahora ha construido el conjunto de los sectores populares de este país. Felicidades, compañeras y compañeros, felicitaciones compañeras y compañeros; a ustedes aquí, pero a los cientos y cientos de miles que escuchando, que dialogando, que firmando o que no firmando, pero conversando, han cambiado la historia nacional. 

Felicidades, 800 mil firmas no es moco de pavo y con ellas construimos la historia. Está claro que además debemos festejar que las compañeras y los compañeros de las más diversas organizaciones sociales y políticas con este emprendimiento nos hemos constituido en vectores de la democracia.

¿Por qué razón sostenemos esto? Porque todo un proyecto de país, con más artículos que la Constitución de la República, ubicado en una ley ferrocarril, en el estrechísimo marco de la Urgente Consideración, que sabemos, la Constitución de la República la prevé para otras cosas, por ejemplo, haber aprobado leyes de un Estado activo que tienda la mano en medio de la peor pandemia a los sectores más vulnerables; ese estrecho marco en el que ubicaron el ferrocarril de todo un proyecto de país, ha inhibido el propio debate parlamentario y mucho más ha inhibido la información ciudadana, ha inhibido el debate en la sociedad civil. 

Por tanto cuando decidimos poner en discusión las firmas para el pueblo decida sobre esta Ley, todas y todos nos hemos constituido en campeones de la información ciudadana, la que no quiso el Poder Ejecutivo, tanto por haber ubicado en este estrecho formato de Urgente Consideración todo un proyecto de país; y la que no quiso la coalición de gobierno, que mientras nosotros esforzada y sacrificadamente encontrábamos las firmas, a lo largo y a lo ancho del país, decidió la táctica de hacer silencio, de mirar al costado, de no debatir, de no fundamentar, para ocultar un proceso, que como el topo de la historia participaba subrepticiamente en la vida nacional, muchas veces ocultado, muchas veces vilipendiado, pero que el 8 de julio adelantó la primavera, cuando entregamos las firmas en medio de una 18 de Julio llena de gente, festejando eso que tenemos los orientales desde Artigas, porque en definitiva nos mueve eso: La autoridad del Poder Ejecutivo emana del pueblo y debe cesar ante su presencia soberana. 

La friolera de 800 mil firmas ahora sí posibilita información, debate riguroso, sin mentiras ni medias verdades, para que nuestro pueblo decida sobre estos 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración.

Y está claro en que circunstancias se aprobó, en que circunstancias juntamos las firmas, es heroico compañeras y compañeros, en medio de una pandemia, que nos afectaba por la pérdida del amigo, del familiar, por la preocupación humana sobre los resultados de la pandemia, inhibida la movilidad, con un mundo del trabajo con decenas de miles en el seguro de paro, con otros sectores en su casa teletrabajando. En medio de las circunstancias más difíciles, las más compleja, generamos esta hazaña que hoy festejamos en su aspecto de reconocimiento oficial por parte de la Corte Electoral. 

Nos disponemos a otro tramo, pero debemos establecer algunas cuestiones como punto de partida. Asunto número uno, quienes promovemos la anulación de 135 artículos de la LUC, queremos eso, no desestabilizar al gobierno, no atentar contra las instituciones democráticas, muy por el contrario, estribamos en un artículo constitucional que establece democracia directa y es el referéndum, no queremos desestabilizar al Poder Ejecutivo.

Digo esto, porque lamentablemente los mismos que ubicaron todo un proyecto de país en una ley ferrocarril en el estrecho marco de la Urgente Consideración, los mismos que aplicaron la táctica de callarse y mirar para el costado mientras juntábamos firmas, ahora están intentando cambiar los ejes del debate nacional. Parece que hay un movimiento popular, particularmente sindical, que tiene un frío plan de desestabilización, de conflicto tras conflicto, porque en realidad pretenden utilizar las mismas categorías y herramientas que lamentablemente se utilizaron en otras épocas y que no llevaron al pueblo uruguayo a buen puerto, la mentira, la verdad a medidas y el miedo, porque nadie quiere desestabilizar nada.

Como vamos a ser victoriosos, compañeras y compañeros, y el 27 de marzo nuestro pueblo mayoritariamente va a decir SI a la anulación de 135 artículos de la LUC, el 28 de marzo estará el mismo Poder Ejecutivo, el mismo Parlamento electo por la ciudadanía en el 2019, el mismo Poder Ejecutivo que asumió el 1° de marzo de 2020 y que cesará sus funciones el 1° de marzo de 2025 cuando la ciudadanía haya resuelto cual es el nuevo Parlamento y el Poder Ejecutivo para el período que viene. 

Se puede polemizar desde el respeto, desde la defensa de las instituciones con nosotros, pero no le cedemos un milímetro a nadie en el carácter absolutamente democrático del conjunto de las organizaciones populares en nuestro país.

Esto lo vamos a hacer porque forma y contenido son dos caras de la misma moneda. Esto lo vamos a hacer porque estos 135 artículos tienen líneas transversales. Recortan la participación democrática a distintos niveles, por ejemplo, establecen un Departamento de Inteligencia del Estado que en lugar de rendir cuentas al Parlamento solamente rinde cuentas al presidente de la República, eliminan los Consejos Desconcentrados de la Educación, eliminando nada más y nada menos la principal fuerza productiva que tiene la educación que son sus docentes y sus espacios de participación. En vez de la tradición, reconocida internacionalmente, del “in dubio pro operario”, esto es en caso de duda entre el capital y el trabajo el derecho y las relaciones laborales se vuelcan a favor del más débil, que esta casa, la Universidad de la República, cultivó, con encumbrados abogados laboralistas, el gobierno hace al revés, en caso de duda a favor del patrón, en caso de duda entre el inquilino y el que alquila desalojo exprés, es decir se pone a favor de los más poderosos.

Lo vamos a hacer en defensa de nuestras empresas públicas, no solamente para ofrecer bienes y servicios de alta calidad y bajo costo a la población, sino, teniendo en cuenta el tamaño de las empresas, teniendo en cuenta nuestras cuestiones demográficas, las escalas, como lo que realmente son: potenciales locomotoras del desarrollo productivo, tecnológico y social del país.

En definitiva, en sus diferentes artículos, sobran razones de fondo para decir, bien fuerte: SI a la anulación de los 135 artículos de la LUC.

Y finalmente, cómo es que ahora, parados en una verdadera hazaña, cuando el 8 de julio entregamos casi 800 mil firmas en la Corte Electoral, desarrollamos la campaña.

Cuestión que ya tuvo su impacto, según algunos periódicos importantes de nuestro país el Poder Ejecutivo ha detenido algunos proyectos. Como por ejemplo el de seguridad social, que según nos asesora nuestra Comisión de Seguridad Social eleva la edad de jubilarse al barrer, rebaja las jubilaciones aumentando los promedios de cálculo, generaliza las AFAP, pero al parecer no es conveniente según el Poder Ejecutivo hablar de eso ahora porque los complicaría para el referéndum. 

Yo reflexiono siempre esto, que malos son estos 135 artículos que no se pueden relacionar con su continuidad necesaria, como, por ejemplo, las reformas regresivas que están en curso, y que malas son las reformas regresivas que están en curso, porque hay un referéndum donde el pueblo decidirá.

Hablemos de todo, discutamos de todo, porque la verdad siempre es sana para la democracia.

Si las firmas han enlentecido estos proyectos regresivos la victoria del SI también pondrá en otra escena todas las discusiones que tendremos para adelante. Por eso es tan importante: Votando SI también defiendo el salario y la jubilación.

¿Cómo haremos entonces? A lo plebeyo, sin mucha financiación, con mucho zapato o champión gastado, por la compañera, por el compañero, con un mapeo del país, tal vez sin mucho acto, probablemente, ojalá pudiéramos, no lo descarto, pero con poca propaganda desde el punto de vista de los grandes medios de comunicación.

¿Cómo haremos esta patriada? Que desde la no información, determinada por la urgencia y la táctica de no decir nada, han pasado ahora a que parece que si gana el SI, se dice, saldrán todos los presos de las cárceles, mentira. O que si gana el SI, al parecer, se instauraría en este país un régimen soviético, mentira. ¿Cómo haremos esta patriada? Con lo que siempre tenemos y hacemos, con el corazón y con la cabeza. 

Lo van a hacer ustedes queridas y queridos compañeros porque el movimiento popular uruguayo se dispone a dialogar, a escuchar, a cambiar fundamentos y razones, con 3 millones de uruguayos y uruguayas, para que el 27 de marzo, otra que festejo, nos jugamos el futuro, salgamos masivamente a festejar, lo que seguramente construiremos: una terrible victoria popular, en defensa de la democracia, en defensa de los intereses de nuestro pueblo”. 

Enlaces con los videos de los discursos y fotos en nuestro Portal:

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas