Argentina, Chile y Brasil: no habrá suministros de armamentos para Ucrania en Sudamérica

Este martes se producirá un encuentro entre el primer ministro alemán, Olaf Scholz y el presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula Da Silva.

El encuentro forma parte de la gira emprendida por el primer ministro alemán por Sudamérica que ya tuvo como antecedentes sendos encuentros con los mandatarios de Argentina y Chile.

Según consignó la agencia Sputnik, el político alemásn aseveró «que la intención de la gira es reforzar lazos», atendiendo así a «la urgencia alemana por obtener recursos naturales como el gas y el litio».

Los recortes en las importaciones de gas, petróleo y carbón desde Rusia realizadas por Alemania en consonancia con las sanciones occidentales contra Moscú por el conflicto en Ucrania, ha llevado al Gobierno de coalición alemán a la búsqueda de reemplazos que permitan superar la crisis energética que atraviesa el país, reseña la agencia de noticias.

En el encuentro sostenido con el presidente argentino, Alberto Fernández, informó el diario El Cronista, fueron tratados temas relacionados con la «cooperación técnica en materia de energías renovables», así como un posible proyecto para la construcción de una planta de Gas Natural Licuado con vistas a que su producción permita proveer del combustible a Alemania.

Al referirse al encuentro, el mandatario argentino dijo, sin entrar en mayores detalles, que ambos hablaron sobre «nuestros yacimientos de litio y la producción de hidrógeno verde».

Esto, añadió Sputnik, se tratará, también, en el encuentro que se realizará entre Scholz y Lula, ya que el país sudamericano es uno de «los principales exportadores de gas y petróleo del mundo».

La recorrida del primer ministro alemán por la región se ha asociado a lo que se denomina «carrera armamentista de Ucrania» y en ese sentido se afirma que no contará con el apoyo de Sudamérica.

Scholz arriba a la región apenas pocos días después de que Alemania decidiera enviar 14 tanques leoprad 2 a Kiev, una resolución que avalaba que otros países europeos como Polonia y España siguieran igual camino.

La decisión alemana, aplaudida por Estados Unidos, recibió inmediatas críticas, entre ellas las del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el exvicecanciller austriaco Heinz-Christian Strache, quien llamó a la decisión como un «acontecimiento extremadamente peligroso», a partir del cual se empeoraría el enfrentamiento entre Rusia y Ucrania y con ello su extensión a toda Europa.

La misma postura crítica ha sido asumida por los presidentes de Argentina y Brasil quienes anunciaron de forma contundente que no acompañarían el suministro de armamento de ningún tipo a Ucrania.

Ní Argentina , ni América Latina, prevén enviar armamento, puntualizó Fernández, en conferencia de prensa realizada en compañía de Scholz.

Por su parte y según informó Folha de Sao Paulo, Lula subrayó que «Brasil mantenía una postura de neutralidad en el conflicto», razón por la cual se rechazó «la solicitud del Gobierno de Scholz para enviar municiones de tanques a Kiev».

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas