Asalto fascista a la sede de central sindical italiana

En el marco de una marcha contra la obligatoriedad de las vacunas por el COVID 19, grupos fascistas atacaron y destrozaron la sede de la CGIL.

La sede de la Confederazione Generale Italiana del Lavoro (CGIL) en Roma sufrió graves daños al ser atacada ayer por cientos integrantes de grupos fascistas que marcharon contra el denominado Pasaporte Verde, que es un certificado de que se recibió la vacuna y será obligatorio para trabajar.

Este sábado se realizó una marcha en Roma, de la que participaron unas 10 mil personas, contra el uso del denominado Pasaporte Verde para trabajar. La manifestación fue apoyada por partidos de ultraderechas y fascistas como Fuorza Nuova.

En Italia, país que fue muy golpeado por la pandemia, cerca del 80% de los mayores de 12 años tienen el esquema completo de vacunación y el respaldo a la vacunación y al denominado Pasaporte Verde es ampliamente mayoritario.

Los grupos fascistas han copado el reclamo anti vacunas y las demostraciones son, como es habitual en esos grupos, muy violentas. Este sábado manifestantes identificados con partidos fascistas, al grito insólito de “libertad, libertad”, atacaron y saquearon la sede de la principal central sindical de Italia, que tiene más de 5 millones de afiliados.

El ataque fue respondido por grupos de militantes sindicales que retomaron el control del local y con los puños levantados entonaron “Bella Ciao”, la histórica canción con que los Partisanos combatieron el fascismo de Mussolini.

“La sede de la CGIL ha sido atacada y devastada hoy en Roma durante una demostración contra el pase verde. Este es un vil ataque fascista. Un ataque a la democracia y a todo el movimiento obrero que rechazaremos”, indicó la central sindical en sus redes sociales.

La central sindical informó que mañana domingo habrá “una manifestación frente a la sede de CGIL a las 10 a. m. Gracias por todo el apoyo y la solidaridad de los sindicatos y sindicalistas en Europa y en todo el mundo. Unidos estamos de pie”.

Posteriormente se informó que la CGIL convocó a una “gran movilización nacional por la paz y anti fascista” para el 16 de octubre. “Todas nuestras sedes estarán abiertas y responderemos al fascismo en la calle”, dijeron.

Mauricio Landini, secretario general de la CGIL dijo que el asalto es asalto “es un acto fascista. Un ataque a la democracia y a los trabajadores que rechazamos. Que nadie piense que van a llevar a Italia de vuelta a los años del fascismo».

Landini anunció la convocatoria, de urgencia, a la asamblea general de la CGIL para decidir “todas las iniciativas necesarias, para responder a esta agresión».

Para mantenerse actualizado sobre las actividades de la CGIL les dejamos el enlace de su página en Facebook: https://www.facebook.com/CGILsindacato/

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas