Asedio al consulado cubano en Barcelona con el apoyo de la ultraderecha española

Desde hace 9 meses el Consulado de Cuba en Barcelona es objeto de un permanente acoso.

El pasado 3 de noviembre, la cineasta española Ana Hurtado, envió una carta al consejero de Interior de la Generalitat, Joan Ignasi Elena, denunciando la situación de agresiones permanentes a la representación diplomática cubana.

La denuncia de Hurtado ha sido reiterada en diversas plataformas y en ella Hurtado ha recalcado que el asedio personal a los funcionarios consulares cubanos implica “el incumplimiento del Convenio de Viena y los acuerdos Internacionales por parte de las autoridades”.

A pesar de la denuncia presentada, a la fecha, la situación no ha tenido una mínima respuesta oficial.

“He aportado pruebas a Interior de la Generalitat donde se ven las amenazas, el asedio verbal, el acoso físico, la persecución a la salida del trabajo, y todo tipo de incitaciones al odio por las personas que allí se congregan, y que suben las grabaciones a internet sin ningún tipo de pudor”, declaró la cineasta en un comunicado enviado a Prensa Latina.

“Según los acuerdos internacionales del Convenio de Viena de 1963 (…) el estado receptor debe brindar total protección a la sede consular. Y no solo no se está brindando, sino que se está teniendo total permisividad y blanqueamiento de los actos delictivos que incumplen las leyes internacionales”, precisó.

La propia denunciante, señala en portal de Cubainformación.tv, “ha sido víctima de todo tipo de insultos, injurias, difamaciones y humillaciones por parte de las mismas personas que asedian el Consulado General de Cuba en Barcelona”.

En este sentido denunció “que la concejala del partido Ciudadanos en Barcelona Sonia Reina Sánchez, a quien los congregantes han nombrado como asesora, me ha atacado públicamente y menospreciado, cosificándome como mujer, ejerciendo ella un cargo público en la política. ¿Es esto algo tolerable en la democracia española?” se preguntó Hurtado, quien ya ha solicitado que se evalúe “la inhabilitación de Sonia Reina Sánchez por su mala praxis, demagogia y actitud”.

La denuncia ha sido respaldada por el MESC (Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba), compuesto por 56 organizaciones solidarias, quienes consideran que se trata de sucesos que muestran unas reuniones que no obedecen al hecho de la libre manifestación, refrendado por la Constitución española en su artículo 21, todo ello sin considerar, que no han sido precisamente, manifestaciones pacíficas.

Carta a Joan Ignasi Elena García, Conseller d’Interior (Generalitat de Catalunya)

A las autoridades,

Yo, Ana Hurtado Martínez hago este comunicado a título personal en base a los hechos acontecidos desde que el día 3 de noviembre del corriente año, denunciara los hechos que tienen lugar desde hace ya casi 9 meses frente al Consulado General de Cuba en Barcelona.

Tras escribir una carta el Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña y a su Consejero Joan Ignasi Elena denunciando como ciudadana la situación que viven los funcionarios consulares cubanos y el incumplimiento del Convenio de Viena y los acuerdos Internacionales por parte de las autoridades, a día de hoy, sigo sin recibir respuesta por parte de dicho organismo.

He aportado pruebas a Interior de la Generalitat donde se ven las amenazas, el asedio verbal, el acoso físico, la persecución a la salida del trabajo, y todo tipo de incitaciones al odio por las personas que allí se congregan, y que suben las grabaciones a internet sin ningún tipo de pudor.

Según los acuerdos internacionales que cito en la primera denuncia pública que hago (documento

Anexo, puntos 28,31 y 40 del Convenio de Viena de 1963) el estado receptor, debe brindar total protección a la sede consular. Y no solo no se está brindando, si no que se está teniendo total permisividad y blanqueamiento de los actos delictivos que incumplen las leyes internacionales.

Quiero poner de manifiesto que desde que hice pública la denuncia como ciudadana ejerciendo mi derecho, he sido víctima de todo tipo de insultos, injurias, difamaciones y humillaciones por parte de las mismas personas que asedian el Consulado General de Cuba en Barcelona.

La concejala del partido Ciudadanos en Barcelona Sonia Reina Sánchez, a quien los congregantes han nombrado como asesora, y yo he hecho público, me ha atacado públicamente y menospreciado, cosificándome como mujer, ejerciendo ella un cargo público en la política. ¿Es esto algo tolerable en la democracia española?

Como ciudadana me he limitado a denunciar un hecho que considero injusto y que por leyes internacionales es ilegal, y he dado el nombre de la persona a la cual los congregantes han nombrado como consejera, habiéndose ella misma reconocido públicamente como tal. Consintiendo el acoso, justificándolo, atacándome y denigrándome como mujer desde el ejercicio público de la política.

Es por esto que pido, ya que me veo afectada por ejercer este derecho, que se considere la inhabilitación de esta política por su mala praxis, demagogia y su desprecio a una mujer. Y vuelvo a pedir una vez más a las autoridades que se cumplan los acuerdos internacionales del Convenio de Viena y que trasladen a los manifestantes que nada tienen de pacíficos, y dificultan las funciones del personal consular, a otro lugar que no sea frente a la sede diplomática.

Saludos cordiales,

Ana Hurtado Martínez.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas