Aumentan los problemas legales del expresidente Donald Trump

El pasado martes el expresidente Donald Trump recibió una carta que le informa que es objeto de una investigación del Departamento de Justicia.

La investigación se centra en las acciones realizadas por el expresidente con el objetivo de que se anularan los resultados de las elecciones presidenciales de 2020.

De acuerdo al Chicago Tribune, la recepción de la carta es un indicio de que Trump “podría ser acusado” en breve por los fiscales a cargo de la investigación.

Trump que aspira a ser nominado como candidato presidencial por el partido Republicano, enfrenta nuevos cargos federales, que incluyen, señala el medio de prensa, “una investigación (…) sobre interferencia electoral que está a punto de concluir en Georgia.

Trump confirmó a través de una publicación en la plataforma de su propiedad Truth Social la existencia de la carta y anticipó que sería acusado.

De acuerdo al medio de prensa estadounidense, este tipo de comunicación por carta suele preceder “a una acusación” y suele utilizarse “para informar a las personas bajo investigación que los fiscales han reunido pruebas que las vinculan con un delito”.

La información sobre el envío de la carta no fue comentada por el portavoz del fiscal especial Jack Smith, cuya oficina dirige la investigación.

De acuerdo a los expertos legales, señala el Chicago Tribune, los posibles cargos contra Trump “podrían incluir conspiración para defraudar a los Estados Unidos y obstrucción de un procedimiento oficial, en este caso, la certificación del Congreso de la victoria electoral del presidente Joe Biden”.

Más allá de todo el trabajo de investigación del Fiscal especial, el exmandatario volvió a negar que hubiera actuado mal.

Al ratificar su negativa Trump afirmó en un post que de acuerdo a la Constitución estadounidense, le asistía el “derecho a protestar por unas Elecciones que estoy plenamente convencido de que fueron Amañadas y Robadas, tal y como los Demócratas han hecho contra mí en 2016, y muchos otros han hecho a lo largo de los tiempos.”

El expresidente, que es considerado como el favorito del Partido Republicano para las elecciones de 2024, continuó su campaña, viajando el mismo martes a Iowa, donde no solo “criticó a los investigadores”, sino que además, restó “importancia a sus crecientes problemas legales”.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas