Bancada bicameral del Frente Amplio propone nuevas medidas para enfrentar actual situación sanitaria

0
37

Este martes y dando continuidad a sus reiteradas propuestas con relación al manejo de la pandemia, la bancada de bicameral del Frente Amplio presentó una serie de medidas dirigidas a enfrentar la emergencia sanitaria y disminuir la movilidad

La propuesta, señala el documento, “se produce luego de realizar una nueva instancia de intercambio en la Comisión del seguimiento de Covid”.

Del intercambio participaron, la Lic. Virginia Rial, y los psicólogos Roberto Balaguer y Alejandro de Barbiri, quienes se refirieron “a las consecuencias de la pandemia por Covid 19 en el comportamiento humano”.

Con posterioridad al intercambio, los legisladores frenteamplistas “analizaron la importancia de poder apuntar al descenso de la movilidad para detener el índice de contagio y dejar de lamentar las muertes diarias que se están registrando de forma estrepitosa”.

En este sentido, se señala en el documento, “las restricciones económicas son fundamentales al momento de analizar la respuesta de la ciudadanía ante la convocatoria de evitar interactuar con personas fuera de su “burbuja” familiar”.

En atención a ello, se considera que, “para poder contrarrestar” el aumento de la movilidad, “es imprescindible que los hogares cuenten con ingresos económicos que aseguren el sustento familiar”.

La bancada de senadores del Frente Amplio propone el desarrollo de la estrategia siguiente:

Que se impulsen medidas “que restrinjan la movilidad por un periodo de 1 mes tomando como base las propuestas del 7 de febrero por el GACH y las planteadas en la Comisión de Seguimiento por SMU y FEMI”.

De igual forma se propone sean revisados “los protocolos en el trabajo aumentando exigencias, controles, fiscalización y sanciones”.

Se integra a la estrategia, considerar “en las prioridades del Plan de Vacunaciones las personas con comorbilidades que pueden traer consecuencias negativas de contagiarse de COVID”.

La bancada bicameral propone, además, que se desarrolle “un plan de atención para patologías no COVID, en especial las enfermedades crónicas no transmisibles y la salud mental, para evitar y amortiguar las secuelas pos pandemia”.

Una vez más se hace énfasis en generar una renta básica de emergencia para que los hogares “que cobran TUS, AFAM y canasta reciban un subsidio adicional a efectos de que su ingreso mensual alcance un salario mínimo líquido durante los próximos 4 meses de 2021 (mayo a agosto). En el caso de los que cobraron seguro de paro por valor menor a un SMN se compensaría por la diferencia con un SMN”.

En el área viviendas, se propone que, “para los trabajadores que se encuentran en seguro de paro y los hogares que reciban el Ingreso Básico de Emergencia”, se suspendan los “desalojos y lanzamientos de inquilinos por 120 días”, así como diferir el vencimiento de intereses de cuotas hipotecarias”.

El documento incluye que se establezca un subsidio al alquiler, la suspensión de los cortes de los servicios de luz, agua e internet y diferir el vencimiento de tarifas.
Los legisladores han propuesto, además, en el campo de la seguridad social y el empleo, las medidas siguientes:

“Flexibilizar el hecho de que entre el acceso al seguro y el nuevo acceso haya transcurrido 12 meses.

Eliminar la reducción del pago manteniéndola en 66%.

Para los trabajadores con multi empleo que el trabajador cobre lo correspondiente al empleo perdido a pesar de tener otro empleo.

Para los trabajadores con comorbilidades, para los que el contagio de COVID, pueden originar impactos graves sobre su salud, otorgar a través del seguro de enfermedad, licencia especial con goce de sueldo por seis semanas.

Que los trabajadores beneficiarios del seguro de enfermedad tendrán derecho a percibir el subsidio desde el primer día de cuarentena como consecuencia de haber estado expuestos”.

Con respecto a las Pymes, se sugiere como medidas de apoyo, la adopción de “créditos a tasa 0 para estas empresas, aumento del límite económico para diferir el adelanto del IRAE, dando apoyo económico a los trabajadores, así como “a los micro y pequeños empresarios afectados por las medidas sanitarias que se tomen”.

Finalmente en el documento se propone, en inversión pública, “desarrollar un plan de aumento transitorio en la demanda, adelantando la inversión pública de 2002 para impactar rápidamente sobre el empleo y las compras públicas”.