Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Batalla de Stalingrado: exposición en Fray Bentos del aporte de Uruguay a combatientes soviéticos

0
147

Hace pocos días fue inaugurada en Fray Bentos, una exposición que recoge fotografías y documentos “sobre el aporte solidario de la localidad uruguaya de San Javier, fundada hace más de un siglo por inmigrantes rusos en el departamento de Río Negro, a la lucha del Ejército soviético contra las tropas de la Alemania nazi en la batalla de Stalingrado”.
La información fue consignada por la agencia rusa Sputnik, quien detalló que la muestra fotográfica, “San Javier, una historia de solidaridad en la Segunda Guerra Mundial”, se encuentra instalada en el Museo de la Revolución Industrial de Fray Bentos, correspondiente al ex Frigorífico Anglo.
En la misma se exponen diversos materiales de la Batalla de Stalingrado donde es documentada la ayuda y solidaridad con los soldados soviéticos, en particular la relacionada con los envíos “de ropa de abrigo, artículos de primera necesidad, dinero y cartas de aliento”.
«Estamos hablando de una ola de solidaridad tanto de los rusos étnicos de San Javier, como también los uruguayos en general», afirmó en la apertura de la muestra, el presidente de la organización no gubernamental Instituto Bering-Bellingshausen para las Américas, Sergey Brilev.
En la ceremonia de apertura, Brilev, recordó que, aunque Uruguay no tuvo una participación militar en la contienda bélica, su producción de “corned beef” (carne de res enlatada), producida en el entonces Frigorífico Anglo, fue relevante para la alimentación de los combatientes soviéticos.
En homenaje a su ayuda a las tropas soviéticas y aliadas, la sede del ex frigorífico fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2015.
«Ese “corned beef uruguayo constituyó un 15% de los suministros de los Aliados de la carne enlatada a la Unión Soviética, que ahí, en las orillas del río Volga básicamente decidió el destino de la Segunda Guerra Mundial», resaltó Brilev.
En la actividad inaugural, el embajador ruso en Uruguay, Andréi Budáev, recalcó “que la exposición está dedicada a una de las batallas más importantes y sangrientas de la Gran Guerra Patria (1941-1945 en la URSS)”.
«Es muy importante conservar la verdad histórica, sobre todo cuando hay intentos de algunas fuerzas políticas de reescribir la historia, glorificar el nazismo, disminuir el papel decisivo del Ejército Soviético y de la Unión Soviética en la derrota final del nazismo. Por eso es nuestro deber y nuestra obligación pasar la verdad a nuevas generaciones, a nuestros hijos y nietos, para que nunca permitan que una tragedia de tal envergadura se repita jamás en la historia de la humanidad», enfatizó el diplomático ruso.
Por su parte, el intendente del departamento de Río Negro, Omar Lafluf, declaró a la agencia de noticias rusa que «la cooperación que se dio desde Uruguay en la batalla de Stalingrado, especialmente desde la colonia rusa de San Javier, es un motivo de orgullo para la región”.
El jerarca departamental agregó que, “el Frigorífico Anglo es el orgullo mayor que tenemos porque en esa fábrica se produjo el alimento para los ejércitos en la Primera y la Segunda Guerra Mundial».
En sus declaraciones, Lafluf, reconoció “que la ayuda de Uruguay a la URSS durante la batalla de Stalingrado”, resultaba «un hecho nuevo para las autoridades regionales”.
En coincidencia con el intendente, el escritor uruguayo y exdirector general de la Biblioteca Nacional Raúl Vallarino expresó que «hay desconocimiento, incluso de las nuevas generaciones, sobre la ayuda solidaria del pueblo de San Javier a los combatientes de la batalla de Stalingrado”.
«Yo pretendo que esta muestra sea llevada por todo el Uruguay para conocer lo que pasó en una guerra nefasta que hoy podemos conocer por medio de los documentos que agradecemos al Museo de la Batalla de Stalingrado», manifestó Vallarino.
En cuanto a la producción del “corned beef” para las tropas aliadas, el ex director de la Biblioteca Nacional afirmó, que «había desconocimiento de que salía de aquí, porque cuando salía esa cantidad enorme, Estados Unidos le cambiaba la etiqueta y le ponía como hecho en EEUU, pero era hecho aquí en Uruguay».
En declaraciones a la misma agencia, el director del Museo de la Revolución Industrial de Fray Bentos, Mauro Delgrosso, afirmó a Sputnik que la exposición que se inaugura es un valioso aporte al museo.
«Esta exposición nos muestra la realidad de lo crudo que fue la guerra, cosa que acá no pasó. Acá fue un pico de producción, y mientras a Europa pasaba esto [la guerra], pero había una conexión de producción que llegaba desde esta fábrica a esos rincones del mundo tan azotados, y eso nos llena en cierta medida de orgullo», dijo Delgrosso.

Comentarios cerrados.