Cambios a ley de género «es aliarse con los violentos»

La directora de la Asociación Civil El Paso y reconocida activista contra las violencias de género, doméstica y sexual hacia niños, niñas, adolescentes y mujeres, alertó sobre las modificaciones impulsadas por el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou a la Ley de violencia hacia las mujeres basada en género (19.580).

Bajo la premisa que «no se trata de falsas denuncias», sino que el punto central se trata de las verdaderas, Andrea Tuana sostiene que el mensaje que da el Poder Ejecutivo hacia la sociedad es grave, según publicó el portal del PIT-CNT.  

Según la experta, con la ley se logró frenar «a aquellos que entraban a los juzgados ganando cinco a cero» y desde que la ley comenzó a regir, «no fue tan fácil avasallar a una víctima, vapulearla, destruirla, aunque se sigue intentando». Tuana afirma que en respuesta a ese escenario, comenzaron los embates contra la ley. «Los violentos y sus defensores no iban a quedarse tranquilos. Empezaron a tejer estrategias, fríamente calculadas. Primero la ley de corresponsabilidad en la crianza, ahora la modificación de la ley de violencia basada en género (19580) y luego querrán implantar el falso síndrome de alienación parental (SAP) por ley, como en Brasil, que está provocando destrozos en la vida de niños, niñas y adolescentes».

Por otro lado, la directora de El Paso indica que las modificaciones impulsadas por el Presidente de la República, son mensajes para la sociedad, para las víctimas, para los técnicos que se involucran en la defensa de las víctimas y también para las infancias. “También hay mensajes en este proyecto de modificación del Presidente para los niños, niñas y adolescentes: si se vota este proyecto de Ley, la defensa podrá utilizar medios técnicos para desacreditar el testimonio de los niños. Qué bajeza, qué abuso de poder. Si un ‘perito’ inescrupuloso dice que el niño está alienado, tiene SAP (Síndrome de Alienación Parental) todo lo que el niño diga no será considerado. El SAP es ideología pura, no tiene ningún sustento ni respaldo científico, lo mismo que las falsas memorias. Son inventos para sacar impunes a violentos“, fustiga la experta. “Pero al Presidente no le importa, no escucha, da la espalda a uno de los problemas más graves que padecen las mujeres y las infancias en este país. Votar esas modificaciones es aliarse con los violentos. Veremos quienes levantan la mano“.

Texto completo

No, no se trata de falsas denuncias, se trata de las verdaderas, porque a pesar de la falta de presupuesto y los obstáculos que enfrentan las víctimas, a partir de la Ley 17514 y la ley 19580 se ha logrado poner algún freno a los abusadores y violentos.

Se ha logrado frenar a abogados defensores de acusados, no permitiendo la utilización de argumentos técnicos para disminuir la credibilidad del testimonio de los niños, niñas y adolescentes.

Se ha logrado poner un freno a quienes pretendían negar una agresión sexual en base a la falta de resistencia o al silencio de las víctimas y a quienes usaban la historia sexual de la víctima para demostrar que la violación no había existido.

Se ha logrado proteger a los niños, niñas y adolescentes, escuchando sus relatos del horror, sin desacreditarlos, alejándolos de quienes los maltratan o abusan sexualmente. Alejándolos de padres que sometían a sus madres a crueldades inimaginables.

Se ha logrado frenar a aquellos que entraban a los juzgados ganando cinco a cero. Hoy ya no es tan fácil avasallar a una víctima, vapulearla, destruirla, aunque se sigue intentando.

Los violentos y sus defensores no iban a quedarse tranquilos. Empezaron a tejer estrategias, fríamente calculadas. Primero la ley de corresponsabilidad en la crianza, ahora la modificación de la ley de violencia basada en género (19580) y luego querrán implantar el falso síndrome de alienación parental (SAP) por ley, como en Brasil, que está provocando destrozos en la vida de niños, niñas y adolescentes.

No se trata de falsas denuncias, se trata de las verdaderas. Se trata de neutralizar las leyes que protegen a las víctimas, que les garantizan derechos, antes vedados, que logran poner un freno a tanta impunidad. No van por la derogación, eso sería “darse un tiro en el pie” (electoralmente hablando). Van por modificaciones neurálgicas.

La mejor forma de neutralizar esta Ley es:

No dando los recursos necesarios para su implementación, dejando que se venga abajo el sistema de protección. Ni hablemos de prevención, otro capítulo.

Implantando falsos relatos, de cantidades de denuncias falsas, que nadie sabe cuántas son y cuales son realmente falsas. Porque hay muchos violentos, diciendo que han sido falsamente denunciados, queriendo hacerse pasar como víctimas del sistema, para quedar impunes. Y sus familias – en general – los apoyan, porque creen en ellos, obvio.

Modificando la Ley19580 en puntos centrales

No, no se trata de denuncias falsas, se trata de las verdaderas. Se trata de bajar los estándares de protección a las víctimas, de obstaculizar su acceso a la reparación, de amedrentarlas con denuncias penales si no prueban sus dichos. Y ese mensaje va también para los técnicos que informan, que acompañan denuncias, que se involucran en la protección de las víctimas. Técnicos de los equipos territoriales de salud, educación, servicios de protección a la infancia, servicios sociales, entre otros.

Juicios penales y civiles.

Se pretende horadar todo el sistema de protección. Se llama backlash y no es la primera vez que sucede en Uruguay, tengamos memoria.

Y para los niños, niñas y adolescentes, también hay mensajes en este proyecto de modificación del Presidente. Si se vota este proyecto de Ley, la defensa podrá utilizar medios técnicos para desacreditar el testimonio de los niños.

Qué bajeza, qué abuso de poder. Si un “perito” inescrupuloso dice que el niño está alienado, tiene SAP (síndrome de alienación parental) todo lo que el niño diga no será considerado. El SAP es ideología pura, no tiene ningún sustento ni respaldo científico, lo mismo que las falsas memorias. Son inventos para sacar impunes a violentos.

Pero al Presidente no le importa, no escucha, da la espalda a uno de los problemas más graves que padecen las mujeres y las infancias en este país.

Votar esas modificaciones es aliarse con los violentos. Veremos quienes levantan la mano.

Foto

Movilización feminista «Ni una menos». Foto: Santiago Mazzarovich/ad-hoc.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas