Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Camilo por siempre

0
182

Hoy 1º de febrero, se cumplen dos años del fallecimiento de nuestro compañero Camilo Whul, fotógrafo, revolucionario, comunista, entrañable persona y compañero.

Camilo falleció el 1º de febrero de 2019, con 87 años. La vida quiso que falleciera el mismo día en que se cumple el aniversario de la salida del primer número de EL POPULAR en 1957. El amor profundo que Camilo le tenía a EL POPULAR quizás se expresó en que quedará unido a él también por esa coincidencia de fechas. Aunque no era necesario, el amor y el compromiso con que Camilo militó en EL POPULAR no necesita de otra cosa que esa.

Camilo nació en Austria, en 1931, tuvo que emigrar con su familia escapando del hambre y de la guerra. Anduvo por varios países del mundo, en especial de América Latina. Trabajo para agencias internacionales de noticias, como fotógrafo y como camarógrafo. En 1954 cubrió la invasión yanqui y el golpe de Estado contra el gobierno de Jacobo Arbenz en Guatemala. Fue detenido por los golpistas y estuvo preso en un campo de concentración en Petén. Logró huir a México y allí se afilió al Partido Comunista. Desde entonces, hace 65 años, militó ininterrumpidamente, cámara en mano, por las causas populares y por la revolución. Durante la dictadura documentó las expresiones de la resistencia clandestina, corriendo un riesgo enorme, para que se conocieran y se difundieran.

Trabajó en Carta Popular y en el semanario EL POPULAR, en su tercera época, desde el primer número. Organizaciones sociales, estudiantiles y políticas han utilizado sus fotos para publicaciones y para diferentes materiales. Camilo siempre decía: “Las fotos son del pueblo, porque hablan de él”.
Camilo se definía a si mismo como “un revolucionario que saca fotos”. Era un apasionado de todas las manifestaciones del quehacer humano. Ernesto Che Guevara nos decía que “la revolución es un acto de amor” y la vida de Camilo fue una expresión concreta de eso. Camilo dio mucho amor y por eso también lo recibió. Camilo amaba a su compañera, a sus hijas e hijos y a sus nietos, profundamente.

Y también mostraba amor por la humanidad y amor por el ser humano concreto que tenía enfrente, el que más vale. Camilo siempre dio todo sin pedir nada a cambio. Salvo un lugar para luchar.

Camilo se emocionaba fotografiando el teatro, el baile, los conciertos de música. Pero especialmente vibraba y se transformaba cuando cubría las marchas obreras, las huelgas, los actos políticos. La lucha era su elemento natural.

Lo tenemos presente cada día, es imposible sacar EL POPULAR, sin sentir que está aquí, revisando los títulos, corrigiendo las notas, comentándolas y además repartiéndolo y difundiéndolo.
Lo extrañamos y lo extrañaremos siempre.

El año pasado, las y los compañeros del Seccional 20 del PCU le realizaron un homenaje y le pusieron su nombre a una agrupación de La Teja. Participaron varias de sus hijas y compañeros de la dirección del PCU y de EL POPULAR.

Compartimos con ustedes la nota realizada sobre dicho evento para homenajear a Camilo:

VIDEOS: Homenaje a Camilo Wuhl: https://elpopular.uy/videos-homenaje-a-camilo-wuhl/

 

Comentarios cerrados.