Comunidad médica y colectivos feministas rechazan declaraciones de Lacalle Pou sobre agenda “provida”

La referente feminista Soledad González cree que se buscarán mecanismos para impedir la interrupción del embarazo, en tanto la Asamblea Permanente de Mujeres Lesbianas y Trans realizará una acción de repudio frente al medio de prensa donde trabaja quien hizo la pregunta al presidente Lacalle Pou sobre el aborto desde Paysandú.
0
234

La polémica se generó luego que un integrante de Radio Felicidad de Paysandú, le preguntara al presidente Lacalle Poy ayer en la conferencia de prensa con los medios del interior, sobre la Ley de interrupción voluntaria del embarazo, a lo cual el mandatario respondió que el gobierno tiene  “una agenda provida, hay una ley que acompaña a la madre que no desea serlo”.

Desde la comunidad médica y científica son claros: estar contra el aborto no es ser “provida”, “provida somos nosotros”, aseguró Leonel Briozzo, jefe de la maternidad del Centro Hospitalario Pereira Rossell.
Soledad González de Cotidiano Mujer consultada por el portal de EL POPULAR, afirmó que “agenda provida” significa obstaculizar el acceso al aborto de las mujeres, que se puede hacer por mediante la ley Nº 18.987 de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

González especificó que esto es posible por ejemplo introduciendo mecanismos administrativos que retrasen o entorpezcan los tiempos “en una ley que ya es de difícil aplicación por todos los requerimientos que contiene”, subrayó.

Planteó que se puede lograr que la mujer no aborte legalmente mediante el retraso de las “semanas de plazo por las cuales la ley la habilita a abortar”. En Uruguay se puede interrumpir el embarazo hasta las doce semanas de gestación. La militante feminista explicó que por ejemplo “puede empezar con ocho semanas el procedimiento y culminar a la semana catorce o quince, cuando ya de hecho no puede abortar, esa es una manera de poner barreras”, indicó, “la otra es hacer un procedimiento de presión psicológica a las mujeres para que no aborten, lo cual sin dudas sería muy grave”, sentenció.

“Si bien las mujeres hemos avanzado en derechos, la hegemonía sigue siendo la misma: absolutamente patriarcal, de hecho la Ley Nº 18.987 no reconoce el derecho de la mujer, sino que por un procedimiento administrativo evita que vaya a la cárcel, ni siquiera es una despenalización realmente, porque del código penal, el aborto no salió”, indicó González. “Las organizaciones nos paramos para defender este derecho que fue conquistado después de muchísimos años de pelea”, concluyó.

Por otra parte, en Paysandú se realizará una concentración de repudio mañana 6 de mayo organizada por la Asamblea Permanente de Mujeres, Lesbianas y Trans, frente a la Radio Felicidad, dónde trabaja el periodista que realizó la pregunta “de cristiano a cristiano” sobre el aborto en la conferencia de prensa sobre COVID19.

¿Quién es provida?

“La “defensa de la vida”, nosotros los que estamos a favor de los derechos sexuales y reproductivos, no le damos la derecha nadie, pudimos demostrar con lo que decimos, hacemos y con los resultados que se ha contribuído muy fuertemente a disminuir la mortalidad de la mujeres, la mortalidad infantil y también el número de abortos”, expresó el jefe de la maternidad del Centro Hospitalario Pereira Rossell, quien se desempeña además como ginecólogo, obstetra y como profesor efectivo en Universidad de la República.

En diálogo con EL POPULAR el ex subsecretario del Ministerio de Salud señaló que es “un error pensar que si se quiere disminuir el número de abortos hay que penalizarlo”, además de ser un error conceptual significa para el especialista una “enorme falta de conocimiento”, la cual puede ser atribuida a una doctrina religiosa fundamentalista, no reflexiva.

“Si vemos cuáles son las evidencias disponibles, se saca rápidamente la conclusión que allí donde se despenaliza el aborto y se acompaña con políticas de educación sexual y de anticoncepción, disminuye el número de abortos, así como la mortalidad materna por aborto y la mortalidad infantil”, explicó Briozzo.

“Defendemos esta ley, porque somos provida y pro derechos, se puede decir que se tiene una opinión religiosa, dogmática, pero provida somos nosotros”, sentenció el ginecólogo. Por último dijo que espera que “no impacte de ninguna manera” la agenda “pro vida del gobierno” ya que los servicios de salud sexual y reproductiva son esenciales durante, antes y después de la pandemia “espero que nadie tenga la irresponsabilidad de limitar estos servicios, porque eso llevaría a un aumento de la mortalidad materna e infantil, y no creo que ningún político se quiera hacer cargo de ese disparate, luego de que se dejó al país con la menor tasa de mortalidad infantil de la historia en toda América Latina, el Caribe y América del Norte, solo nos supera Canadá, siendo nosotros un modelo en el mundo”, afirmó.

Por otra parte la Sociedad Uruguaya de Salud Sexual y Reproductiva emitió un comunicado que reafirma su compromiso con los derechos consagrados en la ley Nº 18.987, en el entendido que el estado debe garantizar “la procreación consciente y responsable”, además “reconoce el valor social de la maternidad y la tutela de la vida”, así como promueve “el ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos de toda la población”. En ese sentido subraya que para atender “el abordaje integral” de las mujeres en situación de embarazo no intencional o no deseado y para disminuir los abortos “se requiere además de educación y anticoncepción universal, el acceso seguro a la interrupción del embarazo”. Por último la declaración firmada por su presidenta Fernanda Gómez, señala que es una falsa contradicción tener una “agenda provida” y la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Si querés leer más sobre este tema sigue los siguientes link:

https://elpopular.uy/senadores-del-fa-manifestaron-su-rechazo-a-la-agenda-pro-vida-de-lacalle-pou/

Foto 1: Pereira Rossell

Foto principal: Serpadres