Debate entre Oscar Andrade y Manini Rios: capítulo Educación

El tercer bloque del debate por la LUC entre los senadores Oscar Andrade y Guido Manini Ríos se concentró en el capítulo de la LUC dedicado a Educación, que también fuera propuesto por Manini Rios y que representa uno de los capítulos más extensos de la normativa sometida a referéndum.

Luego de un relato trillado, maniqueo y por momentos falso sobre la educación en el país, realizado por el líder de Cabildo Abierto, el senador Oscar Andrade señaló en sus primeros cuatro minutos de su intervención que la tasa de egreso de egreso ha sido el caballito de batalla del relato sobre la educación, en ese sentido recordó que las mejoras observadas en las tasas de egreso se ubican en los períodos de los gobiernos del FA.

Sin embargo, dijo, lo que se discute hoy es la participación de todos los actores involucrados, tal y como señalaba el senador Manini hace unos años.

La eliminación de la representación docente, añadió, fue sostenida en el parlamento y está en actas que el objetivo es eliminar la autonomía, la participación y la libertad.

Los cambios que se integran habilitan discrecionalidades varias recalcó, al tiempo que remarcaba los recortes en la representación de la ANEP.

Desde la votación de la ley no ha habido una sola reunión de la nueva institucionalidad, no se hacen los cambios sin la participación de la comunidad educativa, la LUC sustituye 10 años de trabajo en el armado de la institucionalidad de la educación del país.

«La institucionalidad nueva de la Educación, que era urgente, que se aprobó en la LUC, no se reunió nunca desde que se aprobó la LUC».

Andrade agregó que se suprime en el texto normativo, el tiempo pedagógico y la actividad curricular, del mismo modo que hay una importante rebaja del presupuesto educativo, la investigación y las becas para que los uruguayos/as accedan al estudio.

Finalmente, el senador frenteamplista señaló que el escollo principal para mejorar el desempeño educativo durante años fue el raquítico presupuesto destinado a la misma durante el período de gobierno de los mismos que hoy promulgan la LUC, en ese sentido fue enfático al señalar que el camino para mejorar la educación no pasa por ningunas de las propuestas de la LUC.

«El escollo principal que tuvimos para encontrar soluciones a los problemas educativos, durante décadas, fue el presupuesto raquítico».

«Durante décadas se decía tenes más hambre que maestro de escuela. No entiendo la estigmatización a los sindicatos», enfatizó Andrade, quien además recalcó que el actual gobierno «recortó 60 millones de dólares de presupuesto para la educacion, lo que trajo rebaja salarial y recorte de becas».

Para el senador frenteamplista, «no se puede hacer una reforma educativa contra la comunidad educativa, y si se necesitaba alguna prueba, alcanza con ver los resultados de las elecciones docentes para el Codicen (…) no habrá cambio positivo en la educación eliminando la participación de los maestros en el Consejo de Primaria después de 100 años, como hace la LUC.

Compartí este artículo
Temas