Declaración del Comité Central del PCU: ¡Al heroico pueblo uruguayo, Salú!

0
15

Montevideo 18 de julio de 2021

En medio de la crisis sanitaria, económica y social que impacta a nuestro pueblo, del ajuste neoliberal aplicado por el gobierno de la coalición de derecha, que ha generado hambre, aumento de la pobreza, caída del salario, desocupación y mayor concentración de la riqueza y del poder, nuestro pueblo ha construido una hazaña democrática.

Son horas de alegría y de emoción, por el objetivo alcanzado y por el esfuerzo militante para lograrlo. Una vez más, debemos aprender la lección de nuestro pueblo, jamás lo den por vencido, desde Artigas para acá, la historia está llena de hazañas de este tipo.

Luego del esfuerzo militante de miles, en todo el país y durante 6 meses, superamos ampliamente el 25% de firmas requeridas, llegando casi a las 800 mil, y habrá referéndum contra 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración.

Nunca se habían juntado tantas firmas, es un logro de enorme significación.

Hoy, 18 de julio, se cumplen 191 años de la jura de la primera constitución del Uruguay independiente. Hay múltiples maneras de conmemorar esta fecha, nosotros creemos que la mejor es reivindicando el protagonismo y la participación popular en la construcción de la pública felicidad. Recordando, de verdad, el legado de Artigas, lo de que la autoridad y la soberanía radican en el pueblo y se expresan a plenitud en su presencia soberana. Las firmas alcanzadas son una formidable expresión democrática de nuestro pueblo, ejerciendo su soberanía, utilizando los mecanismos constitucionales para expresarla.

Lo que la derecha y las clases dominantes en su soberbia no querían, nuestro pueblo lo conquistó con su organización y su capacidad de militancia. Será el pueblo quien defina sobre los temas relevantes y centrales a los que afecta la LUC.

La unidad, la acción colectiva organizada y la convicción del movimiento popular, una vez más, fortalecen la democracia. Habrá debate y decisión democrática, lo que no quería el poder, lo conquistamos entre todas y todos.

Esto ha sido posible por el amplio nivel de unidad, política y social, alcanzado, no sin esfuerzo, que permitió que decenas de organizaciones sociales y políticas se nuclearan en torno a la Comisión Nacional Pro-Referéndum. Estas firmas reflejan el sentimiento democrático de nuestro pueblo.

Es necesario un balance a profundidad y desplegar la segunda etapa de esta enorme hazaña democrática, pero hoy, con la emoción y el orgullo de haber alcanzado el objetivo, queremos, muy especialmente, reconocer el enorme esfuerzo de miles de hombres y mujeres, de jóvenes y veteranos, que a lo largo de estos meses sostuvieron las mesas, hicieron barriadas, fueron a las ferias, escucharon, fundamentaron, convencieron y juntaron las firmas.

Sin ese esfuerzo conmovedor de la militancia sindical, de las y los cooperativistas de vivienda, de las feministas, de los estudiantes, de la militancia barrial y la frenteamplista, muy especialmente de sus Comité de Base, nada habría sido posible.

Este esfuerzo se hizo en medio de la pandemia, con su carga de angustia y las enormes limitaciones que imponía e impone. También enfrentando la soberbia de un gobierno que usó un procedimiento para aprobar la LUC que buscó imponer su voluntad rehuyendo el debate democrático. Un gobierno que, con todo el poder que concentra, incluso utilizó la pandemia para tratar de impedir el pronunciamiento popular, negó la cadena de radio y televisión y la postergación de la fecha de entrega de firmas a pesar de la grave situación sanitaria, social y económica.

Todo eso superó la convicción democrática y la militancia organizada del movimiento popular. ¡Ahora merecemos festejar, y las y los militantes merecemos un gran abrazo!

Lo dijimos y lo reafirmamos: la LUC no es toda la restauración conservadora; el ajuste contra nuestro pueblo continúa con la Rendición de Cuentas; las pautas salariales de rebaja; los intentos regresivos de reforma de la seguridad social y el proyecto de ley de Medios. La lucha es contra toda la restauración conservadora y requiere unidad, amplitud y lucha. Pero es imprescindible destacar la enorme trascendencia de haber logrado 800 mil firmas lo que tiene un impacto general en la situación política.

Ahora se abre una nueva etapa, las y los comunistas con el profundo orgullo de haber estado junto a miles de compañeras y compañeros, en la primera fila del esfuerzo militante en esta gigantesca hazaña popular, expresamos nuestro compromiso para – desde ya – profundizar el trabajo organizado a efectos de generar un debate aún más amplio, ganar el referéndum y, con unidad, lucha y perspectiva, construir la acumulación de fuerzas populares que nos permita enfrentar la restauración conservadora, sus consecuencias de pobreza, desigualdad, deterioro de los derechos y abrir espacios de avance democrático.

Viva la unidad del pueblo, viva la democracia. A todas y todos los militantes populares un abrazo emocionado.

Comité Central del PCU