Denuncia comunicado del Partido Comunista de Israel crímenes del gobierno fascista de la derecha sionista

El Partido Comunista de Israel ( MKI) y el Frente Democrático por la Paz y la Igualdad (Hadash) dieron a conocer una declaración conjunta sobre la actual situación en el país y los territorios ocupados por los sionistas.

De acuerdo al documento “los crímenes del gobierno fascista de derecha” en Israel, “conducen a una guerra regional que debe ser detenida”.

La organización señala que es “plena responsabilidad” del gobierno fascista de derecha, “por la aguda y peligrosa escalada que ha incurrido en las últimas horas”.

Ello se produce, añaden, «al final de una semana turbulenta donde los colonos arrasaron a través de sus territorios ocupados patrocinados por el gobierno, destruyeron la Mezquita de Alexa y llevaron a cabo otro pogromo en Huara”.

La actual escalada, se afirma, ha sido alimentada el mismo gobierno de derecha y los acontecimientos que se desarrollan “muestran lo peligroso que es el gobierno de Netanyahu y los Hill Boys” quienes “enfatizan una vez más que no hay manera de manejar la disputa”.

En ese sentido ratifican que “hay una y única solución” y esta es “socavar el fin de la ocupación y reconocer las demandas y los derechos legítimos del pueblo palestino”.

“El fin de la ocupación y el establecimiento de la paz justa son un interés claro y común de las dos naciones en este país” se afirma en el comunicado que expresa “su profunda preocupación por la explotación de los recientes acontecimientos por parte del gobierno de Netanyahu para llevar a cabo un ataque vengativo en la Franja de Gaza”.

En consonancia con ella lanzaron un pedido “a la comunidad internacional y a los estados regionales” para “que intervengan inmediatamente con el fin de silenciar los tambores de guerra e iniciar movimientos que llevará al avance de una solución política”.

Para MKI y Hadash las “actividades de venganza contra ciudadanos árabes en Israel, y especialmente los residentes de las ciudades involucradas y los pueblos desconocidos en el Negev” deben cesar ya que se trata de poblaciones “que ya han pagado un alto precio debido al abandono de sus vidas por el estado y la falta de infraestructura en los asentamientos”.

“Es el deber de las fuerzas cuerdas en Israel, tanto árabes como judíos”, finaliza enfatizando el comunicado, “levantar una voz clara contra cualquier intento de incitar contra poblaciones enteras o tomar la ley en sus manos, y promover la actividad conjunta, que marca la aspiración de una vida sin ocupación, discriminación y supremacía, una vida de paz, igualdad y democracia genuina para todos”.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas