Denuncian represión policial a militantes del FA en Paysandú el día de las elecciones

0
91

Un militante que estaba presente en el lugar contó a EL POPULAR que se encontraban, luego de finalizada la jornada electoral, frente al local del Frente Amplio en Ciudad de Paysandú, “quedamos un grupo de jóvenes de la Unión de la Juventud Comunista más dos o tres personas más, todos estábamos con banderas del FA, a una cuadra y media de distancia en Plaza Artigas donde estaban realizándose los festejos por el cumpleaños de Peñarol, estaba cantando y tirando cohetes pero tranquilos”, contó el militante, del que preferimos no dar nombre.

“Empezaron a llegar motos de la Policía, al principio estuvieron parados, en los festejos habían mujeres con niños, familias enteras, luego llegaron camionetas con caja y patrulleros, empezaron a bajarse con escopetas y a tirar tiros para todos lados”, dijo. Contó que a raíz de la violencia se dispersaron las personas involucradas con los festejos, “quedamos sorprendidos porque había familias con niños y ellos seguían tirando, venía gente con los gurises corriendo en brazos, después se bajaron los policías de las motos y empezaron a pegarle con palos a la gente que encontraban”, relató el militante.

Pasado eso, se dieron cuenta de que dos compañeros “habían ido a comprar bebidas al almacén de mitad de cuadra”, según explicó volvieron golpeados por palos por la policía con palos, “los policías seguían martillando las escopetas y buscando gente, nos tuvimos que replegar dentro del local del FA para que no nos pegaran, y al rato dos compañeras salieron a buscar a los y las compañeras que faltaban que eran de la UJC que por suerte estaban bien en sus casas”, indicó.

A unas cuadras estaban los realizando los festejos integrantes del Partido Nacional, que evidentemente no sufrieron ninguna represalia. Los militantes presentes en los sucesos no se explican qué motivó la represión. Aseguran además que si bien la represión no es atípica, no están acostumbrados a que repriman con balas de goma.

“Estábamos bastante asustados, por la sorpresa frente a la situación”, reconoció el joven.