Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

“Donde late el corazón del Frente Amplio”

Juan Castillo destacó la importancia de los Comité de Base en la historia y en el presente.
0
142

Por Gabriel Mazzarovich 

En diálogo con EL POPULAR, Juan Castillo, secretario general del Partido Comunista del Uruguay, destacó la importancia del Día de los Comité de Base, narró como vivió la jornada frenteamplista recorriendo varios barrios de Montevideo y resaltó la importancia de organizar la lucha hacia las elecciones departamentales y municipales del 27 de setiembre.

-¿Qué implica y cómo viviste este 25 de Agosto?

Además de fecha patria en homenaje a la Declaratoria de la Independencia, es el día de fiesta de la unidad frenteamplista. Los Comité de Base y sus asambleas son parte de la identidad del Frente Amplio, son una construcción política del pueblo uruguayo, cambiaron la política para siempre, y también son los lugares donde la unidad se hace realidad, donde militamos juntos y juntas todos los frenteamplistas. El Frente Amplio es mucho más que el acuerdo político de partidos y sectores, que es muy importante, es la unidad en la vida real de miles y miles, y eso se hace posible en los Comité de Base. Y además es el lugar donde el Frente Amplio construye unidad con todo el pueblo, son sus organizaciones, con sus luchas, que siempre fue y será por abajo, en cada barrio, en la calle.
Este 25 de agosto además, fue una gran expresión de pueblo que organizar la lucha hacia el 27 de setiembre, para pelear cada voto, y también para reivindicar la acción política permanente de los frenteamplistas. Nosotros siempre valoramos los Comité de Base, militamos en ellos con mucha convicción, pero en estos tiempos han mostrado su vigencia y su potencial sin sombra de duda. Los Comité de Base fueron un elemento clave en la campaña voto a voto que casi da vuelta la pisada en noviembre, y también han sido el escenario principal de la construcción solidaria de los frenteamplistas para estar al lado de nuestro pueblo en la pandemia, apoyando las ollas populares, y también apoyando todas las movilizaciones populares de estos meses.
Lo viví con mucho entusiasmo y mucha alegría militante en los lugares donde me tocó participar. Todos no se pueden medir con la misma vara porque no son las mismas situaciones. En algunos la cantidad de militantes era menos que la expectativa que se tenía, eso hay que reconocerlo, no somos de andar escondiendo las cosas. En otros comités la concurrencia fue ampliamente numerosa y esto responde a qué sin lugar a dudas es una de las primeras señales del trabajo que realizan los compañeros del en el barrio en el que están insertos. Para nosotros es muy importante, como señal política, la necesidad de que tomemos nuestra fecha, los principales hitos como es para el Frente Amplio el Día del Comité de Base, a los efectos de poder darle más contenido y generar debate. Hay que enriquecer lo que es la discusión política de nuestro Frente Amplio. Lo viví intensamente de forma muy importante.

– ¿Qué importancia tiene el Comité de Base en la historia y en el presente del Frente Amplio?

Los Comités de Base son muy importantes, son el principal instrumento donde acercamos la política, la elaboración política, la práctica política y los planes políticos directamente al quehacer del barrio, con la gente, con los vecinos. Es donde se comulga la participación real de la coalición política, junto con los sectores de base. Es el lugar donde late el corazón del Frente Amplio. Es desde allí, no desde otro lugar. Es el lugar donde debemos priorizar la atención política. Tal vez uno de los elementos centrales que haya que colocar, a la hora de los debates y las discusiones de cara a este proceso, de balance de la campaña electoral, porque tal como lo dijo el general Líber Seregni, nuestra fuerza política es un partido político distinto, no era igual a los partidos tradicionales. No son bastiones, ni “amigos de”, que abren treinta o sesenta días antes de las elecciones, se trata de un lugar donde vamos a debatir, a discutir, a fortalecer la unidad, a construir fuerza política y a entender lo que es la amplitud a la hora de tener que defenderla.

-El 25 de Agosto se habla de historia, pero también de los desafíos políticos del presente, este año, muy particular: ¿Cuáles fueron los temas centrales que estuvieron planteados en los Comité de Base?

En los lugares donde estuve presente se habló de la cercanía con las elecciones departamentales, todo el trabajo relacionado al 27 de setiembre, donde para nosotros, ya lo hemos dicho desde EL POPULAR, estos 30 días son fundamentales. Porque no se trata solo de tener el mejor candidato o la mejor candidata, no es solo tener una lista representativa, con los integrantes, con los compañeros en el lugar que van, sino que lo más importante es que los vecinos tengan la lista, vayan y participen eligiendo en las dos instancias de gobierno: el gobierno departamental y los gobiernos municipales. Para nosotros es uno de los temas centrales que vimos en los Comités de Base.
No se pueden ver al margen de esa lucha general contra toda la restauración conservadora, contra el ajuste neoliberal, son parte de ella. Primero porque cierran el ciclo electoral que se abrió con las internas de junio del año pasado y aún no terminó. Para el PCU y para el FA estas elecciones son parte de la respuesta del pueblo a la ofensiva de la derecha, del poder. Hay que luchar por defender y mantener los gobiernos departamentales y municipales que tiene la izquierda, que tiene el FA, e incluso pelear por más, donde sea posible. Hemos visto que efectivamente existen posibilidades reales de ganar otros gobiernos y, en buena medida, depende de nosotros mismos llegar a todas y todos los vecinos.
Y hay que lograr una buena votación del FA en general, que, aunque no tiene consecuencias institucionales directas, es una expresión política muy importante para sumar y contribuir al estado de ánimo de la militancia, factor fundamental.
Defendamos los gobiernos departamentales del FA, los municipios, pero también la cantidad de ediles en las Juntas Departamentales y de concejales en los Municipios.
Defendamos cada voto del FA, y, además, coloquemos con fuerza que votar al FA es votar contra la LUC, contra la rebaja salarial, contra el aumento de tarifas, contra el ataque a la educación pública, contra los recortes presupuestales, contra el ajuste neoliberal. No estamos de acuerdo en que son cosas aparte. Al contrario, hay que dar debate político e ideológico en esta campaña.
Por eso cada departamento y cada municipio importa, cada barrio. En Montevideo, los comunistas, las y los compañeros de la 1001, las y los compañeros independientes y una cantidad de sectores representativos del FA, apostamos con mucho entusiasmo a la candidatura de Carolina Cosse a la Intendencia. Esto no va, no puede ni debe, ir en detrimento de ningún otro de los formidables candidatos del Frente Amplio. No es para adentro la pelea ni el debate. Es con la derecha expresada en el gobierno nacional, en estas elecciones departamentales y municipales estamos confrontando los dos proyectos de país, sin miedo a lo que digan desde el poder o los grandes medios de comunicación. Parafraseando la consigna, la Montevideo que queremos, la ganamos con unidad y mucha amplitud, pero de izquierda. Más solidaria, más participativa, con más oportunidades.
Una segunda cuestión fue la LUC. Hay mucha preocupación por los contenidos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) y sus consecuencias directas que tiene que ver con la pérdida de derechos, con el recorte de garantías y de libertades que para nuestro pueblo son tan importantes. Así como también se habló de la cercanía de la discusión presupuestal y la negociación salarial, temas sobre los cuales nos pidieron opinión y que se enroscaba mucho en el debate de ellos mismos tenían.

Comentarios cerrados.