Educación: disputa y perspectiva

Durante 2024, en medio de la campaña electoral, el tema de la educación pareciera haber salido de la agenda mediática, sin embargo, varios elementos perjudiciales de la llamada “transformación educativa” que se habían denunciado desde FENAPES han decantado. 

La violencia en los centros educativos, el sumario del Director del IAVA, las pésimas condiciones edilicias, los problemas en concursos, problemas en el reconocimiento universitario de las carreras por parte del MEC y una batalla ideológica en el que la educación juega un rol de relevancia son algunos de los elementos que componen el escenario. 

Emiliano Manacen, dirigente de FENAPES, entrevistado por EL POPULAR en Radio, analizó la coyuntura de la educación, las luchas y la perspectiva en el marco de un año electoral. 

Violencia y desigualdad

El día anterior a la entrevista al dirigente de FENAPES, los y las estudiantes del liceo “Zorrilla” habían ocupado el centro de estudio reclamando, entre otros puntos, el freno de la reforma educativa por entender que esta debe hacerse con la participación de docentes y estudiantes, el cese de la persecución gremial y sindical, contra el recorte presupuestal y la situación de deterioro edilicia. Ante esta movilización, el Ministerio del Interior desplegó un desproporcionado operativo policial y dio la orden de desalojar. Los y las estudiantes abandonaron el centro sin que se produjeran incidentes. 

“Nuevamente la respuesta de este gobierno ante la movilización estudiantil por una plataforma más que legítima es llevar adelante un despliegue cuasi militar en la puerta del liceo para desalojar a los estudiantes. De diálogo y de concreción de algunas situaciones edilicias que ellos reclaman, nada”, señaló Mandacen al respecto. 

Estos mismos reclamos se reproducen en todo el país. Mandacen señaló que en recientes visitas a liceos de Maldonado (Piriápolis y Pan de Azúcar) se observó que los centros “se caen a pedazos”. El dirigente explicó que el ajuste presupuestal tiene una variable en la masa salarial pero también en la infraestructura. En este sentido manifestó que el próximo año, en el marco de la discusión presupuestal será necesario un debate presupuestal y gestionar muy bien los recursos “pero lógicamente va haber que ir a un plan que rescate gran parte de la infraestructura de la ANEP que está, en muchos lugares, muy comprometida”, señaló.  

Otro emergente que señaló son las situaciones de convivencia y violencia en los entornos liceales. “Estamos ante un modelo de desigualdad que genera cada vez más violencia y hay que buscar respuestas que no sea la militarización constante ni tan solo la represión sino que tengan una perspectiva mucho más amplia que implique empezar a desarraigar espacios de desigualdad que se viven en nuestra sociedad y que afectan directamente y en forma mucho más dura a niñas niños y adolescentes”. 

“Transformación educativa”

“La “transformación educativa”, a través de la primacía de un marco de competencias en detrimento de los contenidos, establece una educación que está básicamente volcada a los designios del mercado.  La jerarquía de la educación ha sido muy hábil, así como lo ha sido la derecha, secuestrado términos y conceptos al campo popular. Ellos hablan de «mundo del trabajo» ahora, pero no quieren desarrollar el mundo del trabajo, lo que quieren desarrollar es una educación que circunscribe el acceso democrático del conocimiento a una élite y que los grandes sectores populares estén sometidos a un pequeño barniz, sometidos netamente a las reglas del mercado con una lógica de empleo cada vez más vulnerables, con menor calificación y con menor comprensión de la realidad”, explicó. 

Y agregó: “que alguien me fundamente por qué los adolescentes de todo el país, niños y niñas, no tienen que acceder a literatura, filosofía, historia; a la integridad del conocimiento”. 

“Una educación que no sea integral implica una persona que no va a tener capacidad de ser protagonista, ni individual ni colectivamente, de ningún proceso  histórico y ningún proceso histórico de cambio. Es un proyecto profundamente ideológico y político que se instala en el marco de una batalla cultural, de eso no hay la menor duda”, afirmó. 

Mandacen reclamó la necesidad de un debate profundo. Considera que el gobierno no fracasó sino que por el contrario “aplicó su proyecto de clase a rajatabla, sin titubear y sin chistar, sin importarle los costos que tenga que pagar o los grados de desigualdad que tenga que generar”. 

“Hay que salir de ese paradigma que parece más una exhibición de vedetismos y hay que ir a un debate profundo de propuestas”, reclamó. 

Luego de explicar que el marco de “competencias” de la “transformación educativa” promueve que el estudiante trabaje sobre mecanismos de problemas y escenarios predeterminados que no le permiten elaborar procesos por sí mismo, resaltó que otra característica de la “transformación” se relaciona con el paradigma de la “centralidad en el estudiante” y de la educación como un proceso “individual”. 

Mandacen manifestó que “el conocimiento es construcción colectiva, no es individual”.

Programas y modelos

“Lo primero que se puede afirmar leyendo los programas es que el programa del Frente Amplio (FA), sus bases programáticas, son antagónicas a las bases programáticas de los demás partidos, ese es un primer elemento”, afirmó. 

Sobre el programa del FA señaló tres elementos que caracterizó como “cruciales”: “una perspectiva clara de un presupuesto 6+1 como piso y no «tender a» sino llegar en el quinquenio, lo cual no es menor; establece el concepto de autonomía y cogobierno, que después habrá que discutir en profundidad cómo se plasma pero lo que te implica es derrumbar la LUC y el tema del Congreso Nacional de Educación políticamente vinculante”. 

Por el contrario, al leer el programa del posible ganador de la interna del Partido Nacional, Álvaro Delgado, “te plantea profundizar la LUC e ir a una nueva Ley de Educación que sea el desmantelamiento del Sistema Nacional de Educación Pública, que es a lo que estamos asistiendo ahora”. Por su parte, señaló el dirigente, el programa del precandidato del Partido Colorado y ex presidente del CODICEN, Robert Silva, “tiene una cantidad de ideas generales en las que habla de la excelencia en equidad que no termina de conceptualizar y no habla de presupuesto ni a gancho, ni por las tapas, ninguno de los dos. Después hay otras variables que habría que analizar, pero lo que hacen es profundizar la transformación educativa y seguir profundizando el nexo de la educación sometida al mercado”. 

Desde FENAPES, entienden que deben haber anuncios más potentes en los próximos días referidos a la educación y en el marco de las elecciones internas que culminan el 30 de junio con la elección de los/las candidatas que disputarán de cara a las elecciones nacionales. 

El aporte de la Federación, anunció Mandacen, hacia ese debate será “trabajar junto con otros sindicatos vinculadas a la internacional de la educación, invitando al PIT CNT a la CESEU, a todo el mundo, a una gran jornada continental de educación en el mes de setiembre donde vamos a intimar a todos los candidatos a asistir a una especie de debate sobre educación y que se tengan que pronunciar. Y el que no vaya quedará su silla vacía y quedará el testimonio  (de su ausencia). Va a ser una movida grande, estamos trabajando para que vengan delegaciones de muchos lugares, además, la Federación  continuará plantando una perspectiva de educación por todo el país”.  

“Volver a la reconstrucción del Sistema Nacional de Educación Pública o su desmantelamiento estructural y definitivo, es eso lo que se juega en este ciclo electoral”, concluyó.  

Foto

 Emiliano Mandacen, durante una conferencia de prensa. Foto: Pablo Vignali / adhocFOTOS.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas