EEUU supera los 84.000 fallecidos y 1.38 millones de contagios por coronavirus

Estados Unidos alcanzó ayer la cifra de 1.389.935 casos confirmados de COVID-19 y la de 84.059 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad John Hopkins.
0
410

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del jueves) es de 22 008 contagios más que hace 24 horas y de 1 813 nuevas muertes.

Los casos activos siguen por encima del millón, ya que tan solo han superado la enfermedad 243 430 personas.

El estado de Nueva York se mantiene como el gran epicentro de la pandemia en Estados Unidos con 340 661 casos confirmados y 27 477 fallecidos, solo por debajo del Reino Unido e Italia. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 20 316 personas.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey con 141 560 casos confirmados y 9 714 fallecidos, el estado de Illinois con 84 694 contagios y 3 792 decesos y Massachusetts, que ha reportado 80 497 positivos por coronavirus y 5 315 muertos.

Otros estados con un gran número de fallecidos son Michigan con 4 714, Pensilvania con 4 094 y Connecticut con 3 125.

El balance provisional de fallecidos (84 059) sigue por debajo de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100 000 y 240 000 muertes; pero ha superado ya con creces los cálculos más optimistas que hizo a posteriori el presidente Donald Trump de entre 50 000 y 60 000 fallecidos.

Desde entonces, sin embargo, Trump ha aumentado su pronóstico en varias ocasiones hasta reconocer en su cálculo más reciente que la cifra final probablemente estará entre 100.000 y 110.000.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para comienzos de agosto la crisis habrá dejado más de 147.000 muertes en Estados Unidos.

Trump está “totalmente” en desacuerdo con mantener las escuelas cerradas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, profundizó el miércoles sus diferencias con el asesor médico Anthony Fauci sobre la rapidez con que se debe implementar la flexibilización de las restricciones impuestas por el coronavirus, afirmando que está “totalmente” en desacuerdo con mantener las escuelas cerradas.

Si los estudiantes deben regresar a las escuelas y universidades o no en septiembre emerge como un punto de inflexión en la brecha abierta entre la Casa Blanca y los expertos médicos, con visiones contrapuestas sobre cómo llevar a cabo el desconfinamiento en el país.

Trump consideró “inaceptable” el último llamado de Fauci a emprender una reapertura muy cautelosa.

“Estamos abriendo nuestro país, la gente quiere que se abra, las escuelas van a estar abiertas“, dijo Trump en diálogo con reporteros en la Casa Blanca.

Fauci, un reputado experto en enfermedades infecciosas y asesor clave de Trump durante la pandemia, dijo ante el Congreso el martes que poner fin al confinamiento demasiado rápido puede traer consecuencias “realmente graves”.

“Existe un riesgo real de que se desencadene un brote que tal vez no se pueda controlar”, advirtió.

El discurso de Fauci se contrapone a los intentos de Trump de dejar atrás la emergencia sanitaria y concentrarse en reactivar la economía de la primera potencia mundial, una visión que gana impulso en momentos en que las empresas luchan por mantenerse solventes y millones de estadounidenses se registran para recibir subsidio por desempleo.

Al escenario marcado por la pandemia se suma la elección de noviembre, en la que Trump buscará la reelección con el argumento de que conducirá al país hacia la recuperación económica. Enfrente, su oponente demócrata, Joe Biden, acusa al republicano de un mal manejo de la pandemia y acusa que esa falla contribuyó a empeorar la situación de contagios y muertos por COVID-19 en el país.

Hasta ahora, Trump ha mantenido a Fauci, pero el científico está cada vez más en segundo plano, mientras el presidente presiona con su mensaje de reapertura.

“Anthony es una buena persona, una muy buena persona. No estoy de acuerdo con él”, dijo Trump en una entrevista en Fox Business Network que se emitirá el jueves.

“Tenemos que abrir nuestro país. Ahora, queremos hacerlo de forma segura, pero también queremos hacerlo lo más rápido posible. No podemos seguir así. Ya tienes un caos en las calles”, dijo.

Durante la entrevista Trump lanzó: “Estoy totalmente en desacuerdo con él sobre las escuelas”.

Fuente: Cubadebate.cu

Foto: White House.