“En 1973 el movimiento sindical estuvo a la talla”

PIT-CNT recuerda a la Huelga General, en todo el país; en Montevideo caravanas hacia Plaza Lafone.
0
222

Por Victoria Alfaro

EL POPULAR dialogó con el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, sobre el significado del 27 de Junio, aniversario de la Huelga General en respuesta al golpe de Estado en 1973. Una fecha histórica que adquiere una especial relevancia en momentos que el país está en crisis económica y con una derecha que reivindica la impunidad.

Pereira explico que el sábado, nuevamente la jornada será de carácter nacional, con actividades en todos los departamentos del país, en Montevideo se realizarán dos caravanas, una que saldrá de la Universidad de la República hacia la Plaza Lafone, mientras otra columna saldrá de la plaza Huelga General, por 8 de octubre y tendrá el mismo destino.

“No vamos a bajar de los autos, se va a trasmitir por distintas plataformas, el mensaje de la compañera Soraya Larrosa, vicepresidenta del PIT-CNT que durará unos siete u ocho minutos. La idea es no construir aglomeraciones, también hablará un representante de la FEUU”, contó.

“Vamos a dar una señal muy fuerte de la importancia que el movimiento sindical le da a la Intersocial y el papel que tiene para jugar en la sociedad uruguaya. En este momento componen la Intersocial, FUCVAM, ONAJPU, FEUU, Redes amigas de la tierra, Intersocial feminista y unas 30 organizaciones sociales que se van sumando día a día, y que pretendemos sea un cuerpo fuerte y sólido, como para construir las transformaciones que el Uruguay necesita”, explicó Pereira.

El dirigente sindical explicó que hacia el 27 de junio y “para adelante” el PIT-CNT está realizando una serie de reuniones con distintos sectores de la sociedad en las que se plantea la plataforma de la Intersocial y se escuchan las distintas opiniones. Destacó entre ellas la sostenida con el Arzobispo de Montevideo, monseñor Daniel Sturla; con el rector de la UDELAR, Rodrigo Arim; así como con pequeños y medianos productores.

Pereira dijo que el 27 de junio “es un día muy especial porque la CNT declaró una Huelga General que duró 15 días, que tal cual lo han dicho varios, conmovieron al Uruguay y al mundo. Muchas veces uno conversando con dirigentes sindicales del extranjero les llama la atención lo sucedido aquí. Luego lo que significó la resistencia obrera a lo largo de los 12 años, una enorme resistencia del país, con generaciones de militantes que fueron presos, muchos de ellos asesinados, torturados y desaparecidos. Otros que estuvieron en el exilio trabajando, construyendo la CNT”.

“En esa resistencia participaron muchos agentes de la sociedad, muchos de ellos estuvieron con un rol importante celebrando los 1º de Mayo en canchas de futbol y en parroquias de distintos lugares. Fueron 15 días que marcaron para siempre la evidencia de que existía un movimiento sindical fuerte y comprometido con la libertad en el Uruguay. Uno puede estar orgulloso del movimiento sindical al que pertenece, porque en todas esas circunstancias el movimiento sindical estuvo dispuesto a enfrentar al opresor que definitivamente no es ningún viejito bueno”, ironizó el dirigente.

“El movimiento sindical es una construcción organizativa de mucha historia, una organización que tiene más de 100 años en el Uruguay. Que además de atender las reivindicaciones y las demandas, de conmemorar una fecha tan importante, tiene que ser al mismo tiempo, lo suficientemente capaz para hacerlo con orden como lo hicimos el 4 de junio pasado”, agregó.

“Las caravanas se dirigirán naturalmente a La Teja porque es ahí en el Sindicato del Vidrio donde se votó la Huelga General en 1973. En algún momento irá parte de la dirección del PIT-CNT a entregar una placa para los vecinos de ese barrio, que permitieron recuperar el local y recuerdan cada 27 de Junio. No vamos por casualidad, sino que efectivamente en ese lugar, se decidió una medida que había sido votada en 1964, para el caso de que efectivamente hubiera un Golpe de Estado. Y así la CNT respondió con una gesta gloriosa e histórica de un movimiento sindical que estuvo a la talla”, indicó orgulloso.

En momentos que la ultraderecha hace declaraciones de índole fascista y retrógrada, es que se celebra este 27 de Junio. “No podemos ver como algunos envalentonados cuestionan a la justicia uruguaya por enjuiciar a violadores y asesinos. No encuentro justificativo, porque lo único que le puedo cuestionar a la Justicia, es que demoró 50 años en dirimir delitos de lesa humanidad. Por suerte se trata de una minoría pero si uno los deja pasar, terminan siendo héroes quienes fueron los villanos”, acotó.

“Levantan esas banderas como otras que parecían superadas, como la bandera contra el matrimonio igualitario o hablar de los femicidios como actos de “exceso de amor”. Mientras tanto se habla sobre la ideología de género, como si existieran seres perversos buscando el odio entre las mujeres y los hombres, cuando en realidad, lo que ha pasado desde hace milenios es que existe un abuso del poder brutal, y que en determinado momento, las mujeres quisieron revolucionar ese mundo, por suerte”, reflexionó el presidente del movimiento sindical.

“Estamos ante debates que parecían superados, por ejemplo, Alberto Sonsol cuando dice en un programa de humor, que se le caceroleaba al Presidente, cuando lo aclaramos mil veces que era a favor de la Intersocial, pero claro ni se le ocurre informarse. En segundo lugar, dice: si le hicieron una cacerolada al Presidente, no van a pretender que les den la cadena, como si el derecho a la cadena tuviera que ver con que si estás o no de acuerdo con el mandatario. ¿Qué concepción de Libertad de Expresión es esa?, y luego habla de tirar la cadena: si quiere la cadena que tire la cadena. Y así dicen esas barbaridades al aire, sin que tengamos derecho a debatir con esa concepción violenta y agresiva hacia una parte de la sociedad que debe ser respetada. Con el humor no me voy a pelear, pero cuando se hacen afirmaciones de este tipo, me parece que se comienzan a colocar afirmaciones como ciertas y no lo son”, señaló el presidente de la central obrera.

“El otro día escuché que la Huelga puede ser un derecho individual. No señor, la Huelga es un derecho gremial, constitucional de los sindicatos, no de una persona sola. Una persona sola no puede decidir por sí misma hacer una huelga, lo tiene que decidir un gremio. Esta disputa por la hegemonía de los relatos está presente, y algunos relatos me dan pavor. No sale de la boca del Presidente, sino de otros sectores del Parlamento que han construido relatos que son absurdos”, añadió.

Sobre las declaraciones del ministro de Defensa contra el fallo judicial que procesó a un soldado que asesinó a un prisionero por la espalda en 1972, Pereira afirmó que le preocupa la actitud del jerarca porque lo conoce. “Participé en muchas ocasiones en movilizaciones conjuntas que se hicieron en la restauración democrática. No puedo entender porque hace ese tipo de declaraciones. Su papel no es defender a esa gente, sino dirigir las Fuerzas Armadas actuales, no hacerse cargo de los pecados pasados”, añadió.

“No son temas menores, son delitos aberrantes que hieren la sensibilidad de cualquier persona. La obligación que tienen los movimientos sociales y el Gobierno es intentar construir el relato para que esas salvajadas no ocurran nunca más. Mantener la memoria viva y pujante. El 20 de mayo me conmovió mucho, me parece que fue una de las movilizaciones más grandes. Esa es la batalla cultural que el movimiento social, el movimiento sindical y de los Derechos Humanos, así como el gobierno, deben reivindicar”, agregó.

Notas relacionadas: