“Juntamos firmas para una verdadera reforma de la seguridad social”

Andrade y las razones del plebiscito por la seguridad social: “Es una respuesta a las políticas de la derecha que empeoraron el sistema de seguridad social como parte de su modelo de desigualdad”.

El senador de la 1001 y el Frente Amplio, Oscar Andrade, analizó la recientemente aprobada Rendición de Cuentas, la que enmarcó en “un modelo de desigualdad”; destacó la importancia de la elaboración programática hacia el Congreso del Frente Amplio y dijo que “el programa es un desafío, no una promesa”; definió el Plebiscito contra la reforma jubilatoria del gobierno como “una respuesta del movimiento popular a las políticas de la derecha que empeoraron el sistema de seguridad social”.

Andrade fue entrevistado en el programa Cosas que Pasan, que se emite por Radio Fénix, 1330 AM, todos los lunes de 10 a 11 y por una hora analizó los temas centrales de la actualidad política nacional.

EL POPULAR reproduce los pasajes principales de la entrevista (*)

“El programa es un desafío”

(…) “Hasta diciembre que está el Congreso del Frente Amplio, tenemos que afinar mucho la reflexión crítica, porque no es cualquier cosa la elaboración programática del FA, que nunca es solo la elaboración programática, es una reflexión profunda sobre las condiciones de vida materiales de la gente, la correlación de fuerzas a poner atrás de ese programa. Un programa es un desafío, no es una promesa, es un desafío político, una construcción. Desde nuestra forma de entender la política no es solamente la elaboración de un texto. 

Tenemos que abordar este momento, además, teniendo en cuenta, creo, que la mayoría de los militantes, salvo los compañeros que son muy jóvenes y que se hayan incorporado recién, participamos de haber conquistado el gobierno en el 2005 y también participamos de la derrota del 2019. Los dos acontecimientos nos generan un aprendizaje que estamos obligados a incorporar a la hora de pararnos en esta situación. No es la primera vez que vamos a enfrentar la posibilidad de llegar al gobierno, eso nos dejó aprendizajes, también la derrota, entonces estamos como en ese punto donde tenemos la responsabilidad de no errar. 

“Un modelo de desigualdad”

(…) La Rendición de Cuentas es un reflejo de un modelo desigual. Para ir a datos gruesos, ¿qué pasó con la economía uruguaya en el año 2022? Bueno, la economía creció, con respecto al 2021, pero también creció con respecto al 2019. Si uno lo mira en términos constantes, que es como hay que medir, 2.406 millones de dólares. El Uruguay es un país más rico en el 2022 que en el 2019. Lo que refleja la Rendición de Cuentas es quién se llevó ese crecimiento. La mirada de los salarios, ¿qué pasó con el salario real promedio del año?, que es el que hay que medir, bueno el promedio del salario real del 2022 aún es más bajo que el de 2021, ni hablar que más bajo que el de 2019. La primera foto que tenés es, el crecimiento económico no fue para los salarios. Un segundo elemento, las jubilaciones, que es el otro gran elemento de los ingresos, la inmensa mayoría de los hogares uruguayos viven del salario o de las jubilaciones. Bueno, también en las jubilaciones hubo deterioro. La economía del 2022 tres años de congelamiento del Salario Mínimo Nacional y de rebaja de la Jubilación Mínima Nacional. Esto es inédito, o sea, no solamente se interrumpió un enorme esfuerzo de los gobiernos frenteamplistas, creo que no suficientemente sintetizado políticamente, se rebajó la jubilación mínima. Los gobiernos frenteamplistas no solamente establecieron un mínimo jubilatorio, esto fue en el 2007, en 1.660 pesos, eso era una Base de Prestaciones y Contribuciones (BPC). (…) Lo que hizo el FA fue triplicar la jubilación mínima, yo se que el punto de partida era muy bajo, pero alguien dejó ese punto de partida muy bajo y lo que hizo el FA fue triplicar la jubilación mínima. Bueno, no solamente se interrumpió este proceso de mejora de la Jubilación Mínima, si no que, al cambiar la base de cálculo, porque la BPC se ajustaba por inflación, entonces en momentos de caída del salario protegía el poder de compra de la jubilación, pero eso se cambió y se la pasó a ajustar por salario, justo cuando cayó el salario, entonces el resultado que tuvimos fue de tres años de caída también de la Jubilación Mínima. Entonces tenemos caída del salario, caída de la Jubilación Mínima y después uno puede mirar en la Rendición de Cuentas en este período que pasó con las áreas claves de la economía. Por ejemplo, se podría decir cayeron el salario y la jubilación, pero en la educación hiciste un esfuerzo enorme. Pero lo que hay es un ajuste de 300 millones de dólares en la Educación Pública. En comparación con el 2019 es duro el recorte, pero es más duro en comparación con la economía, si uno dice la economía creció con respecto a 2019 y vos tenes menos inversión en Educación que en el 2019 perdiste en ambas direcciones. (…) Por ejemplo, en los gobiernos del FA tenía que haber subido más la Jubilación Mínima, pero es indiscutible que venía subiendo a un ritmo importante. Tenía que haber subido más la inversión en Educación, pero es claro que veníamos de 15 años de aumento en la inversión educativa. Ahora lo que tenes es un recorte, un retroceso, un ajuste. Lo mismo en Salud, si uno desacopla en inversión en salud los costos pandemia, esto es vacunas y demás, la inversión en ASSE retrocedió (…). Lo mismo en el recorte de Vivienda, cerca de 50 millones de dólares de recorte del presupuesto de Vivienda. 

El crecimiento económico de 2022 no fue a salarios, no fue a jubilaciones. Hubo un récord de exportaciones coincidiendo con el crecimiento de la pobreza infantil, lo que nos tendría que interpelar severamente. (…) Tenemos que rascar las pistas de a dónde fue el crecimiento económico, allí hay algunos informes en términos del crecimiento de los depósitos en Uruguay, sobre todo del crecimiento de los depósitos de cuentas mayores a 250 mil dólares, que explican más del 50% del crecimiento de los depósitos. Es más, si uno coloca las cuentas de más de 100 mil dólares ahí tenes casi el 80% del crecimiento de los depósitos. Entonces hay señales de para dónde fue el crecimiento económico: la ganancia del sistema financiero, del sector agroexportador. O sea, la economía creció y se concentró. Y esto a pesar del esfuerzo y de la lucha de los trabajadores, podía haber sido peor, sin la lucha de los sindicatos en los Consejos de Salarios seríamos todavía más desiguales. 

En el modelo de desigualdad hay dos patas, una la política económica y otra la reforma jubilatoria, que explican por qué es una política impopular. Según un trabajo del economista Fernando Isabella, solamente en el año 2021, la pérdida de la masa salarial en la economía transfirió al sector del capital más de mil millones de dólares. 

Ética y modelo de país

Esta es la conducción económica que cuestionamos, en términos éticos, pero también de proyectos de país, porque nos preguntamos: ¿cuánto se está hipotecando el desarrollo del Uruguay con la exclusión social? Estamos hipotecando el futuro cuando recortás recursos a la educación pública. Está condenando al país a mayores niveles de violencia social, porque esta es una de las causas principales de la violencia, la desigualdad. No hay país con indicadores igualitarios de distribución del ingreso que tenga niveles altos de violencia. Y no hay país con indicadores fuertes de redistribución regresiva del ingreso y la riqueza que no tenga indicadores altos de violencia. Una de las causas inherentes a la violencia en la sociedad tiene que ver con la desigualdad, como la segmentación territorial. (…)

La Rendición de Cuentas lo que te permite es ver el corazón de una política económica, después poder hilar fino y decir tiene un rezago de presupuesto al Poder Judicial, dejó en banda los reclamos en materia de recursos para ciencia y tecnología, vimos que la bandera estrella de la anterior Rendición de Cuentas que eran los 50 millones de dólares para la primera infancia en muchas áreas no se ejecutaron, tampoco hubo ejecución en Vivienda, desde el Ministerio dicen que recién en setiembre le llegaron los fondos, lo mismo pasó en ASSE. Es decir, también vimos que hubo una orientación económica que terminó decidiendo, por acción o por omisión, ajustar en los sectores que más lo necesitan.

Plebiscito: respuesta a la derecha

(…) No se puede entender la seguridad social ajena a la lucha de los trabajadores. En el siglo XIX las primeras sociedades de socorro mutuo eran formas de organización de los laburantes para intentar atender la condición social del trabajador que por su edad o por un accidente no podía trabajar más. La inmensa mayoría de las transformaciones en seguridad social nacen primero en plataformas de lucha de trabajadores y después se cristalizan en derechos. Las cajas de auxilio nacen de los Consejos de Salario, en la década del 40, y de ahí surgen las Asignaciones Familiares, el Seguro de Desempleo, la cobertura por salud. 

Si bien es más fácil entender la lucha por el salario, las formas del Sistema de Seguridad Social, en muchos casos, en particular y claramente con las jubilaciones, es una forma de salario diferido, es cuanto se me va a atender de mi vida laboral durante los últimos 15 o 20 años, una vez que ya no pueda trabajar. Por eso miramos la discusión sobre la seguridad social no como un tema técnico ajeno si no como parte de la lucha de los trabajadores por intentar participar de la riqueza social que no se podría generar sin la acción de los trabajadores. 

Hay tres indicadores que se toman como claves para atender el tema de la seguridad social: uno es la cobertura, o sea que la gente se pueda jubilar; un segundo elemento es la suficiencia, que la jubilación que cobres te de para vivir y un tercer elemento que es la sustentabilidad, esto es que vos puedas financiar la seguridad social. Estos son los tres pilares en los que se apoya un Sistema de Seguridad Social. Los tres pilares, cuando el FA llegó al gobierno, estaban desmoronándose. En cuanto a la cobertura, se habían establecido condiciones tan duras para poder acceder a la jubilación en la reforma jubilatoria de 1996 que dejaba por fuera a miles de trabajadores, el caso más claro eran los 35 años de aportes en Caja, que dejaba por fuera a una cantidad enorme de trabajadores, a la casi totalidad del trabajo doméstico, a cerca de un 80% de los trabajadores de la construcción, de los rurales, que por intercalar trabajo formal con informal y con desempleo, meter 35 años de aportes era un imposible, estamos hablando de que 7 de cada 10 trabajadores de la industria privada no se iban a poder jubilar. La cobertura estaba en un 92% pero en caída libre, hoy está en un 98%, ¿qué cambió?, que el FA hizo una reforma jubilatoria que quitó estos 35 años de condición, que estableció para las mujeres un año de aporte por cada hijo, que adelantó la jubilación por edad avanzada, que estaban en 70 años y la bajó a 65. En cuanto a la suficiencia, ya lo dijimos, no había Jubilación Mínima y había jubilaciones en Uruguay de 500 y 600 pesos, había 80 mil jubilados que estaban por debajo de dos BPC. Las jubilaciones de hambre en Uruguay campeaban. En cuanto a la sustentabilidad, en 2004, cuando el FA gana el gobierno, se presenta un informe sobre la situación del BPS señalando que para el 2005 el BPS precisaba 4 puntos del PBI de asistencia desde Rentas Generales, en el 2019 bajó a dos puntos. Esa era la situación de los tres pilares del sistema de seguridad social. Es cierto que, a futuro, como nacen menos gurises y se vive más años, aunque no se viva más años parejo, lo que va a necesitar de aportes la Seguridad Social va a ser más.

¿Qué eligió el gobierno? Para no invertir más en Seguridad Social decidió resolver este problema demorando la posibilidad de jubilación, endureciendo las condiciones para acceder a una jubilación, pagando jubilaciones más bajas y pagando prestaciones más bajas por discapacidad. Eso es el grueso de la reforma jubilatoria.

En cuanto a extender la edad jubilatoria a los 65 años, creo que hay un gran debate que todavía no hemos instalado, la gente en Uruguay no se jubila a los 60 años, en promedio se jubila a los 64 años, por la razón del artillero. Pongo un ejemplo, un trabajador que tenga un ingreso medio o medio alto, de 50 mil pesos por mes, cuando se va a jubilar le calculan el sueldo básico jubilatorio, que no son los 50 mil pesos, es el promedio de los últimos 10 años o los mejores 20, más un 5%. Es posible que llegue a 40 mil y no a los 50 mil. Cuando recién llegó a los 60 años la tasa de reemplazo es de un 45%. Entonces ese trabajador de 50 mil pesos de sueldo puede ir a una jubilación de 18 o 20 mil pesos. Entonces no se jubila, por eso el promedio es de 64 años, mete más años porque cada año que agrega mejora un 2% y un 1% adicional por cada año más aportado. Entonces ya cuando se jubile a los 65 años está bastante mejor lo que recibe de jubilación, en vez de 20 mil, capaz que 30 mil. 

Ahora, luego de la reforma jubilatoria, a los 65 años va a tener una jubilación más baja que la que tenía a los 60, porque en vez de los últimos 10 años o 20 años más un 5%, van a ser los últimos 20 años sin ningún 5% adicional. Entonces para mejorar su jubilación va a tener que pensar en jubilarse a los 70 años, si puede, todos sabemos que la situación de quedar sin trabajo después de los 50 años es una tragedia en Uruguay. Entonces esto es el que puede, pero hay muchos que no pueden, por la rama de actividad en la que están, en una planta frigorífica es muy difícil pensar que te mantenés en actividad hasta los 70 años, y otros porque te quedaste sin trabajo, no elegiste vos, un obrero de la construcción, terminó la obra tiene que salir a buscar trabajo en otra y si quedaste sin trabajo a los 60 años: ¿quién te toma? Bueno esta reforma jubilatoria del gobierno no promueve nada para el que se queda sin trabajo. (…)

Lo otro es que recorta la jubilación por edad avanzada, que es que quien no tenía 30 años de aportes, tenía menos, pero tenía entre 15 y 25 años de aportes, se podía jubilar entre los 65 y los 70. Ahora se va a poder jubilar, pero pierde casi un 20% de su jubilación.

Adicionalmente está el recorte, que es muy duro, a los trabajadores que son altas por discapacidad y eso ya rige a partir de ahora. El trabajador que hoy sufre una lesión en la columna, digo en la columna porque es la causal principal, y no pueda trabajar más, y después de dos años de estudios médicos y de que una Junta Médica del BPS dictamina que tiene más de 2/3 de discapacidad y que por lo tanto no puede trabajar de por vida, va a perder un 20% de referencia y un 44% de su jubilación. (…)

El otro aspecto de la Reforma Jubilatoria del gobierno es que se empeora un sistema que era malo. Las AFAP eran malas y se tomaron un conjunto de medidas que hacen que sean peores. (…)

Un primer elemento que empeora el sistema AFAP, que se ha discutido poco, hasta ahora obligados a afiliarse a las AFAP estaban los que, a valores de hoy, ganaban más de 78.800 pesos, pero debajo de eso era optativo. Lo cierto es que para el que se afiliaba de manera voluntaria a una AFAP había un enorme premio al final, el BPS, el día en el que fuera a jubilar, le iba a incrementar el Sueldo Básico Jubilatorio en un 50%. Pero 27 años después la Reforma Jubilatoria quita este beneficio. Entonces les rebaja las jubilaciones por lo menos a 700 mil trabajadores, lo quita de manera progresiva, pero a todos los menores de 50 años, solo permitiendo que los que tienen entre 40 y 49 años puedan revocar la decisión y volver al sistema anterior. Esto lo hacen con un fideicomiso, cosa que informan poco porque es lo mismo que plantea el plebiscito. Bueno, esto es un elemento que empeora el sistema AFAP. 

Un segundo elemento que lo empeora es que lo hace obligatorio. Un tercero, también poco difundido y hay que explicar, ¿cómo es el negocio de las AFAP?, uno mientras está trabajando aporta a una AFAP, la AFAP te cobra una comisión por administrarte tu ahorro, bueno, a partir de ahora, no solamente te cobra comisión por administrarte tu ahorro si no que la ley habilita a que si vos quedas sin trabajo pueda cobrarte de la plata que tenés ahorrada, aunque no estes aportando.

Empeoraron un sistema que ya era malo y era malo por sus resultados, el promedio de jubilación AFAP, que se llama Renta Vitalicia es de 7 mil pesos, mientras que el promedio de jubilación BPS es algo más de 30 mil, y si desagregamos de estos 7 mil pesos las rentas altas, el 60% de las rentas AFAP de los últimos tres años en promedio son 1.916 pesos.

De allí se desprende la importancia de que el pueblo uruguayo junte firmas y obligue a que haya una verdadera reforma de la seguridad social solidaria, universal y demás, como plantea la papeleta hacia el plebiscito.

¿Qué es lo que plantea la reforma constitucional impulsada por el movimiento social, por el PIT-CNT, por la FEUU, por FUCVAM? En primer lugar, recuperar la edad jubilatoria a los 60 años, que no es la obligación de jubilarte a los 60, pero es que si no tenes otra por lo menos te puedas jubilar. Recuperar el porcentaje de los últimos 10 años y no de los últimos 20, y si es de los 20 que vuelva a ser con un 5% adicional. Es decir, recuperar mínimas condiciones para la jubilación. 

En segundo lugar, subir la Jubilación Mínima, que tiene que ver con que llevamos tres años y medio donde se bajó la Jubilación Mínima. Acoplar la Jubilación Mínima al Salario Mínimo Nacional es una reacción a las políticas de la derecha que durante estos 3 años bajaron la Jubilación Mínima.

Yo entiendo el Plebiscito como una reacción a las políticas de la derecha, en los gobiernos frenteamplistas mejoramos las condiciones de acceso a la jubilación con 58 años, 28 años de aportes y 2 de seguro de paro especial. Era impensable un plebiscito como este. En los gobiernos frenteamplistas triplicamos la jubilación mínima. En los gobiernos frenteamplistas, si bien no eliminamos las AFAP les pusimos un tope a las comisiones y permitimos que los cincuentones pudieran salirse. En este caso se empeora el criterio de cálculo, se les quita el 50% adicional que tenían en el Salario Básico Jubilatorio quienes habían optado voluntariamente por afiliarse a una AFAP, se les permite descontarte de tus ahorros y además hacen obligatoria la afiliación.

El plebiscito es una reacción contra todo eso, se da un plazo de dos años para su implementación, estableciendo algún perímetro, proteger la jubilación mínima, mantener la posibilidad de acceso a la jubilación a los 60 años y promueve un sistema público y solidario y no un sistema pensado como un gran negocio para las financieras”.

Enlace para escuchar el programa completo:

https://open.spotify.com/episode/1QNjPWuJrEEFRmS9Xh6arV?si=ugjP0jg6Q7acZhpDEsd5pA&nd=1

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas