La prioridad en los más vulnerables

Shirley Núñez, alcaldesa de Salinas, un Municipio de Canelones con 30 mil habitantes, analizó con EL POPULAR las medidas adoptadas para hacer frente a la crisis.
0
156

Núñez ejerce como alcaldesa del Municipio de Salinas desde el 7 de febrero de 2020, tras la renuncia de Oscar Montero. Núñez vive en Neptunia desde hace 20 años, fue electa concejal por el Frente Amplio, milita en el PCU. Colaboró con diversas comisiones sociales entre ellas la comisión de vecinos UTU- Ceac que gestionó la llegada de la UTU a Salinas.

Núñez comenzó por explicar como está conformado y la realidad social y económica del Municipio. “Integramos un Municipio populoso y pujante, con cerca de 30 mil habitantes. Sus límites abarcan desde el arroyo Pando hasta El Fortín de oeste a este, y desde el Río de la Plata a la Ruta 8, del Sur a Norte. Es un vasto territorio, con industrias, establecimientos agropecuarios, comercios, actividades educativas en todos los ciclos, asociaciones culturales sociales y deportivas, que ven comprometida en esta circunstancia sus actividades cotidianas”.

“En las últimas décadas ha vivido profundas transformaciones, pasó ser una localidad reconocida desde su fundación como balneario, caracterizado por su población flotante que arribaba a disfrutar de la temporada estival en carácter temporario, en su costa, bosques y playa , a una ciudad residencial de carácter permanente, con todos sus servicios que el desarrollo urbano demandó”, agregó.

En cuanto a la población indicó que “su crecimiento es uno de los hechos sociales mas significativos de la zona. Ello ha tenido implicancias sociales y económicas, El afincamiento de nuevos vecinos en forma masiva y continua en el territorio, es a la postre el centro de otras transformaciones en la economía, el comercio y los servicios de la zona. Ello subsidiariamente trajo el afincamiento de nuevas instituciones educativas , escolares, liceales, de UTU, nuevos servicios de Salud Pública, mejoramiento de la vialidad, el alumbrado, la recolección de residuos, el transporte, los espacios públicos”.

“Este crecimiento demográfico operado fundamentalmente en el eje de la Av. Liber Seregni (ex Interbalnearia), determinó nuevos perfiles de sus habitantes, e incorporación a la zona los modelos sociales preexistentes en la zona Metropolitana.

Los nuevos pobladores han marcado una nueva realidad sociocultural al Municipio, Traen en sus hombros la realidad de otros contextos, costumbres, hábitos y sobre todos los motivos que determinaron su nuevo afincamiento. Un gran número están constituidos por trabajadores y empleados que no trabajan en la zona, y que llegaron motivados por tener una vivienda accesible a sus posibilidades económicas, otros que incorporaron sus oficios y habilidades a los emprendimientos ya existentes, como comercio, turismo, pesca artesanal, a las nuevas necesidades generadas en la zona, al igual que los pequeños comerciantes de todos los rubros, que trasladaron sus emprendimientos o crearon nuevos que satisfacen las necesidades emergentes del crecimiento”, amplió Núñez.

La alcaldesa destacó que “aparecen en el territorio, un fenómeno social nuevo que es el de los “ocupantes” , que se “asientan” generalmente en terrenos que fueron de las viejas carteras de Inmobiliarias, hoy inexistentes que promovieron fraccionamientos o de viejos compradores que nunca formalizaron sus obligaciones. También se han denunciado algunas situaciones de calle. Es en este sector donde se concentran las mayores problemas sociales, por sus dificultades económicas de vivienda y de empleo”.

Núñez refirió que “el paisaje económico y social cambió en todos los sentidos reflejándose en el territorio la misma realidad que en toda la zona metropolitana. Junto a esta nueva realidad Municipal y casi siempre acompañados por la movilización y reclamos de los pobladores ante diferentes Entes Públicos, se lograron consolidar nuevos servicios escolares, liceos, UTU, policlínicas que fueron satisfaciendo las nuevas necesidades de la zona”.

El municipio y la emergencia sanitaria

Núñez destacó la experiencia del Municipio “al que se le fue dotando de recursos de infraestructura, presupuesto y aparato administrativo que respalde la gestión del Alcalde y el Concejo Municipal, lentamente y no sin dificultades, fue asumiendo todas las responsabilidades que el territorio demandaba y la planificación estratégica diseñada. Ello abarca a la diversidad de actividades y a la especificidades del territorio y el conjunto de servicios que se prestan, sociales, culturales. educativas, económicas, transporte, limpieza, vialidad. Cumpliendo con sus cometidos, además, el Municipio coordina sus acciones con las diversas Instituciones Culturales, Sociales, Jubilados, Deportivas, a través de una Mesa Coordinadora Institucional de carácter consultivo”.

Sobre la emergencia sanitaria la alcaldesa informó que “afloraron un conjunto de problemáticas preexistentes que resulta imprescindible abordar. Para instrumentar las medidas se instaló una Mesa de Atención y Seguimiento de la crisis integrada por concejales instituciones y vecinos referentes”.

Explicó que el impacto de las medidas adoptadas por la pandemia “rápidamente se hizo sentir en la totalidad de la población y muy especialmente en los sectores dependientes de su trabajo regular y en aquellos sectores de menores recursos”.

Sobre las medidas adoptadas por el Municipio indicó que se “priorizó la atención a la necesidad de actuar rápidamente en la crisis sanitaria, apoyando a todas aquellas medidas preventivas de carácter general que se establecieron inmediatamente, en el funcionamiento Municipal y la salud de sus funcionarios. Paralelamente con fondos municipales, se instrumentó la distribución de pakcs de limpieza y desinfección en aquellos sectores identificados con mas dificultades del territorio”.
Se brindó apoyo institucional “a las diversas expresiones de solidaridad ciudadana expresadas a través de ollas populares en organizaciones sociales, deportivas y Comisiones de Vecinos”.

El municipio también repartió canastas, “primero con dificultades de distribución y acopio, en los domicilios de los mas necesitados, y luego, usando instalaciones anexas a la Iglesia de Salinas, cedidas a esos efectos, se organiza la distribución de canastas de alimentos semanalmente a aquellas familias que se detectaron y que fueron inscriptas previamente”.

“Hasta el presente se han distribuido 1.190 canastas, que proceden de la Intendencia de Canelones y otras organizaciones de la sociedad, como Canastas uy”, explicó Núñez, quien resaltó que “se está a la espera de ayuda directa de los órganos del gobierno central”.

La alcaldesa informó que “el Concejo Municipal, por unanimidad, resolvió evaluar la solicitud de colaboración al Cuartel de las FFAA asentado en la localidad “La Montañesa”, perteneciente a este Municipio, para la prestación de comidas elaboradas a los sectores que lo necesiten de la comunidad”.

Núñez destacó que “la crisis ha alcanzado a una masa de trabajadores hoy en el seguro de paro, a los trabajadores independientes cuyas prestaciones han disminuido sensiblemente, a los pescadores artesanales y pequeños comercios, cuyas expectativas de recuperarse no se vislumbran aunque se levanten las medidas”.

Núñez resaló que se han mantenido contactos “con las nuevas autoridades del MIDES en la zona, a los efectos de coordinar acciones conjuntas efectivas en apoyo a los sectores con mas dificultades, pero hasta el presente no ha habido colaboración directa efectiva”.