La Untmra avanza en la negociación colectiva

Los trabajadores metalúrgicos en Asamblea General aprobaron preacuerdo en algunos sectores.

Victoria Alfaro

EL POPULAR entrevistó al dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra), Danilo Dárdano, en el marco de la Asamblea General realizada esta semana. La situación de la industria y la negociación colectiva estuvieron sobre la mesa.

– ¿Cuáles son los puntos más importantes resueltos en la Asamblea de la Untmra?

Resolvió por unanimidad dar por muy bueno el preacuerdo en el auxilio mecánico para que se transforme en convenio colectivo. Así como resolvió facultar al Comité Ejecutivo Nacional, resolver si lo ve positivo o no, los diferentes preacuerdos que pudieren llegar de aquí a la semana que viene. Por ejemplo, en el sector metalúrgico hay avances en varios puntos entre ellos la reducción de 46 por 48, en los talleres mecánicos hay avances, en las estaciones de servicios también, así que seguramente lleguen a un preacuerdo. En ese sentido el Comité Ejecutivo avala mandatado por la Asamblea General que, en aquellos lugares donde fue más dura la negociación y no hay avances, por ejemplo, en el sector del plástico y en el electrónico, es necesario profundizar las medidas coordinadas con la dirección nacional. Serán medidas que van desde paros perlados, paros territoriales, pueden ser con ocupaciones e incluso tampoco se descarta en el menú ir a una Huelga General en esos sectores, acompañados por el resto a nivel solidario con apoyo organizativo y financiero, etc., con el resto de las ramas que corresponde a nuestro sindicato. Y también se acordó dos cuestiones políticas importantes, primero, encabezar junto a otras organizaciones la militancia y el compromiso sobre la juntada de firmas y luego de voluntades hacia el plebiscito contra las AFAP y por la mejora de las jubilaciones. La asamblea también acompaño un planteo crítico sobre la matanza que está haciendo Israel sobre el pueblo palestino. No compartimos el terrorismo en ninguna parte, tampoco el de Hamás, pero eso no significa avalar o estar de acuerdo con la matanza que viene haciendo Israel, impulsado por el imperialismo norteamericano, sobre el pueblo palestino.

– ¿Han realizado alguna evaluación sobre la industria nacional en estos momentos tomando en cuenta el último informe gubernamental?

Tenemos una realidad muy compleja y seguramente la semana que viene podamos hacer una conferencia de prensa. Uno de los pocos acuerdos en el grupo madre, de cinco planteos que hicimos, el único que hubo acuerdo tripartito con el Ministerio de Trabajo, las cámaras empresariales y el sindicato, fue la creación de un ámbito que elabore política industrial. Podemos hacer muchos discursos, pero hay subsectores de nuestras industrias que están complicados desde hace varios años. Entonces, era fundamental armar este ámbito. El Ministerio de Trabajo invito a dos reuniones seguidas al Ministerio de Economía y al Ministerio de Industria, pero lamentablemente no aparecieron y ni siquiera dijeron porque no iban. Queda clarísimo que a este gobierno conservador y de derecha no le importa para nada la industria nacional, o sea para ellos que lo defina el mercado. Han cerrado un montón de industrias y no pasa nada. En el año 1988 había unos 400.000 trabajadores en la industria manufacturera, hoy somos 110.000 cotizantes al BPS. Estamos muy mal y esa es la respuesta que da el gobierno, ni siquiera van a opinar. Saludamos la postura del MTSS que estuvo de acuerdo en impulsar junto a los actores sociales ese ámbito de política industrial.

¿No hay ninguna política industrial del gobierno tomando en cuenta los últimos datos que son inferiores al 2019?

Es peor, cuando no hay política, en realidad si hay una política que define el Estado. Hemos ido a hablar con diferentes actores del gobierno y te dicen que no están de acuerdo con los subsidios. Ahora depende de quién, porque cuando vienen las grandes inversiones extranjeras directas se les brinda cualquier tipo de beneficios. Por ejemplo, a Katoen Natie en el puerto de Montevideo, les vienen dando todo tipo de beneficios. Pero resulta que después a las Pymes (pequeñas y medianas empresas) no se les da bolilla, o sea no se cuida a la industria nacional ni a la mano de obra. Sin embargo, a los poderosos les dan muchos beneficios. En vez de apalancar a la industria nacional se la está dejando morir, en diez años no queda nada. Hemos venido elaborando propuestas para el Congreso del Pueblo, como Confederación de Sindicatos Industriales y como Untmra. Hablamos de la Banca del Desarrollo, hablamos de un Fondo Social que permita que la gente se reconvierta con salarios dignos que le permita hacer la transición y la banca del desarrollo para aguantar a la industria pequeña, la inversión en tecnología y la organización. A su vez las empresas públicas que son fundamentales deben ser tomadas como locomotoras de desarrollo, en vez de privatizarlas y desguazarlas como está haciendo este gobierno.

Foto de portada

Trabajadores y trabajadoras de la rama del metal y afines votando en la Asamblea General. Foto: UNTMRA.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas