Las advertencias poco amigables de Ignacio De Posadas

En una columna publicada en el día de hoy, 24 de enero de 2021, bajo el título “firmar o no firmar”, el ex Ministro de Economía, Ignacio de Posadas, no ahorra en ataques al PIT-CNT, sus dirigentes y sus afiliados.
0
86

Por Fernando Pereira*

En una columna publicada en el día de hoy, 24 de enero de 2021 (publicada en el diario El País), bajo el título “firmar o no firmar”, el ex Ministro de Economía, Ignacio de Posadas, no ahorra en ataques al PIT-CNT, sus dirigentes y sus afiliados.

Parece que está de moda que si algo no gusta de una declaración o acción sindical enseguida aparecen voces que amenazan con la reglamentación de los sindicatos, o restricciones a la libertad sindical y muchas de otro calibre que ni siquiera me da para comentar, por lo burda de las mismas.

En dicha columna Ignacio de Posadas plantea: “El referéndum contra la LUC. Ya se ha hablado mucho sobre esto y preparémonos, porque se va a hablar muchísimo más. En su mayoría serán argumentos efectistas, muchos directamente truchos, por lo que viene bien poner las cosas en claro. Se trata de un mecanismo previsto en la Constitución que permite a la ciudadanía pronunciarse por la derogación de una ley. Ni más, ni menos. O sea, no es una herramienta de protesta, ni un mecanismo de censura a un gobierno, ni un instrumento de juego político. Para esas cosas hay otros mecanismos.”

Entonces hay que ir a ver qué dice la Constitución en su Art. 79 : ”El veinticinco por ciento del total de inscriptos habilitados para votar, podrá interponer, dentro del año de su promulgación, el recurso de referéndum contra las leyes y ejercer el derecho de iniciativa ante el Poder Legislativo. Estos institutos no son aplicables con respecto a las leyes que establezcan tributos. Tampoco caben en los casos en que la iniciativa sea privativa del Poder Ejecutivo. Ambos institutos serán reglamentados por ley, dictada por mayoría absoluta del total de
componentes de cada Cámara.”

Esta es la única condición que pone, que se recojan el 25% del padrón de inscriptos habilitados para votar, aproximadamente unas 670 mil firmas. Entonces los impedimentos planteados por de Posadas son un cuento chino, más cuento chino que la película argentina protagonizada por Darín.

Continuando con el glosario de amenazas y adjetivaciones manifiesta: “Entonces, quienes inviten a la gente a firmar por estos motivos, o por cualquier otro que no sea el contenido concreto de los artículos bajo referéndum, le está mintiendo y quien firme por esos motivos truchos, estará abusando de sus derechos ciudadanos y actuando de manera deshonesta.”

Me imagino que cada firma que se consiguió para la campaña vivir sin miedo se hizo explicando los motivos por los cuales se querían incorporar esos artículos a la Constitución.

Pues no, se habló del miedo, se criticó las políticas públicas en materia de seguridad y hasta la necesidad del cambio de gobierno, también se intentó con la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la ley denominada como Ley Trans, iniciativas que fracasaron porque las exigencias para un referéndum o para un plebiscito constitucional son altas, para que la solidez de las leyes sólo puedan ser enmendadas por grandes mayorías (Ley de Empresas Públicas, Ley de Ancap, plebiscito del agua), que contaron con las adhesiones necesarias y no generaron ningún caos como pretende colocar el tema de Posadas.

A continuación en esta invitación al odio y al bolazo manifiesta: “Lo que aterriza el asunto violentamente, porque se propone la derogación de 135 artículos vinculados, además, a una variedad de temas, muy distintos entre sí.”

Por qué será que hay una variedad de temas muy distintos entre sí, pienso que es porque el gobierno mandó una LUC con una enorme cantidad de temas. No sé si sabrá de Posadas, pero en un estudio conjunto entre el Parlamento y la facultad de Ciencias Sociales, se llegó a la conclusión que una de las modalidades de menor calidad democrática para aprobar una ley son las LUC y particularmente aquellas denominadas ómnibus por la cantidad de temas que aborda, es ésa, Señor de Posadas, la razón por la cual se interpone un recurso contra artículos tan variados y tan negativos desde nuestro punto de vista.

Ahí si me voy a sumar a la frase de Ignacio de Posadas “Jamás en la historia del país se ha planteado tamaño disparate.”

Nunca se propuso una ley de este tamaño y mucho menos en medio de una pandemia.

Continuando con su glosario de cuentos chinos manifiesta: “Fue el PIT quien resolvió que había que enfrentar al gobierno derogando “algo” de la LUC ¿Qué cosas? Cualquier cosa. Da lo mismo. Algo había que derogar. Y así empujaron -literalmente- la idea. Enfrentar, revolcar, derogar.”

Perdón de Posadas, pero usted no tiene ni la menor idea del proceso de discusión sobre qué hacer con la LUC, incluso con posiciones diferentes, propio de una organización democrática, pero algo nos unía, era una ley aprobada con poca calidad democrática y muchos de sus artículos eran negativos para los trabajadores/as uruguayos/as.

O sea, su versión de realismo mágico no se acerca mínimamente a la realidad, de hecho este debate llevó más tiempo que en el que se discutió la ley.

Continuando con esta cargada columna dijo: “Después se verá qué. No interesa el contenido de la LUC y si los artículos, (sea los que al final se elijan o los otros), son buenos o malos: segual.”

Se equivoca de Posadas, si va a las actas del parlamento va a encontrar la comparecencia del PIT-CNT y los fundamentos que nos llevaban a pensar que era negativo para el ordenamiento jurídico nacional, entonces se podrán compartir o no nuestros fundamentos, como en cualquier democracia plena, pero lo que no se puede decir es que daba todo lo mismo, porque eso es faltar a la verdad.

Utilizando su buena pluma trata de mezclar la baraja y así plantea con una imaginación sin límites, con su convicción más firme del desprecio a las ideas de la clase trabajadora: “Con esa propuesta fueron a presionar al Frente. Porque al PIT tampoco le importó (un PITo), el hecho de que su brazo político hubiera votado favorablemente muchos de los artículos que piensan voltear. Da igual lo que se derogue o no y da igual lo que haya hecho en el parlamento el ala política del movimiento. Aquí manda el PIT.”

Esto no debería merecer comentario, si no fuera tan despreciativo con cientos de miles de uruguayos que se sienten representados por sus sindicatos y porque además las firmas se están juntando a gran ritmo, tal vez esa haya sido la urgencia de esta columna.

Como dije, una columna llena de rabia inexplicable que expresa: “También da igual lo que sea bueno para la gente, si no le sirve políticamente al PIT.”

¿Qué es bueno para la gente?, porque no lo es la desaparición del Consejo de Educación Primaria, Secundaria y UTU, colegiados como el de Primaria que tienen más de 100 años de historia, la limitación de la huelga y de los piquetes (este último artículo fuertemente cuestionado por la OIT) como consta en la actas del parlamento, y tantos otros argumentos que por razones de espacio lo voy a hacer en otra columna.

Sigue de Posadas y no se asombren, así de duro se expresa buscando la unidad de los uruguayos/as: “Esto obliga a una reflexión adicional, que se suma al disparate sobre el fondo y a la despreocupación del Frente por las instituciones y por el bien común, (sin considerar su total pérdida de dignidad) y es la revelación de la verdadera naturaleza del Pit-Cnt: no son un sindicato, su objetivo no es la defensa de los trabajadores en sus intereses concretos.”

Nada más errado que esta afirmación, hemos estado todo el año poniendo el máximo esfuerzo para la defensa del trabajo, del mantenimiento del entramado productivo y social, intentando que Uruguay transite la pandemia de la mejor manera posible, intentando mantener el poder de compra de las familias. No hemos tenido éxito en muchas de las propuestas que hemos formulado, pero lo cierto es que lo hemos tratado.

Participamos activamente de los protocolos COVID para volver al trabajo, y así se hizo en la construcción, en la escuela pública rural y luego en todo el país y se logró, tal vez no leyó la noticia pero se logró, y con buenos resultados donde se pudieron cumplir.

También convendría agregar que fue el primer semestre de menor conflictividad de los últimos 25 años, dato que muestra la sensibilidad y la responsabilidad para asumir una circunstancia de pandemia, pero al mismo tiempo nos rebelamos contra la rebaja salarial, contra la suba de tarifas por encima de la inflación, por el recorte de 380 millones de dólares en el presupuesto que va a incidir en las principales políticas sociales y lo seguiremos haciendo.

Y acá comienzan las amenazas de todo tipo: “Para muchos, no es novedad, como tampoco lo es el verdadero motivo por el cual la central defiende la negociación tripartita: le da poder político. Con esta movida perdieron todo remilgo. Como les dijo Wilson en 1971, (lo presencié): ”sepan que, como están actuando, van a recibir el trato de partido político derrotado”.”

Se ve que de Wilson solamente recuerda una frase y no una historia de relacionamiento en contra de la dictadura, que llevó al líder del Partido Nacional y al movimiento sindical a tener más de un encuentro fuera del país en los que se manifestó sobre la central con palabras muy elogiosas y documentos que están publicados en el libro de su hijo Juan Raúl Ferreira denominado “la CNT y el exilio en tiempos del Plan Cóndor “, donde se encuentran documentos que van en sentido contrario a lo que de Posadas quiere expresar.

Nuestro mayor respeto a uno de los mayores líderes nacionales de nuestra historia, que lamento haya sido mal utilizado.

No me imagino cuál sería la pena del partido político derrotado, de qué estará hablando De Posadas, convendría que lo aclarara, pero suena poco democrático.

Continúa y no tiene desperdicio:

“Eso mismo es lo que hay que recordarles hoy. Atropellan una institución constitucional buscando golpear al gobierno de forma oblicua y anticonstitucional. Cuando fracasen deben ser tratados políticamente y los afiliados al Pit-Cnt, que están siendo manipulados por sus dirigentes, deben saber -hoy- que acaban de ser dejados a la intemperie política, por culpa de aquéllos.”

El referéndum es constitucional de acuerdo al Art. 79 de la Constitución de la República y reglamentada por la ley 17244, y por más que leo no encuentro nada que indique que ir contra los 135 artículos de la LUC atropelle o vulnere la institucionalidad democrática y por lo tanto es una interpretación absurda y nada creíble.

Y enseguida amenaza a los afiliados a los sindicatos que se van a quedar a la intemperie. En la historia del Uruguay nos han proscripto, nos han categorizado, nos han destituido, nos han torturado, asesinado y desaparecido, y aún así, en esas circunstancias tan negativas, nunca lograron dejarnos a la intemperie, fueron miles los uruguayos/as que nos tendieron la mano y lo seguirán haciendo.

Igualmente no sé cuál será el poder actual de de Posadas para poder efectuar semejante amenaza y que nadie lo desautorice.

Las amenazas siguen y sin límites: “A los dirigentes hay que advertirles que su organización pasará a regirse por las mismas normas, (jurídicas y éticas), que rigen a los partidos políticos.”

No sé muy bien qué quiere decir, pero nosotros funcionamos dentro de las reglas nacionales y si nos atacan, resistiremos, no espere, señor de Posadas, que nos rindamos, eso no está ni en nuestra historia ni en nuestro presente.

Luego trata a los ciudadanos como si fueran tontos, que no saben qué hacer y que pueden ser manejados por inescrupulosos, parece un capítulo de “El Mentalista”, por cierto un poco burdo.

Para que no falte ninguna amenaza ahí va la última: “Asimismo, antes de firmar hay que tener presente que si se llegara a derogar esa cantidad de artículos, los efectos jurídicos, sin ir más lejos en términos de incertidumbre jurídica, serían enormes. Ni siquiera significará volver para atrás, (¿es eso lo que se quiere?), sino desembocar en un vacío jurídico muy complicado, abierto a todo tipo de conflicto.”

Cuando se derogaron artículos de la Ley de empresas públicas, ¿cuál fue el drama institucional que se creó?. Hubo un efecto muy fuerte, logramos que las empresas públicas uruguayas siguieran siendo palanca del desarrollo nacional y transformar a un pequeño país en el país con la banda ancha más importante de América Latina, tanto por su cobertura como por su universalidad.

“El país no está para estos jueguitos políticos.”.., estoy de acuerdo, no es esta la forma de hacer política con “p” minúscula.

Hay gente poderosa que se cree con el derecho de amenazar al resto, porque consideran que fueron los elegidos y nosotros no lo aceptamos de ninguna manera.

*Presidente del PIT-CNT