Las patas cortas de la mentira y la tergiversación: lo que sí se dijo en la escuela de Casarino

EL pasado 16 de diciembre la comunidad de maestros volvió a recibir otro ataque con el claro objetivo de estimular su deslegitimación.

El nuevo capítulo de persecución y difamación hacia los/as maestros/as, nace a partir de la “denuncia” que realizara el diputado del Partido Nacional Alfonso Lereté al Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (Anep), con relación a un video donde, de acuerdo al legislador blanco, se “arengaba”, en un acto escolar por el Frente Amplio

Finalmente, la investigación de la ANEP determinó que lo denunciado no se correspondía con lo sucedido y con ello, la verdad se abrió paso ante la brutal campaña de desinformación que ha venido teniendo como objeto a los y las maestras del país.

La investigación, concluyó que lo acontecido en la Escuela N°170 de Casarino, no fue como lo señaló el legislador nacionalista, el docente que aparece en el video no dio vítores al Frente Amplio, como denunció Lereté, sino, al sexto año del centro de estudios.

En una carta dirigida a Robert Silva, la Federación Uruguaya de Maestros y Trabajadores de la Enseñanza Pública (FUM-TEP) con respecto a esta situación señalan que, se están “viviendo situaciones donde las/los docentes nos vemos enfrentados a actores sociales que ponen en tela de juicio nuestra profesión, poniendo un manto de dudas sobre aspectos muy delicados que involucran a docentes, funcionarios y niños/as”.

El sindicato recuerda que, “en otras ocasiones de similares características, difícilmente la ciudadanía llegue a tener conocimiento real de la situación” por lo que lo que queda “en el imaginario colectivo” serían supuestas “verdades” que no son tales”.

“Lamentamos profundamente hechos de esta naturaleza y hacemos público el respaldo al colectivo de la escuela involucrada que trabaja con responsabilidad y compromiso con la comunidad”, se agrega en la carta dirigida a Silva en la que finamente se solicita “a la DGEIP y al CODICEN que haga público el resultado de la investigación en curso y exija la inmediata reparación al daño ocasionado a la Escuela Pública, a las/los Docentes y a la comunidad”.

Rolando Arbesún

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas