Lula critica a Jair Bolsonaro y se pone a disposición de Brasil

0
88

En sus palabras, Lula vinculó los señalamientos al Ejecutivo, con el llamamiento a que los ciudadanos trabajen por revertir la situación política del país, sin hacer concesiones a quienes pusieron al actual presidente en el poder.

El exmandatario mostró interés en sumarse a la lucha activa por un cambio político en el país, pese a barreras legales.

El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, pronunció un discurso a través de las redes sociales en conmemoración del Día Nacional de la Independencia, en el que responsabilizó al actual jefe de Estado, Jair Bolsonaro, por el curso actual de la pandemia en el país.

En su alocución de este lunes, Lula expresó que Bolsonaro transformó el nuevo coronavirus en un “arma de destrucción masiva”, y se puso a disposición de la población frente a un Brasil que, según él, vive el peor momento de su historia.

“Con el surgimiento de Bolsonaro, los milicianos, los traficantes de negocios y los asesinos de rentas dejaron las páginas de la policía y aparecieron en las columnas políticas”, dijo el también dirigente del Partido de los Trabajadores (PT).

“Habría sido posible evitar tantas muertes. Estamos en manos de un Gobierno que no valora la vida y trivializa la muerte. Un gobierno insensible, irresponsable e incompetente que ha hecho caso omiso de las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ha convertido el coronavirus en un arma de destrucción masiva”, agregó.

El ex presidente también criticó el ascenso de los militares en el Gobierno. “El reemplazo de la dirección del Ministerio de Salud por personal militar sin conocimientos médicos es sólo la punta del iceberg”, dijo.

Lula da Silva alternó las críticas al actual Ejecutivo con propuestas de un nuevo contrato social liderado por los trabajadores, pero dejó claro que no aceptará ningún acuerdo con las oligarquías que derrocaron a Dilma y eligieron a Bolsonaro.

“Ninguna solución tendrá sentido sin los trabajadores como protagonistas. Como la mayoría de los brasileños, no creo y no acepto los llamados pactos de arriba con las élites. No cuenten conmigo para ningún acuerdo en el que el pueblo sea un mero partidario”, expresó.

“Más que nunca, estoy convencido de que la lucha por la igualdad social implica un proceso que obliga a los ricos a pagar impuestos en proporción a sus ingresos y fortunas. Ya hemos demostrado al mundo que el sueño de un país justo y soberano para todos puede hacerse realidad. Sé que podemos, una vez más, hacer de Brasil el país de nuestros sueños”, agregó.

El expresidente dejó entrever que estaría interesado en regresar activamente a la política brasileña para sumarse a la lucha por un cambio en el país, aunque no se refirió a los frenos legales que actualmente le dificultan una postulación efectiva.

Fuente: Telesur