Nueva demanda contra grupos de extrema derecha estadounidense

Este martes 14 de diciembre se presentó, por parte de un fiscal federal estadounidense “una demanda contra los grupos de extrema derecha Proud Boys y Oath Keepers por su papel en el ataque al Capitolio del 6 de enero pasado”.

Según consigna Prensa Latina (PL), al referirse a los hechos de ese 6 de enero, el fiscal general de Washington D.C. Karl Racine, declaró que “las imágenes de ese día vergonzoso y despreciable nunca se podrán borrar”.

Racine, quien es responsable de la denuncia, dijo en conferencia de prensa que los acontecimientos eran comparables con lo ocurrido en los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, “pero esta vez, nuestros propios ciudadanos estaban empeñados en destruir las libertades y los ideales sobre los que se fundó este país y que sigue aspirando a lograr”.

En documento acusatorio de 84 páginas, señala la agencia de prensa, se mencionan a decenas de personas implicadas y en el mismo se alegan “violaciones de las leyes locales y federales, incluido un estatuto derivado de la Ley Ku Klux Klan de 1871 sobre conspiraciones violentas”.

La nueva demanda se concatena con otros litigios similares presentados ante la justicia contra ambas organizaciones de la extrema derecha estadounidense, aunque en este caso particular que lleva adelante Racine no se “menciona al expresidente Donald Trump y sus aliados como participantes en la conspiración, sino que se limita a acusar a los grupos y a docenas de sus principales miembros”.

Con anterioridad, recuerda el medio de noticias, “los líderes de Proud Boys y Oath Keepers fueron citados para presentarse ante el comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque al Capitolio”.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas