PCU compromete su esfuerzo para que el Frente Amplio sea gobierno

El sábado 21 de octubre se realizó el acto central por el 103 aniversario del Partido Comunista de Uruguay (PCU), en la plaza Mártires de Chicago de Montevideo. El acto, al igual que la campaña aniversario, fueron convocadas con la consigna: “Tomá partido por la esperanza. Un año para construir la victoria popular”.

La plaza lució gigantografías en homenaje a los 50 años de la Huelga General, a las y los mártires del PCU, banderas gigantes de Uruguay, del Frente Amplio, del PCU y de la UJC. Hubo decenas de puestos con venta de remeras, tazas, pegotines, libros, comida. También un puesto de recolección de firmas hacia el plebiscito contra la reforma de la Seguridad Social del gobierno de derecha. Al caer la noche, una batería de luces láser “pintó” de rojo el muro de cemento que separa la plaza de la vereda que da al Palacio Legislativo. Se exhibió en la vereda una muestra con materiales sobre la historia del PCU.

En el acto intervinieron, Fernando Pereira, presidente del Frente Amplio; Claudio Arbesún, secretario general de la UJC; Graciela Montes de Oca, secretaria de DDHH del PCU; Juan Castillo, secretario general del PCU y envió un saludo a través de un video, se encontraba en el exterior del país, la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse.

Estuvieron presentes, entre otras y otros, la senadora de la Lista Amplia, Silvia Nane; el senador del MPP, Alejandro Sánchez; la diputada de la 1001, Verónica Mato; el diputado de Fuerza Renovadora, Gustavo Olmos; la vicepresidenta del Frente Amplio, Verónica Piñeiro; Daniela Brandon, del Partido Socialista; la edila Adriana Barros, de la Vertiente Artiguista; Rafael Michelini, del Nuevo Espacio; Javier Torrado, del FIDEL. También la dirección del PCU y la UJC en pleno, entre ellos los intendentes en funciones de los departamentos de Montevideo y Canelones, Federico Graña y Marcelo Metediera.

Se recibieron saludos del Partido Socialista; la Vertiente Artiguista; el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros; la lista 810, del diputado Federico Ruiz; la Lista Amplia; la senadora Silvia Nane; del Encuentro 18 de Agosto; del Frente Izquierda de Liberación; de la lista 3040, de Yamandú Costa; de la CUF; del Partido por la Victoria del Pueblo; del Nuevo Espacio; de la lista 6009.

Igualmente se recibieron numerosos saludos desde todo el mundo: del Partido Comunista de Chile, Partido Comunista do Brasil, Partido Comunista Brasileño, Partido Comunista de Colombia; Partido Comunista de Bolivia, Partido Comunista de Paraguay, Partido Comunista de China, Partido Comunista de Vietnam, Partido Comunista Portugués, Partido Comunista Francés, Partido Comunista de España, Unión de Pueblo Gallego, Partido Comunista Italiano, Partido de la Izquierda Europea, del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional y la embajada de Nicaragua en Uruguay.

Participaron con su arte del acto aniversario Nacho Cáceres, Mahia Castro y Los Salados. 

El discurso de Juan Castillo

EL POPULAR reproduce los pasajes principales del discurso de Juan Castillo. “Hace pocos días, recordando un nuevo aniversario del asesinato en Bolivia del Comandante Ernesto “Che” Guevara, sentimos que nos volvía a repetir, “en el imperialismo, no se puede confiar ni un tantito así”, y también con la misma serenidad y firmeza, cuando escribía su carta despedida a sus pequeños hijos: “Por sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo, cualquier injusticia, cometida contra cualquiera, en cualquier parte de mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario”.  Hasta siempre comandante.

(…) Se pueden decir, y vaya si las han dicho, muchas cosas sobre las y los comunistas uruguayos, pero hay una característica, hay un rasgo distintivo que nadie discute y que para nosotros fue, es y será central: el PCU es un partido de lucha, un partido de militantes conscientes. Como lo fueron tantas y tantos camaradas, que forjaron hasta sus últimos días la unidad de nuestra clase y abrazaron al Partido como Pablo Casartelli y Elena Rolandes, a quienes rendimos homenaje con las banderas inclinadas. Honor y gloria a los camaradas que se han ido de esta vida. Ser comunista, es querer ser como ellos, es dar hasta lo último para organizar la lucha, para transformar la realidad, en un sentido revolucionario. 

La historia del PCU

¿Qué fue ser comunista hace 103 años? Fue tomar partido contra la explotación, contra las injusticias. Fue hacerse cargo de tres compromisos que se unieron en el nacimiento del PCU. 

El primero, el internacionalismo. Concebir la liberación de nuestro país integrada al proceso de la emancipación humana. La identificación con la Revolución de Octubre, el primer intento triunfante de las y los oprimidos por gobernarse a sí mismos. Más adelante, en la solidaridad internacionalista y el antimperialismo militante (…). El segundo, es el rescate del contenido popular de la revolución artiguista y el compromiso de llevarla a término. (…) El tercero, la búsqueda de hacer pesar más la perspectiva de las y los trabajadores en nuestro país, y con ellos la de los sectores populares. Y para lograrlo, dotarlos de una herramienta de lucha política, la forma más elevada de la lucha de clases, y transformarlos en protagonistas independientes de la política nacional.

¿Qué era ser comunista en 1955, en nuestro XVI Congreso? Fue ponerse la tarea de analizar la realidad nacional, sus bases materiales, su composición de clases, trazar una ruta teórica para su transformación, una estrategia, una táctica y construir una herramienta organizada para llevarlas a la práctica, un gran Partido Comunista. Rodney Arismendi, que encabezó un colectivo de dirección que generó un salto en calidad en ese proceso de construcción revolucionaria, resumió ese camino de forma precisa y sencilla: “una línea unitaria y de masas”.

¿Qué significaba ser comunista en las décadas del 60 y el 70 del siglo XX? Fue llevar esa elaboración teórica y política a la práctica y militar la construcción de la unidad política y social del pueblo. Ese planteo y objetivo central que se hizo patrimonio de miles y con su acción transformó la sociedad. (…) La unidad de las y los trabajadores en una sola central, la CNT, hoy PIT-CNT. La unidad de los trabajadores con las capas medias (…). La construcción de la unidad de la izquierda, primero en el FIDEL y luego en el Frente Amplio (…).

La resistencia a la dictadura

¿Qué fue ser comunista cuando el golpe de Estado y la dictadura fascista? Fue resistir, fue defender la democracia y la libertad, fue no rendirse, jamás; fue encontrar los caminos para luchar para la derrota de la dictadura que fue parte de la contraofensiva del imperialismo y las oligarquías para cortar de raíz los procesos de acumulación de fuerzas populares en nuestros continentes y en nuestro país en particular. Graciela recién nos recordaba los 50 años de la Huelga General, esa epopeya democrática heroica de nuestro pueblo (…). 

Pasaron tantas cosas en estos meses que parece que fue hace un siglo, pero no, fue hace pocos meses que conmemoramos los 50 años de la Huelga General y los 40 años del 1° de Mayo de 1983 y de la marcha del Estudiante, que marcaron el comienzo de la ofensiva de masas para derrotar al fascismo y recuperar la democracia. Organizar esas luchas y protagonizarlas fue parte fundamental de ser comunista hace 50 y 40 años atrás. No solos (…) sino como parte de la unidad del pueblo y de los sectores democráticos, pero si reivindicamos con indisimulado orgullo, que hemos estado siempre y en primera fila. 

Alto al fuego inmediato en medio oriente

¿Qué es ser comunista hoy? Es abrazar las luchas de nuestro pueblo, es construir la unidad social y política del pueblo, la principal conquista estratégica para el hoy y para la perspectiva revolucionaria, es organizar la respuesta a las demandas urgentes de nuestro pueblo, las del hoy, es organizar lucha y levantar perspectiva, es defender y fortalecer al Frente Amplio, al PIT-CNT y a todas las organizaciones populares. Nosotros lo decimos, de forma más precisa: Es fortalecer el bloque histórico, político y social, democrático y radical de los cambios. Es abonar en el sentido de cambiar la correlación de fuerzas, conscientes que hay alternativa al capitalismo y al neoliberalismo y esta sigue siendo el socialismo.

Ser militante comunista hoy es condenar la violencia y el baño de sangre en Oriente Medio. Es no dejarse intimidar por las campañas en contra y los ataques para defender una posición de principios. Hemos expresado nuestra posición, desde el primer momento, en un comunicado público y luego hicimos nuestros los comunicados del Frente Amplio y del PIT-CNT. Hicieron cola para criticarnos e insultarnos, a tal punto que, por momentos, parecíamos nosotros los responsables. 

Pues lo vamos a repetir fuerte y claro una vez más: Condenamos la violencia de Hamas, su acción terrorista contra la población civil, y nos solidarizamos con las víctimas y sus familias. Y con la misma firmeza, también condenamos la respuesta del Estado de Israel y su gobierno, que es una venganza anunciada contra un pueblo entero, que lleva ya miles de muertos, muchos de ellos mujeres y niños, ataques como los recientes a un hospital y una iglesia. Esto es además parte de una práctica histórica de Israel, como Estado, contra la población palestina, ocupando sus territorios, segregando y reprimiendo, sometiendo a un pueblo entero a la humillación y a vivir en condiciones inhumanas. 

El único camino posible es el inmediato alto al fuego, la habilitación de la ayuda humanitaria a Gaza y su gente, la búsqueda de un camino de paz, que pasa por el reconocimiento a los dos Estados, a las fronteras de 1967 y el respeto del gobierno de Israel a las resoluciones de la ONU. 

Reclamamos también que el gobierno uruguayo deje de una vez su alineamiento con los EEUU y aporte en la búsqueda de la paz y a parar la masacre en Gaza y Cisjordania. Y saludamos todas las expresiones e iniciativas populares como la marcha de ayer hacia la Torre Ejecutiva y el mural que se acaba de pintar en Avda. Italia y Bulevar Batlle y Ordoñez, por la Brigada Di Pascua y por varias colectividades y organizaciones, sectores, dirigentes.

El gobierno de la desigualdad y la corrupción

Ser comunista hoy en Uruguay, es evidenciar que hay dos proyectos de país en pugna. El del bloque de poder, con expresión en la coalición de derecha en el gobierno, con cara de Lacalle Pou, que implica más desigualdad, concentración de la riqueza y del poder, deterioro democrático y aumento de la dependencia del imperialismo. Y, por otro lado, el del bloque de los cambios, que, a grandes rasgos, implica desarrollo productivo con justicia social, con distribución de la riqueza, igualdad, profundización democrática y soberanía e independencia (…).

Ser comunista hoy es enfrentar el ajuste neoliberal del gobierno de la desigualdad, hay más pobres hoy que en 2019; según los datos de este último semestre la pobreza infantil está en 20,9%; nos van a querer decir que al final del período el salario va a estar más o menos igual que en 2019, lo que no dicen es que durante tres años y medio los salarios y las jubilaciones cayeron con respecto a la inflación y eso no se recupera más; al mismo tiempo crecieron las cuentas bancarias, las ganancia de los bancos y los depósitos en el exterior crecieron en miles de millones de dólares. Ese es el resultado principal de tres años y medio de gobierno de derecha: Uruguay es más desigual. 

Esto ha sido acompañado de prácticas históricas de la derecha que han generado una serie de escándalos: el caso de la entrega del pasaporte al narcotraficante Marset; en la entrega del Puerto; el espionaje a los compañeros senadores del FA Mario Bergara y Charles Carreras; los pasaportes falsos y la corrupción de Astesiano. La joda y el acomodo en Salto Grande. La explotación sexual de niños y adolescentes, en el caso Penadés, en el que, en vez de protegerlos de inmediato, salieron a confiar en el amigo y desconfiar en la justicia. Y también se expresa en la creciente Inseguridad en los barrios, en el incumplimiento de las promesas por las que le pidieron el voto al pueblo, asegurando que iban a vivir “los mejores 5 años de su vida”, en la demagogia de que iban a construir 50 mil viviendas, o como el aumento de los combustibles, las tarifas públicas, la carestía de la vida. (…)

Ser comunista hoy es encabezar las luchas de nuestro pueblo: como en la epopeya democrática contra la LUC; en los Consejos de Salarios, los convenios colectivos y avances conquistados, entre otros gremios por el SUNCA, la FUS y la UNTMRA; en las movilizaciones contra la impunidad y por Verdad y Justicia, especialmente cada 20 de Mayo, con un silencio ensordecedor; contra la Rendición de Cuentas; es preocuparse y denunciar el crecimiento de la violencia en los barrios. Es resistir y luchar contra la liquidación de las empresas públicas como Antel, Ancap, Ute y Ose.  Es marchar en defensa de la Universidad y de la educación pública. Es participar activamente en las marchas comprometidas y que luchan desde la alegría, del 8 de Marzo y de la Diversidad en setiembre.

El Plebiscito y la reforma jubilatoria

Ser comunista es continuar la lucha contra la reforma Jubilatoria votada e impuesta por las patronales y el gobierno de derecha. La reforma jubilatoria del gobierno, que todos en el movimiento popular y en el Frente Amplio rechazamos, es regresiva, hace que tengamos que trabajar más años y aportar más, para cobrar menos jubilación, carga todo el costo sobre los trabajadores y al único que beneficia es al capital financiero, en especial a las AFAP. La reforma jubilatoria es un elemento central del ajuste neoliberal del gobierno de derecha, con un impacto estimado de unos 2 mil millones dólares. Debíamos encontrar caminos para darle continuidad al acumulado popular de rechazo a esta reforma. Desde el movimiento social, en particular el PIT-CNT, FUCVAM y otras organizaciones sociales, han promovido una campaña de recolección de firmas, para habilitar un Plebiscito, para introducir en la Constitución frenos a esta reforma regresiva contra las y los trabajadores. 

Nosotros hemos definido que apoyamos esa iniciativa, aun teniendo diferencias, que no ocultamos, con el contenido de la papeleta, pero es la definición que adoptó el movimiento popular y las y los comunistas vamos a juntar firmas y vamos a pelear para lograr el Plebiscito sobre la seguridad social. Ya estamos juntando firmas acá mismo y comprometemos nuestra militancia en ello. 

En el Frente Amplio hay posiciones diferentes sobre este Plebiscito y también hay un planteo, que todos apoyamos de promover un diálogo social si ganamos el gobierno. Nosotros no los vemos como caminos contradictorios, y trabajaremos porque construir una síntesis política y social con ellos. En ese sentido saludamos la síntesis unitaria resuelta en el último Plenario del Frente Amplio, expresada en los documentos aprobados. 

Esta campaña del plebiscito nosotros la vemos y la haremos polemizando con la derecha, contra su proyecto de país y su expresión en la Seguridad Social. 

Los dos programas de país

Ser comunista hoy en Uruguay es elevar al plano programático, la lucha contra el bloque de poder y contra la derecha en el gobierno (…) . A eso apuntó la primera instancia del III Congreso del Pueblo y en esa dirección militamos hacia el Congreso del FA en diciembre, en especial en la discusión en los Comité de Base, de las Bases Programáticas. Tres tareas surgen hacia el Congreso que llevará el nombre de Tabaré Vázquez: el fortalecimiento de la unidad más amplia de partidos, sectores y movimiento frenteamplistas; el Programa construido desde las bases para retomar la senda de un país con justicia social y mejorar la distribución de la riqueza y, finalmente, la habilitación de las precandidaturas (…). 

Con Carolina Cosse, el FA y la 1001

Para nosotros y nosotras, las y los comunistas, quien reúne esas condiciones es la compañera Carolina Cosse, y junto a otros sectores, personalidades y militantes frenteamplistas independientes, comprometemos militar con alegría y convencimiento, para lograr que sea la candidata de todo el FA y la próxima presidenta de la República. Pero si esto no fuera así, si el resultado de las urnas en las internas fuera por otro compañero, mantendremos el mismo entusiasmo y compromiso, porque importa más el proyecto, porque el programa será el mismo y porque es más importante devolverle la alegría y los derechos a vivir mejor de nuestro pueblo. Que nadie dude un instante de esto. 

(…) Impulsando a nuestras y nuestros mejores compañeros y desplegando el esfuerzo en todo el país para contribuir a una gran victoria del Frente Amplio, con una gran votación de la 1001.

El objetivo central de la etapa

Ser comunista hoy en Uruguay es tener la sonrisa y el compromiso, de camaradas como la maestra Nilda Iglesias, el actor Pepe Vázquez, de Lille Caruso y su incansable búsqueda de la verdad, del querido Canario Maldonado, en las calles del Cerro repartiendo EL POPULAR, del ex rector de la UdelaR, Roberto Markarian, de doña Yoya Pintos en Tranqueras, del Tilo Chácharo de Salto.

Ser comunista hoy en Uruguay es comprometerse, una vez más, con lo que hemos definido en nuestro XXXII Congreso como el objetivo central de la etapa: “Levantar la bandera de la esperanza, y hace un llamado a la unidad, a promover la lucha, a organizar la ofensiva popular que nos permita enfrentar la restauración conservadora, derrotarla, reconquistar el gobierno nacional para el pueblo con el Frente Amplio, con un bloque político y social de los cambios más fuerte, con más peso e incidencia, para avanzar en democracia hacia una democracia avanzada”. 

Ese es nuestro gran objetivo, porque lo necesita nuestro pueblo, porque es posible (…). Por eso compañeros y compañeras las y los convocamos a no mirar para el costado, a tomar partido. (…). A todas y todos los invitamos a ocupar un lugar en las filas del Partido Comunista. Parafraseando a un gran compañero; No te rindas, no bajes los brazos, no te guardes nada, si no tenemos más nada que perder, salvo las cadenas. (…)

Tomá partido por la esperanza. Nos queda un año y una semana para construir una gran victoria popular. Depende de nosotros, no de las encuestas, depende de nuestra militancia que eso se haga realidad. 

El Frente Amplio será gobierno y el PCU, hoy en este acto, compromete todo su esfuerzo, con más unidad, más organización y más lucha, que daremos lo mejor de nosotros cada día, para lograrlo.

Hasta la Victoria siempre camaradas. Viva la unidad del pueblo uruguayo. Que viva el Frente Amplio y que viva el Partido Comunista de Uruguay”.

Enlace para la nota en el Portal de El Popular con el discurso completo de Juan Castillo https://elpopular.uy/castillo-el-fa-sera-gobierno-y-el-pcu-compromete-su-esfuerzo-para-lograrlo/

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas