PIT-CNT propondrá Comisión Nacional Pro-Derechos del Pueblo

El Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT decidió establecer una Comisión Nacional Pro-Derechos del Pueblo en materia de Seguridad Social. Esta comisión deberá ser completamente inclusiva y, a través de un Comité, abarcará todos los aspectos, incluyendo los conceptuales, propagandísticos, organizativos y financieros, para llevar a cabo una extensa campaña de recolección de firmas con el objetivo de habilitar un plebiscito para la reforma de la Seguridad Social.

Después que la Corte Electoral aprobara la papeleta para el plebiscito propuesto por el PIT-CNT sobre la reforma de la Seguridad Social, su presidente Marcelo Abdala, declaró al portal web del PIT-CNT que el próximo paso crucial se discutirá y resolverá en la reunión de la Mesa Representativa del próximo martes 3 de octubre. La idea es que la ME evalúe y defina la estrategia a seguir en sintonía con la Intersocial.

De todos modos, señaló que se ha entrado en una etapa de “inicio de la campaña e implementación de un diálogo con toda la población para que primero firme y luego coloque la papeleta en la urna”, el último domingo de octubre de 2024. El próximo martes se realizará una reunión de la Intersocial, la cual también tomará una posición al respecto.

Desde la central de trabajadores se propone impulsar un plebiscito con el fin de introducir modificaciones en la Constitución de la República. Estas modificaciones incluyen: eliminar las AFAP como forma de desterrar el lucro en la seguridad social y el actual régimen mixto previsional; establecer límites precisos para la causal jubilatoria en 60 años y 30 años de trabajo; estipular montos mínimos para los haberes jubilatorios que se basarán en el Salario Mínimo Nacional (SMN).

Abdala señaló que la recolección de firmas tiene como objetivo respaldar el comienzo de un proceso, ya que «el plebiscito no será el punto final», aseguró.

“Estamos enfocados en la eliminación del lucro financiero y de las AFAP, así como en la reforma del sistema de ahorro individual de la Seguridad Social. También buscamos establecer una edad básica de jubilación de 60 años y vincular la jubilación mínima al Salario Mínimo Nacional. Sin embargo, todas estas medidas son el inicio de un proceso de reforma integral de la Seguridad Social que no entra en conflicto con el diálogo social ni con nuestras otras propuestas, como la atención a personas con discapacidad y el reconocimiento del trabajo no remunerado, que en su mayoría recae en las mujeres. Estos son avances que deseamos desarrollar en el ámbito de la Seguridad Social y que no se limitan al plebiscito”, expresó Abdala.

Hablamos de la gente y de los derechos humanos

El presidente de la central sindical dijo que las críticas a la iniciativa provienen de quienes defienden el lucro y también de distintos actores del gobierno, el que elevó la edad de jubilación a 65 años en la reforma jubilatoria. Además, no realizó cambios en la financiación y modificó las reglas del juego en torno a la edad para jubilarse, incluso para aquellos que están afiliados voluntariamente a las AFAP.

“Las críticas fundamentales se basan en el dinero mientras que nosotros ponemos énfasis en la mejora de la vida de las personas”, señaló el dirigente sindical.

Recordó que el primer artículo de la papeleta sobre la reforma impulsada por el PIT-CNT, que fue aprobada por la Corte Electoral, establece que la Seguridad Social es un derecho humano fundamental. Además, dicho artículo establece los principios a partir de los cuales debe construirse un diálogo social y señala que el próximo Poder Ejecutivo debe presentar al Parlamento un proyecto integral de reforma de la Seguridad Social basado en los pilares propuestos por los trabajadores.

Abdala expresó que es comprensible que aquellos que defienden los intereses de las AFAP y el lucro financiero dentro del ámbito de la Seguridad Social se manifiesten de manera crítica, llegando incluso a utilizar términos fuertes como afirmar que el movimiento sindical pretende confiscar los ahorros de los trabajadores.

“¿Desde cuándo puede pensarse que el movimiento sindical, que ha sido un defensor de todas las causas populares, pretende promover una propuesta confiscatoria de los ingresos de los trabajadores? En realidad, estos se ven sometidos a un ahorro obligatorio que financia y costea las ganancias de las AFAP y sus comisiones, mientras que los gastos administrativos son establecidos por el Banco de Previsión Social (BPS). En ninguna mente honesta tiene cabida sostener una afirmación de tal naturaleza”, afirmó.

Remarcó que uno de los aspectos que debe mirar la Comisión Nacional que se instale y el propio Comando del PIT-CNT, es la “campaña agresiva y sin sustento en la realidad” que plantean algunos actores oficialistas contra la reforma. “Hay algo que es evidente, nosotros abogamos por los derechos y la calidad de vida de las personas. ¿Es aceptable una jubilación de hambre? ¿Es aceptable una sociedad en la que cuando alguien concluye su etapa laboral, fallezca de inmediato? ¿Es correcto que una persona que trabajó toda su vida termine teniendo una jubilación insuficiente? ¿Es justo contrastar la pobreza, que afecta principalmente a niños y mujeres, con una jubilación?”, cuestionó Abdala.

Citó que el Centro de Investigaciones Económicas (CINVE) ha establecido que cuando ha habido mejoras en la jubilación, eso también tiene impactos positivos en la disminución de la pobreza infantil. “Nosotros nos centramos en las personas, en los derechos humanos y en cómo una sociedad de este tipo se refleja en el sistema de seguridad social. Pero también se manifiesta en un programa de transformación que va mucho más allá, por ejemplo: diversificando la matriz productiva, promoviendo empleos de calidad, considerando una nueva reforma tributaria, abordando la fiscalidad de la automatización y buscando que las grandes empresas contribuyan más al bienestar público. En realidad, estamos discutiendo qué tipo de sociedad deseamos”, planteó. «Quien deberá aportar más es el gran capital, no los pequeños negocios cuyos propietarios transpiran la camiseta día a día para sacar al país adelante “, remarcó.

Estrategia

Abdala anunció que todos los sindicatos, plenarios departamentales y la militancia del movimiento obrero saldrán a recorrer el país.

“Existe una primera fase de la campaña que implica que los trabajadores y sus familias firmen, formando así el primer círculo, que consta de cientos de miles de personas. También trabajaremos en los barrios para entablar conversaciones con la población, porque lo fundamental es el contacto directo, el diálogo cara a cara. Vamos a hablar con todas las personas, ya que se trata de un proceso que debe contar con el apoyo de aquellos que estén de acuerdo, independientemente del partido político al que pertenezcan o por el que voten”, expresó. “Extendemos la bienvenida a todas las organizaciones que compartan estos objetivos para unirse a un amplio movimiento basado en la razón y también en la emoción, con el fin de construir una sociedad diferente y lograr una victoria. Desde nuestro punto de vista, que busca que el pueblo tenga la última palabra. En su debido momento, mantendremos conversaciones con todos los sectores políticos sin exclusiones, esto es por y para el pueblo trabajador independientemente de su opción política partidaria “, agregó Abdala.

Dato

«En el reciente mazazo fiscal de la ley 20.130 se eliminó la bonificación para los que voluntariamente se afiliaron a las AFAP, confiscando de esta forma, a cientos de miles, parte de sus futuros ingresos jubilatorios. Entonces: ¿quiénes son los verdaderos confiscadores de los ingresos de la gente?», sentenció Abdala.

Foto de portada:

Movilización del PIT-CNT. Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas