Radi: “No se blindó abril”

Rafael Radi, coordinador del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) afirmó que no se cumplió con blindar abril, que faltaron medidas, alertó sobre que la inmunización llevará mucho más tiempo por el alto número de casos y dijo que “estamos muy lejos del fin de la pandemia”.

En una extensa entrevista realizada en Búsqueda Radi indicó que “lo de blindar abril fue una consigna que daba una posibilidad a transcurrir un mes con una combinación del reforzamiento del comportamiento individual y un reforzamiento de las medidas desde el gobierno que, en conjunto, yo diría en partes iguales, lograra reducir los casos con un objetivo fundamental que era tener un plan de vacunación que ejerciera efectos más intensos sobre el control de los casos en un lapso bastante más corto. Obviamente que como toda consigna luego hay que llenarla de contenido. Y hay que tener una praxis de acuerdo a la consigna. Creo que ahí nos quedamos cortos tanto a nivel individual como a nivel de las políticas públicas”.

“Cuando nosotros planteamos el documento del 7 de febrero se abrió un abanico de medidas posibles y había algunas que todavía no se habían instrumentado. Obviamente todas las medidas son disruptivas: tienen impactos laborales, económicos, sociales, mentales. Siempre nosotros desde el GACH nos manejamos con que las medidas restrictivas eran la última
herramienta. Porque la disrupción es grande y porque los sectores vulnerables son los que lo pasan peor, la gente más pobre, la gente que no tiene trabajo con seguridad social, la gente que vive en lugares más chicos y peores ventilados. Pero quizás hubiese sido el momento de hacer un parate general de la actividad socioeconómica del país por tres semanas. Tengo el
convencimiento de que era el momento adecuado para hacerlo. Y, de hecho, en el documento que le entregué al Presidente de la República el 8 de abril de 2020 se manejaba que podía haber un momento de la evolución de la epidemia donde hubiera que activar una especie de off en la llave, apagar la general”, indicó.

En cuanto a la vacunación explicó que “lo que te indica la experiencia en salud pública de esta y otras epidemias es que la vacunación tiene que formar parte de una estrategia integral. Cuando vos vacunás en un momento donde no hay epidemia y no hay casi endemia, bueno, la vacunación tiene mucho efecto. Pero en el medio de un brote, de una ola, la vacunación sola es una fuerza a la que le cuesta mucho predominar si vos no la ayudás con otra fuerza. Entonces acá hay lo que nosotros llamamos determinantes de la transmisión viral, como las interacciones humanas, nuevas variantes más contagiosas, que empujan hacia arriba. Y después tenés la inmunización, que empuja hacia abajo. En Chile, que es el país que más estamos mirando junto con el estado de
San Pablo (porque empezaron antes que nosotros y usan la CoronaVac), hay un número de personas con doble dosis e inclusive ellos, que aplicaron medidas restrictivas duras, están teniendo enormes dificultades para bajar el número de casos con la vacuna de virus inactivado.
Más allá de que está disminuyendo el número de personas vacunas que llega al CTI y se muere, está muy enlentecida la bajada de casos porque partieron de un nivel muy alto de circulación viral. En el caso de Israel y del Reino Unido, cuando arrancó fuerte la campaña de vacunación hicieron medidas restrictivas bastante intensas para bajar los casos. Creo que los datos que nos muestra la realidad de aquellos países que están vacunando sobre todo con vacunas con virus inactivado es que la reducción de casos en escenarios de alta circulación viral lleva mucho tiempo y, por lo tanto, se posterga el control de la epidemia partiendo de valores muy altos. Por eso nosotros visualizamos que abril era el momento de enfriar”.

”Estamos lejos de que la epidemia se termine, que cada uno de nosotros tiene muchas chances de infectarse y pasarla mal. Y que tendremos que seguir resignando calidad de vida en pos de, ojalá, una primavera mejor. También que el proceso de vacunación es una herramienta absolutamente fundamental, pero que es complementaria y tiene que actuar en forma sinérgica con los cuidados de cada uno. Hay que llegar a un compromiso”, dijo Radi.