Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Si hay recortes habrá lucha

Miles se movilizaron, bajo lluvia, por un presupuesto popular y contra la LUC.
0
142

Miles de trabajadores y estudiantes se movilizaron durante la mañana del miércoles por un presupuesto popular, en defensa de los derechos adquiridos y en contra de los recortes.

La marcha fue convocada por la Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay, la Confederación de Funcionarios del Estado (COFE), la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU), la Intergremial Universitaria, la Federación Nacional de Municipales y la Mesa Sindical Coordinadora de Entes. La movilización partió desde la explanada de la Universidad y llegó hasta el Palacio Legislativo y contó con la participación de ciudadanos provenientes de todo el país, algunos departamentos contrataron ómnibus para sumarse a la movilización desde lugares distantes de la capital como Salto y Lavalleja. La marcha contó con una nutrida presencia estudiantil, particularmente de secundaria y UTU, aunque también de la FEUU.
El presidente del PIT-CNT Fernando Pereira al comienzo de su oratoria expresó que «en Chile ya no va a estar la constitución de Pinochet y en Bolivia no habrá dictadura», en tanto en «Uruguay acá están los sindicatos que el gobierno dice que no representan a nadie, ¿qué dirán cuando vean esta marcha?», preguntó a los presentes.
El presidente del PIT-CNT recordó las propuestas que realizaron desde la central de trabajadores en conjunto con la Intersocial, para paliar los efectos negativos de la pandemia en Uruguay y que no fueron tenidas en cuenta por el gobierno: Una canasta de servicios públicos que incluía 180 KW de energía eléctrica, 15 m2 de agua, 50 GB de Internet, una garrafa de gas. «Hasta ahora no hay respuesta», señaló Pereira. El movimiento social y sindical también propuso una renta básica de emergencia que tampoco fue implementada por el gobierno.
Pereira se refirió a que en vez de tomar medidas respecto a la crisis se votó la Ley de Urgente Consideración que recorta derechos y plantea retrocesos en varios aspectos. El principal reclamo del presidente del PIT-CNT fue el «ajuste» que se está llevando a cabo en la administración del estado, y dentro de este el «recorte de las políticas sociales» y de «derechos populares». “En el medio de la pandemia, aprobaron una ley horrible de urgente consideración, que vamos a trabajar para anularla, y en pocas semanas va a haber decenas de miles de firmas ni bien esté el texto, porque no es ni popular ni atiende los problemas de urgencia de la gente, más bien lo que limita es el derecho a la protesta, al piquete, a la huelga, a la defensa de los más humildes, coloca en riesgo nuestra seguridad y atenta contra la educación pública uruguaya”, sentenció el dirigente.
José Olivera, en nombre de la CSEU, en una encendida oratoria dijo en primer lugar sentirse orgulloso de las tareas en las que se desempeñan los empleados públicos por su importancia y centralidad en la vida de los uruguayos: «Cada día ponemos a funcionar los hospitales, las escuelas públicas, las UTUs, los liceos, acercando la energía y el agua, para que vean desde allí sentados muchos oligarcas que están en ese parlamento, sin importar si llueve, si hace frío o calor salimos a asegurar derechos de nuestro pueblo, cosas que ellos no podrán ni han podido hacer», dijo el dirigente.
Asimismo reafirmó, al igual que Pereira que habrá lucha y que el ajuste no tiene nada que ver con la pandemia sino con una necesidad de hacer pagar la crisis a los trabajadores. «Qué falta de escrúpulos tienen, que han tratado de poner bajo sospecha a la escuela pública», dijo Olivera. «Que infamia que utilizan la excusa de la necesidad para hacer recortes en la alimentación escolar, en el programa de alimentación en las escuelas para niños y niñas», subrayó el dirigente, en referencia a la circular de primaria que imponía a los padres anotar a sus hijos en los comedores «si tenían necesidad» de comer en la escuela, bajo la condición de no faltar ni dejar comida.
«Dicen que hay irregularidades en el boleto estudiantil, las luchas estudiantiles no se entregan la vamos a defender, es derecho de todos y todas las estudiantes tener el boleto estudiantil», expresó también, en consecuencia con la férrea oposición del movimiento sindical a los recortes solapados que se quieren implementar en la educación pública, como en este caso a partir de la «revisión» caso por caso de los estudiantes que utilizan el boleto gratuito de forma universal durante secundaria, un logro histórico de la lucha estudiantil.
Olivera planteó que el gobierno quiere «desmantelar la UTU» y «recortar programas», «desde el movimiento sindical reivindicamos la construcción de un país productivo con desarrollo económico, popular, social, democrático, como una forma de romper con la dependencia, es clave la defensa de nuestra querida UTU, no vamos a permitir que la desmantelen como hicieron en los 90», sentenció.

Comentarios cerrados.