Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Tambores contra el racismo

Tamborileada frente a la embajada de EE.UU como protesta ante “los asesinatos, la violencia y las desigualdades”

Este domingo 21 de junio, se realizará una “llamada” contra el racismo, en la explanada de la Rambla, entre Jackson y Frugoni, a las 16 horas, con la consigna: “¡Los tambores presente!”.

La actividad, convocada por varias organizaciones sociales, es en repudio al asesinato de George Floyd, al racismo en EEUU y en toda América, y en respaldo a las movilizaciones que se están realizando en el mundo entero.

La iniciativa surgió de referentes y militantes de organizaciones por los derechos de las y los afrodescendientes y contra el racismo de Uruguay. También hablaron con dirigentes del PIT-CNT sobre la necesidad de que “Uruguay se pronuncie ante la ola de movimientos sociales antirracistas que generó esta ofensiva del racismo en Estados Unidos impulsada por los grupos que apoyan a Trump que ha legitimado la violencia e injusticia racial de la cual estos asesinatos son la expresión más cruda e indignante, pero que es cotidiana y naturalizada”, explicó Edgardo Ortuño, ex diputado por el Frente Amplio y ex presidente de la Casa de la Cultura Afrouruguaya, hasta el 2018 .

El militante señaló que el estallido se da en un contexto de crisis económica y social provocada por el COVID 19 “que afecta más a los que tienen menos que también es la población negra, latina y pobre”. Para Ortuño “las causas históricas” y “la realidad desigual del racismo” están presentes también en nuestro país y el resto de América. Es por esa razón que considera necesario “concertar esfuerzos entre las organizaciones de la Intersocial, para impulsar un movimiento ciudadano muy amplio que sensibilice y permita sumar a todas y todos los que se sienten indignados por estos hechos e ideas antidemocráticas”.

Ortuño recordó que algunos de los componentes centrales del fascismo y las posturas radicales de derecha son el racismo, la defensa de la desigualdad y el autoritarismo. “Estas ideas, en síntesis, suponen un cuestionamiento a la democracia y debemos enfrentarlas todos las y los demócratas más allá de nuestras diferencias”, sentenció.

“Esos valores que nos unen nos llevaron a impulsar esta actividad”, dijo y agregó que será “totalmente pacífica” y “cuidadosa de la emergencia sanitaria que vivimos”. “Por eso es tan importante la experiencia organizativa del PIT-CNT, que ya ha realizado con éxito movilizaciones con todos los cuidados necesarios de distanciamiento”, mencionó Ortuño.

La actividad está organizada por Casa de la Cultura Afrouruguaya, organizaciones Mundo Afro, Mizangas, Comparsas de Candombe, la CONACHA, FUCVAM, el PIT-CNT, la Comisión de Apoyo a Palestina y la Coordinadora por Haití, y puede que se sumen más organizaciones.

“Por la hermandad”

Las organizaciones convocantes lanzaron una declaración conjunta titulada “Por la hermandad”, que transcribimos a continuación.

“Ante el asesinato de George Floyd, que se suma a la recurrente muerte de mujeres y hombres victimas del racismo en los Estados Unidos de América, las organizaciones sociales, ciudadanas y ciudadanos que adherimos a esta convocatoria expresamos :

1 – Nuestro absoluto repudio a los asesinatos, a la violencia y a las desigualdades que afectan a las y los afroamericanos; expresiones del racismo que históricamente divide a la sociedad, agravado por la legitimación desde el poder de posturas supremacistas y antidemocráticas.

2 – Nuestra total solidaridad con las familias y el pueblo afroestadouinidense víctima de violencia racial, con su reclamo por justicia y reivindicación del valor de las vidas negras.

3 – Rechazamos el racismo y sus consecuencias, presente en todas las Américas y también en nuestro país, donde las mujeres y hombres negros afrodescendientes, continúan viviendo situaciones de desigualdad, discriminación y violencia étnico-racial.En particular, el genocidio que se comete en Brasil contra la juventud negra, pobre, favelada, a manos del gatillo fácil y la impunidad de las fuerzas de seguridad militarizadas, así como la criminalización de la lucha, de la que han sido víctimas activistas como la compañera Marielle Franco. Del mismo modo, rechazamos los asesinatos de activistas indígenas en el continente, el despojo colonial, neocolonial y la ocupación que ha sufrido históricamente el pueblo negro de Haití, protagonista de la primera gesta independentista en nuestra América, y del mismo modo, nos solidarizamos con el pueblo palestino.En Uruguay debemos erradicar el racismo y la desigualdad étnico-racial profundizando las políticas públicas y la asignación de recursos destinados para ello, así como profundizando el compromiso social, individual y colectivo, imprescindible para lograrlo.

4 – Convocamos a trabajar por la hermandad de todas las personas y la lucha contra todas las formas de discriminación e injusticas, por razones de raza, género, identidad y orientación sexual, origen migrante y las que afectan a las poblaciones indígenas invisibilizadas, víctimas de genocidio como la Nación Charrúa.

5 – Rechazamos las iniciativas que tienden a institucionalizar en nuestro país el discurso de la “apariencia delictiva” y a legitimar el accionar subjetivo, discrecional y arbitrario de la policía. Esas iniciativas fomentan estereotipos y crean las condiciones para violaciones de derechos humanos y expresiones de racismo institucional como el que repudiamos hoy. Los organismos internacionales de derechos humanos cuestionan categóricos estos retrocesos.
Alertamos a su vez, sobre las amenazas a los avances conquistados en la agenda de derechos, y sobre la reacción conservadora impulsada por sectores que exponen ideas reaccionarias de contenido antidemocrático. Amenazas agravadas en el actual contexto de crisis sanitaria, económica y social.

6 – Asumimos el compromiso de continuar impulsando el cambio social, cultural y los valores del antipatriarcado, antirracismo, antimperialismo, anti homofobia, anti xenofobia y contra el fascismo; de desarrollar, en unidad y pacíficamente, una agenda de actividades y acciones conjuntas entre las organizaciones, ciudadanas y ciudadanos, que compartimos esta sensibilidad y compromiso, profundamente democrático”.

Comentarios cerrados.