Trabajadores del Hospital Maciel denuncian “desinterés y falta de conducción” de autoridades en la pandemia

0
62

“Mayor contralor y apoyo al personal, mejor aplicación de la burbuja sanitaria al personal de salud y la destercerización del personal del resonador recientemente instalado”, son algunos de los reclamos que en estas horas realizan los trabajadores del Hospital Maciel, movilizados por lo que entienden como “un mal manejo de los recursos en plena pandemia por parte de las autoridades”, afirmó al Portal del PIT-CNT la Secretaria de Presupuesto y Salud de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), Silvia Machado.

Al término de una asamblea, el gremio resolvió un paquete de medidas: declararse en asamblea permanente y medidas para las próximas horas, entre ellas, que cada turno saldrá una hora para la realización de asambleas y que no se trasladarán pacientes al resonador “debido a la falta de respuesta hacia los trabajadores y de respaldo sanitario institucional, sin interés de solucionar los conflictos internos del hospital”.

Entre las cosas que más preocupa por estas horas, está la ausencia de un plan que organice un régimen de contingencia para el personal asistencial, con guardias del tipo rotativas, que asegure el funcionamiento inmediato y en caso que surja algún brote contar con nuevos recursos humanos aislados para poder continuar la atención sin exponer innecesariamente al 100% del personal disponible.

“Vemos un desinterés por parte de la institución hacia el personal sanitario del centro. Tenemos casi 40 compañeros y compañeras con resultados positivos de COVID-19 cursando la enfermedad y más de 150 compañeros aislados por contactos directos. Más allá del lineamiento de la Junta Nacional de Salud (JUNASA) de Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y del Comité de Infecciones del Hospital, no se ha procedido de la mejor manera con el personal, sobre todo, con aquellos que tienen contacto directo con el paciente, que es la enfermería, auxiliares de servicio y camilleros, en cómo y cuándo se autoriza la aplicación de la bruja sanitaria de mejor del régimen de libres”, afirmó la dirigente de la FFSP.

Según manifiestan en las asambleas, se repite la sensación de “ausencia de conducción y desinterés por parte de la institución por la seguridad física y psicoemocional de sus funcionarios”.

Se denuncia, además, la privatización de servicios que funcionan en el Hospital.

Hace apenas una semana el Hospital inauguró un servicio de resonancia magnética tras lograr un acuerdo entre ASSE, el Ministerio de Salud Pública (MSP), y el Centro de Imagenología Molecular (CUDIM), pero su funcionamiento y atención se realiza con personal contratado tercerizado, que por parte de los trabajadores ven como “una clara intencionalidad de privatizar los servicios y desestatizar sistemáticamente los servicios que brinda el Hospital”.

“Marcamos nuestro descontento por la forma de contratación y funcionamiento que adoptaron para la atención del resonador, ya que se encuentra instalado en un hospital público, por lo tanto, consideramos que los auxiliares de servicio, camilleros, auxiliares de enfermería, licenciados en enfermería y los radiólogos deben ser personal público de ASSE, con llamado abierto como corresponde”, manifestó la dirigente.

“Ellos tienen una forma de manejarse sin interesarse en quien atiende a los pacientes, como queda de manifiesto en la formación online de funcionarios para trabajar en los CTI, lo cual estamos totalmente en desacuerdo con las formas y sumado a los dichos de Cipriani hace unos días resulta agraviante y desestimulante a la hora de atender a los pacientes.”

Días atrás el presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, aseguró que “hay problemas de ausentismo” y que este problema “es mucho más grande que el sector privado”.

“En medio de una pandemia donde el personal médico le puso el hombro a la lucha contra el COVID, desde la gestión de la ASSE se agrede y cuestiona a los trabajadores, cuando en realidad debería impulsar, motivar, garantizar y mejorar las condiciones de trabajo. Ausentes en realidad son los cinco directores de ASSE, que no recorren los centros para ver las condiciones en las que se trabaja y solo salen a cortar cintas en inauguraciones fantasmas sin prever los recursos. Hoy el personal está totalmente desmotivado, agotado e inseguro”, sentenció Machado.

“Visto que a una semana que nos declaramos en conflicto por todos estos temas y no hemos tenido respuestas, ni de ASSE, ni de la dirección del centro, solicitamos se instale una mesa de negociación en el Ministerio de Trabajo para buscar un camino de diálogo y poder solucionar estos temas, para mejorar la atención de los usuarios y las condiciones laborales del personal. A partir del lunes de no tener respuestas, comenzaremos a anular camas para asegurar una atención digna y segura para los usuarios que estén ingresados”.

Como ejemplo, la puerta de emergencia del hospital, que cuenta con personal aislado y también otros cursando la enfermedad, advierten que de no contar con la dotación de personal necesaria comenzaran a afectar el ingreso cerrando 2 camas de aislamiento, 2 camas con monitores y 2 sillones hasta llegar a contener los pacientes que ya estén ingresados, como medida de cuidado y de protección tanto al personal como al propio usuario y evitar de esta manera las largas esperas de las ambulancias en la puerta de emergencias, como ocurre en la actualidad.
“Estamos en asamblea permanente y está estipulado reunirnos en asamblea en cada turno valorando el día a día, más allá de la represión que tenemos de nuestros jefes directos por las medidas que estamos llevando adelante” concluyó.

Repudio
En las últimas horas, la Comisión Interna del hospital Maciel denunció en un comunicado, la decisión arbitraria de descontar a los funcionarios tercerizados que participen de la asamblea, hecho que causo indignación en los dirigentes.

En un comunicado divulgado, el Presidente de la Comisión Interna, Claudio Hoaguy junto a la Secretaria de Presupuesto y Salud de la FFSP, Silvia Machado, expresan su “enfático repudio a la decisión tomada por la Dirección del Hospital Maciel de descontarle a los trabajadores tercerizados la hora de participación en la asamblea”.

Agregan que “los trabajadores del hospital nos declaramos en asamblea permanente el 20 de enero y la participación de los trabajadores en las asambleas es un derecho”.

Fuente PIT-CNT