“Yo soy Fidel”

Es un grito antimperialista y apoyo a la Revolución Cubana del PCU.

Rony Corbo

En medio de tensiones, maniobras y operaciones de desestabilización contra Cuba, la Conferencia Departamental de Montevideo del Partido Comunista de Uruguay, aprobó, por aclamación, denominarse “Yo soy Fidel”, en respaldo a ese querido pueblo, su Revolución, su derecho a la autodeterminación y a la paz. Mientras recrudecen las campañas de hostigamiento contra Cuba, el presidente Díaz Canel reafirmó la defensa de la Revolución y reivindicó que son “un pueblo de paz”.

Un continente en lucha

Estamos viviendo una multifacética ofensiva del imperialismo norteamericano sobre América Latina, con Cuba como centro de las agresiones, seguida por la Venezuela Bolivariana y la Nicaragua Sandinista, los pueblos de América Latina se alzan y se tensa la lucha de clases, entre las oligarquías aliadas a los Estados Unidos y quienes recorremos el camino de la soberanía y la autodeterminación en América Latina y el Caribe.

Los mapuches chilenos, apoyados por todo su pueblo, enfrentan al neoliberal Sebastián Piñera a costa incluso de entregar más vidas en la lucha, que es centenaria.

En Colombia las juventudes se levantan para decir basta al narco paramilitarismo que sostiene Iván Duque, el delfín del verdadero «jefe» colombiano, Albaro Uribe, que es simplemente peón del imperialismo yanqui. La JUCO, la heroica juventud comunista colombiana arriesga su vida joven en cada acción para liberar su patria.

La oligarquía racista boliviana, protagonista de un golpe de Estado que derrocó a Evo, intenta nuevamente acciones golpistas y desestabilizadoras, contra la democracia recuperada con lucha por el pueblo boliviano.

En ese contexto, los supuestos cubanos «demócratas», financiados generosamente con el dinero de los contribuyentes norteamericanos, buscan erosionar la revolución con supuestas marchas pacíficas que intentan, con las nuevas tecnologías de la información, resumir el descontento con la falta de muchas cosas básicas en Cuba, provocada por el propio bloqueo que EEUU aplica hace seis décadas, para asfixiar de hambre al pueblo de Martí y Fidel.

En todo el continente y en buena parte del mundo hay acciones de solidaridad Cuba. En Uruguay, como señalábamos, la Conferencia Departamental de Montevideo del PCU, que esta reunida este fin de semana en el Club Cordón, se denomina “Yo soy Fidel”, como homenaje a nuestro invicto Comandante y como respaldo al pueblo cubano ante cualquier intento desestabilizador en Cuba y en nuestra patria, la de Artigas.

Diaz Canel: Defendemos la Revolución Socialista

Ante el llamado de la contra revolución a manifestarse en Cuba y en todo el continente, el presidente de la República de Cuba, Miguel Diaz Canel, compareció este viernes en directo por la televisión de la isla, abordando con sinceridad y profundidad varios de los principales temas en discusión.

“Hemos vivido dos años de cierres y restricciones en los cuales hemos estado ante situaciones y momentos muy duros, y también hemos tenido que lamentar pérdidas dolorosas, pero nos vamos levantando. Estamos en un momento en que vamos controlando la pandemia y ello va abriendo perspectivas de cómo el país puede retomar su curso, su ritmo y su estabilidad”, comenzó Díaz-Canel el viernes a la noche.

“Hoy, los casos activos en el mundo están en un 7.47% de todos los casos confirmados que ha habido. En el área de las Américas, es de un 10.89%, y en Cuba (2.074 el jueves) es solo el 0.22% de los casos acumulados. Por tanto, Cuba tiene un mejor control de la pandemia que el mundo y la región”, explicó, deteniéndose en explicar el enorme esfuerzo realizado en Cuba, en medio del bloqueo y las amenazas, para responder a la pandemia con recursos y vacunas propias.

“Cuba presenta un 98.92% de casos recuperados de la enfermedad, las Américas un 86.66% y el mundo un 90.51%. Hay una diferencia porcentual notable que demuestra la eficiencia de los resultados que vamos teniendo. En el mundo, la letalidad se comporta al 2.01%, en las Américas al 2.44%, y en Cuba al 0.86% y está disminuyendo en estos días”, amplió.

“Todo lo que hemos enfrentado ha tenido, como elemento adicional de mucho rigor, la cruel y criminal política del imperialismo yanqui contra Cuba, que trató de aprovechar este momento de incertidumbres para apretar todas las tuercas del bloqueo, difamar y calumniar”, denunció el presidente cubano.

“Nos han querido presentar como un estado fallido, como un Gobierno que no podía sobrepasar junto a su pueblo esta situación- Sin embargo , como decía José Martí, “no hay proa que taje una nube de ideas”. Defendiendo esas ideas es que nuestro pueblo se ha venido sobreponiendo y se abren esperanzas, luces y caminos para seguir adelante”, enfatizó el presidente cubano.

“Con un pueblo como este no hay rendición posible”

Diaz Canel sostuvo que “en esas condiciones excepcionales por las que ha transitado la economía, el país dejó de recibir más de 3.000 millones de dólares en año y medio de ingreso. Habría que ver qué cosas estarían hoy distintas si hubiéramos contado con esos ingresos. Pero, además, los pocos ingresos que recibimos los tuvimos que dedicar en una parte importante precisamente a salvar vidas a cubrir los gastos de aseguramiento en el enfrentamiento a la COVID».

El también primer secretario del Partico Comunista de Cuba convocó a “hacer política con los conceptos de hacer política en la Revolución, con lo que definía Hart, a partir de la experiencia del pensamiento martiano y del Comandante en Jefe, que es una combinación de ideología, ciencia, ética en la práctica política».

Sobre el involucramiento del pueblo Miguel Diaz Canel dijo: » en pocos meses hemos tenido encuentros con representantes de los economistas, los juristas, empresarios, periodistas, las mujeres federadas, trabajadores por cuenta propia, artistas, jóvenes, líderes comunitarios y religiosos, campesinos, científicos, deportistas y también con personas de la comunidad LGBTIQ+. Todos han sido muy reveladores y de mucho compromiso. Tenemos todo documentado, y tanto la dirección del Partido como el Gobierno, están constantemente actualizados de lo que va saliendo en cada uno de esos encuentros, y en los propios espacios del sistema de trabajo vamos controlando cómo se van dando respuestas a los planteamientos de estos encuentros, por lo tanto, ya eso está en un sistema de trabajo».

“La política imperial no nos quita el sueño”

Sobre la nueva ofensiva imperialista el presidente cubano fue categórico. «es parte de una estrategia imperial por tratar de destruir a la Revolución. Se han tratado de construir sucesos por fecha: trataron de probar el 11 de julio, ahora proponen hacer provocaciones alrededor del 15 de noviembre; han levantado toda una aureola mediática para que el mundo espere qué va a pasar en Cuba el 15 de noviembre. Creo que a nosotros ni eso nos quita el sueño, estamos tranquilos, seguros, pero atentos y alertas, y estamos preparados para defender la Revolución, para enfrentar cualquier acción injerencista contra nuestro país, sobre todo contra todo lo que atente contra la paz, la tranquilidad ciudadana y nuestro orden constitucional».

“Cuba es una nación de paz. Somos rebeldes, somos inconformes, no toleramos lo mal hecho, hacemos la crítica adecuada y habrá que hacer más crítica de todo cuanto hacemos mal donde haya un espacio de mediocridad; pero somos, ante todo, una nación de paz, una nación de solidaridad, de amistad. Y esa nación defiende un proyecto que es una revolución socialista, genuina, que no está clandestina en el poder. Al contrario, está constantemente renovándose, constantemente perfeccionándose, constantemente con la voluntad de hacer lo mejor para el pueblo, tomando como base la participación del pueblo”, fundamentó.

El mandatario cubano advirtió que “somos una revolución consciente de que su ejemplo incomoda a quienes la adversan y por lo tanto somos una revolución que no sobreviviría, y eso tenemos que tenerlo claro, al error de descuidar sus defensas. Por eso también en este presente de la nueva normalidad vamos al Ejercicio Moncada, vamos al Día de la Defensa, pero como elemento genuino de participación popular, también en la preparación que tenemos que tener y afianzar para mantener nuestra soberanía e independencia”.

“Somos una sociedad abierta al diálogo, al debate, al perfeccionamiento de nuestra sociedad, tenemos una enorme voluntad por seguir ampliando nuestra democracia, los espacios de debate, la participación de nuestros ciudadanos en función de la Revolución. Pero somos una sociedad cerrada a la presión, cerrada al chantaje, a la injerencia extranjera. Desde ese presente que nos avizora el futuro al cual vamos a llegar, Cuba vive y no es un milagro. Cuba está viviendo porque sus hijos quieren y cada uno de nosotros es responsable de construir el futuro de la Cuba a la que aspiramos. Cuba también coopera con los que menos tienen, Cuba salva vidas y no solo siente la responsabilidad y el compromiso de la solidaridad, sino que tenemos un entusiasmo volcado a poder compartir nuestros saberes para también ayudar a quienes más lo necesitan en el mundo. Nuestra divisa es la paz”, dijo.

Cuba retoma este 15 de noviembre el inicio del curso escolar, el ritmo de vida habitual y la alegría de la construcción de la patria socialista, que los pueblos latinoamericanos y caribeños anhelamos. Con enormes limitaciones, muchas, las más, provocadas por el bloqueo y algunas por la propia incapacidad de instrumentar los cambios a tiempo y a fondo. Igualmente es preferible esto último a vivir bajo el yugo imperialista. De los errores aprendemos más que de los aciertos dijo el Che.

Por eso desde Uruguay, desde nuestro humilde, pero firme, PCU, decimos con el pueblo cubano: “Yo soy Fidel”.

Compartimos el video de la intervención del presidente de Cuba ayer en la televisión: http://www.cubadebate.cu/noticias/2021/11/12/diaz-canel-comparece-en-television-nacional-para-hablar-sobre-la-nueva-normalidad-y-otros-temas-actuales/

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas