Montevideo: Se inició programa de empleo transitorio por el Plan ABC

Las personas seleccionadas por el Programa ABC Oportunidad Trabajo comenzaron a realizar tareas en distintos espacios públicos de Montevideo.
0
20

En estas últimas semanas varias cuadrillas iniciaron sus tareas en distintos puntos de la ciudad. Este programa integra la batería de medidas del Plan de Apoyo Básico a la Ciudadanía (ABC), que a través de su eje Trabajo busca brindar soluciones de alivio a la problemática del desempleo en Montevideo, así como apoyar la inserción laboral de quienes participan.

Mediante esta iniciativa se prevé generar 2.000 puestos laborales transitorios. En este primer semestre del año comenzaron a trabajar 1.000 personas, bajo un régimen de contratación a través de organizaciones de la sociedad civil.

Quienes participan tienen entre 18 y 64 años de edad y fueron seleccionados entre quienes se anotaron y salieron sorteados en el llamado público del programa Codo a Codo realizado en 2020.

En la selección se mantuvieron los criterios de paridad y cumplimiento de las cuotas para personas en situación de discapacidad, afrodescendientes y trans.

Quienes participan realizan tareas de barrido, mantenimiento en espacios públicos, refacción de semáforos y refugios peatonales, y pintura de cordones de veredas en escuelas públicas, entre otras.

Las cuadrillas están acompañadas de un equipo de gestión, integrado por un/a coordinador/a, dos supervisores/as y un acompañante social. Las tareas se llevan adelante en jornadas de seis horas, a razón de 30 horas semanales.

Además, con el fin de mejorar sus condiciones de empleabilidad, reciben 72 horas de capacitación en competencias transversales y en clave de derechos humanos.

OPERATIVA
El miércoles 26 de mayo, un equipo integrado por 40 participantes del programa realizó las primeras intervenciones en Cordón norte. Comenzaron su trabajo en los semáforos instalados en los cruces de las calles Colonia y Acevedo Díaz, y Eduardo Víctor Haedo y Acevedo Díaz.

Organizados en dos grupos de 20 personas y a partir de la calle Acevedo Díaz, el trabajo se extendió hacia el Centro por las calles Haedo, Mercedes y Colonia. Realizaron la limpieza, preparación de superficie metálica y pintura de las columnas de los semáforos, en el horario de 9 a 15.

Las personas participantes de esta cuadrilla recibieron capacitación a cargo del personal técnico de la Unidad Obras de Señales Luminosas, del Departamento de Movilidad.

La Intendencia suministró la indumentaria para la ejecución de las tareas, incluyendo elementos de protección personal. También se garantiza el transporte para concurrir a través de la entrega a cada participante de una tarjeta STM que contempla 50 viajes mensuales.

El jueves 28 de mayo, en horas de la mañana, otro equipo del Programa llevó adelante tareas de mantenimiento en el Jardín Botánico. Este equipo trabajó en el mantenimiento y refacción de piletas, corte de pasto, recolección de hojas y residuos.

Debido a que recibieron una formación específica en jardinería, realizaron tareas en el vivero y en la huerta del Botánico, en la preparación de la tierra para la siembra de verano, para las plantas que integrarán la colección del parque.

UNA OPORTUNIDAD DE SALIR ADELANTE
Gabriel trabaja en la cuadrilla del Jardín Botánico. Se enteró del llamado para el programa por las redes sociales. Cuenta que se anotó no solo para contar con un ingreso, sino también porque buscaba trabajar. “Me siento muy feliz por la oportunidad. Y necesitaba mucho esto. Por lo físico, lo mental y el hecho de poder trabajar en equipo”, comenta. Gabriel destaca el hecho de contar con capacitaciones, ya que “aporta muchísimo en todo”.

Rosana, que comparte equipo con Gabriel, cuenta que se anotó porque estaba sin trabajo a causa de la pandemia y que se siente satisfecha. “Es también una oportunidad de aprendizaje, algo bastante lindo. En primer lugar porque me gusta”, aseguró.

Sobre el programa, dice que es “bastante completo” y agrega: “la verdad que es algo que le da posibilidades a mucha gente. Y es necesario por la quietud de trabajo que hay”.

Otro integrante de la cuadrilla del Botánico, Jorge, se enteró de la convocatoria por la prensa. “Cuando entré a la página de la Intendencia y me anoté, lo que vi me motivó. No solo el aspecto económico, sino la posibilidad de aprender y desarrollar una tarea”.

Para Jorge, formar parte del programa “es una alegría bárbara. Y bueno, todo es un aprendizaje para el futuro”. Y agregó: “Me parece bárbara esta oportunidad, por la situación que estamos pasando de falta de trabajo”.

Jocelyn dice que su motivación para inscribirse al programa fueron sus hijas. “Cuando me llamaron, qué emoción. Saber que voy a tener mi sueldo, que voy a salir un poco más adelante. Es algo que está haciendo muy bien”.

Jocelyn destaca de esta experiencia aprender a trabajar con plantas, así como el trabajo en equipo: “Con mis compañeros, que es lo principal, poder forjar un vínculo laboral”.

Fuente IM