Atropello y persecución sindical contra dirigente de Soofrica

La empresa Minerva Foods por intermedio de Frigorífico Canelones, ha sancionado de forma desproporcionada al dirigente sindical de Soofrica, Raúl Torres.
0
75

La medida adoptada con el trabajador, según la notificación recibida por este, señala “que la empresa FRIGORIFICO CANELONES S.A., se ha visto en la necesidad de aplicarle una sanción disciplinaria de suspensión por 14 (catorce) días de trabajo, que se cumplirán desde el día miércoles 21 de abril, hasta el viernes 7 de mayo inclusive, de 2021”.

Como fundamento de la misma, la notificación establece que “es consecuencia del hecho ocurrido el 20 de abril de 2021, con los Gerentes de la empresa Cuello y Pereyra, los hechos de violencia verbal y falta de respeto en su reclamo por uso de medidas de seguridad y salud laboral luego que fuera observado por personal de vigilancia. Los hechos son considerados absolutamente graves por parte de la empresa, de violencia verbal y gestual inadmisibles dentro del lugar de trabajo. Esta sanción y sus antecedentes disciplinarios serán agregados a su Legajo Personal”.

La notificación agrega que la sanción adoptada contra el trabajador “ha sido decidida por la Dirección de la empresa, acorde a lo establecido en el Reglamento Interno de la misma, la gravedad de los hechos acontecidos y sus antecedentes funcionales”.

Para conocer de primera mano lo sucedido nos pusimos en contacto telefónico con el dirigente sindical quien señaló a nuestro Portal que la situación que da lugar a la sanción se produjo el pasado martes.

“En momento en que me encontraba retirándome de la planta a las 12 del mediodía, al salir de la ducha y el vestuario de planta, aparece una persona del cual desconozco su función, no lo conocía y en ningún momento se había presentado al sindicato la contratación que hizo la planta de personal de vigilancia para estar recorriendo y haya un correcto uso de los tapabocas y del uso de alcohol en gel en el personal, en ese momento sin presentarse ni saludar me dice “el tapabocas”, mi reacción fue decirle disculpa estoy saliendo de la ducha”.

A partir de esta situación “se genera un intercambio sin faltas de respeto por parte de ninguno de los dos, aunque si con dos posiciones firmes, ante esto me dice que relatará el “episodio” conmigo en la oficina de personal, a la cual yo también voy”.

Agrega Torres, que “solicitó la presencia del gerente de personal, se me comunica que estaba en una reunión con el gerente industrial, entonces yo me dirijo a la oficina donde estaban y llamo al personal de vigilancia delante de ambos gerentes”.

“Ya en ese momento yo estaba incómodo por lo sucedido”, continúa relatando, “en ese momento la prevencionista aparece me explica la función del funcionario contratado y se lo lleva a vigilancia”.

Torres relató que, al quedarse solo con ambos gerentes, “se genera un intercambio en el cual yo en ningún momento ni insulté ni amenacé, pero señalé con firmeza algunas cosas que no estaban bien, ello produjo que en varias oportunidades ambos gerentes me trataran de mentiroso y otras provocaciones, a las cuales respondí todas con firmeza, pero sin faltas de respeto o insultos”.

Al terminar este encuentro, el trabajador se retira de la planta y en el correr de esa misma noche se le comunica la sanción.

A partir de allí señala, se genera una bipartita con el director de Trabajo del ministerio de Trabajo y Soofrica, el director de trabajo realizó varias gestiones con la empresa para que revisara la sanción sin resultado alguno”.

Consultado por las acciones que seguirían Raúl Torres, presidente de Soofrica, señaló que el tema “ya está en manos del abogado del sindicato y que ahora se definió un plan de acción consistente en la trasmisión de un video por Facebook donde se informa lo sucedido ya que no podemos realizar asambleas ni reuniones, por lo que el plan de acción se dirige a dar difusión a esta arbitrariedad y otras acciones que se irán viendo ya al nivel de la planta”.

Al termino de sus declaraciones para nuestro Portal, el dirigente sindical recalcó que “esta sanción no era por el intercambio mantenido con el trabajador de vigilancia, sino que, a raíz de ese intercambio, es que se genera la discusión con ambos gerentes, el de Persona e Industrial, que es lo que finalmente origina la sanción, no por el episodio del vestuario”.

Fuentes del sindicato y trabajadores del mismo reiteraron a este Portal que la sanción es un exceso, en tanto según la normativa vigente se procedió a aplicar la escala más alta de sanciones sin considerar que se trataba de un trabajador que en su legajo no tiene observaciones ni sanciones anteriores.

Ambos hechos, agregan las fuentes sindicales, son una evidencia clara de que estamos ante el uso de sanciones administrativas por parte de la empresa, con el objetivo de intentar amedrentar a los trabajadores afiliados al sindicato, quienes desde el pasado año han sido protagonistas de movilizaciones y denuncias permanentes contra la trasnacional Minerva Foods.

Como señal de protesta, a partir de esta jornada, los trabajadores se encuentran realizando paros sorpresivos de una hora por sector.

En comunicación del sindicato, remitida a nuestro Portal y al ministerio de Trabajo, se señala que los trabajadores del frigorífico de Canelones, en protesta por este atropello patronal y en defensa de la libertad sindical, se han declarado en conflicto.