Cuidando Internet: “los custodios de las llaves”

0
18

A mediados del mes de febrero del año en curso, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN) realizó lo que se define como “ceremonia de firma de claves”.

Se trata, de acuerdo a información de Rusia Today (RT) de un evento central para asegurar el buen funcionamiento en términos de seguridad de internet.

Hasta el año 2016, la ICANN formaba parte del Gobierno de EE.UU., sin embargo, actualmente se ha transformado “en una organización independiente sin fines de lucro”, que cuenta con “el apoyo de cientos de servidores espejo distribuidos por el mundo”.

La transformación de ICANN, permite” evitar que un solo ente controle todo el sistema” y por ello, “las organizaciones que administran estos servidores son legal y financieramente independientes de la ICANN”.

Los que “controlan internet” son los “custodios de las llaves”, quienes son “seleccionados por su experiencia en ciberseguridad” y se “reúnen cada tres meses para actualizar las contraseñas del sistema que controla la mayor parte del tráfico de datos”.

La llamada “ceremonia de firma de claves”, convoca a un total de 14 personas, reconocidas por su experiencia en ciberseguridad y que han sido seleccionadas “como poseedoras de las llaves que administran el sistema que controla la mayor parte del tráfico de datos”.

El trabajo de estas personas, “es actualizar las contraseñas” del sistema, evitando así que caigan en manos de piratas informáticos.

El evento de “firma de claves”, se realiza cuatro veces al año, cada tres meses.

“Siete personas se reúnen en la costa este de EE.UU. y otras siete en la costa oeste para generar y llevarse consigo una nueva llave maestra, es decir, una nueva contraseña. Los dos grupos se reúnen de manera simultánea y en realidad solo son imprescindibles tres de los siete custodios de cada costa”, resalta RT.

Ninguno de los “guardianes de internet”, vive en el mismo lugar, ni siquiera en el mismo territorio, diseminados por el mundo, “solo se juntan en un mismo lugar cuando se llevan a cabo las ceremonias, que se desarrollan en lugares discretos dentro de edificios con controles de acceso, y en salas sin ventanas donde solo se puede abrir una puerta a la vez”.

“Los custodios deben realizar un recorrido previo que también requiere contraseña, el uso de una tarjeta inteligente y someterse a un escaneo biométrico, siempre bajo el seguimiento de cámaras y diferentes sensores. Cada uno de los custodios posee una llave de metal para abrir una caja de seguridad que se encuentra en las salas. De allí extraen una tarjeta inteligente con la que activan la máquina que genera la nueva llave maestra”.

La ICANN, controla todo el proceso y “ejerce las funciones básicas de control de la Red al ser responsable de transformar los números que manejan las computadoras (por ejemplo, las direcciones IP) en letras como las de los nombres de dominios y páginas web, para hacerlos comprensibles para los humanos”.

El buen funcionamiento del sistema depende de que “el Sistema de Nombres de Dominio (DNS)” asegure que se asocie “el número único de identificación o dirección IP de cada página web, correo electrónico y otros servicios a una cadena de caracteres, conocidos como dominios o direcciones de Internet”.

El directorio resultante de estas acciones es distribuido “a toda la Red desde 13 servidores raíz operados por universidades, organismos estatales de EE.UU. y asociaciones sin fines de lucro en Norteamérica, Europa y Japón”.

De acuerdo a su página web, “la misión de la ICANN es ayudar a garantizar una Internet global, unificada, estable y segura. Para contactar a otra persona en Internet debemos ingresar una dirección – un nombre o un número – en nuestra computadora u otro dispositivo. Esa dirección debe ser única para que las computadoras puedan localizarse unas a otras”.

Corresponde a la ICANN, creada en 1998, coordinar estos identificadores exclusivos en todo el mundo.

La ICANN está compuesta por: la Junta Directiva que es “seleccionada por la comunidad de la ICANN” y se encarga “de la supervisión estratégica de la organización de la ICANN”, la comunidad de la ICANN, que “es un grupo de partes interesadas, diverso, integrado por voluntarios de todas partes del mundo”, quienes “trabajan en forma conjunta para brindar asesoramiento y desarrollar políticas dentro de la misión de la ICANN”.

El otro componente es la organización de la ICANN que “proporciona personal y recursos para dar apoyo a la comunidad de la ICANN”.

Existen oficinas de la ICANN en las ciudades siguientes, Los Ángeles (EE.UU), Bruselas (Bélgica), Estambul (Turquía), Ginebra (Suiza), Montevideo (Uruguay), Nairobi (Kenia), Pekín (China), Singapur, Washington DC, (EE.UU).

Como parte de su trabajo, publica Informes Regionales, donde se destacan actividades, logros y participación de la comunidad en cada una de las regiones, los mismos pueden ser consultados en https://www.icann.org/es