“Los cambios que hizo Bolsonaro son normales”: afirmó Luis Ignacio “Lula” da Silva

0
58

La posibilidad que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, se presente como candidato en las elecciones de 2022 en Brasil, fue indirectamente aceptada por el líder brasileño, en el transcurso de una entrevista con la televisora portuguesa RTP.

Al ser consultado por esta posibilidad, Lula expresó, “el presidente estadounidense, Joe Biden, es mayor que yo, es decir, cuando sea candidato tendré un año menos. Si estoy sano y es necesario hacer un trabajo más, puedes estar seguro que estaré en la lucha”.

Tal y como recuerda hoy Prensa Latina (PL), Lula ha recalcado, que el tema de ser o no candidato no forma parte de una prioridad personal, por lo que aguardará al 2022, para asumir una decisión sobre ello.

Durante la entrevista, el ex mandatario insistió en la importancia de centrar la atención en la situación sanitaria que vive Brasil, sobre todo la relevancia que tiene en esta dramática situación, la vacunación de los brasileños contra el Covid-19, así como la necesidad de “hacer viable una ayuda de emergencia mensual de 600 reales (110 dólares)”.

Lula demandó, resalta PLA, “asistencia financiera a micro y pequeños empresarios, y una política de creación de empleo”.

Con respecto a su posible candidatura, en las próximas elecciones, insistió “necesariamente no necesito ser candidato a presidente de la República. Evidentemente, no voy a decir que no, ni tampoco sí. Esperaremos a la llegada de 2022, necesitaremos saber cómo será el panorama político”, respondió a RTP el exjefe de Estado.

Una vez más Lula ratificó que la única “verdad” que debe ser atendida es que “Bolsonaro no puede seguir gobernando Brasil”.

Consultado sobre los cambios que recientemente realizara el actual presidente brasileño, Lula señaló que había que ubicarlos en su adecuada dimensión, restando así importancia a los mismos, en lo que ha su significación política se refiere.

“Los cambios que hizo Bolsonaro son normales. El presidente tuvo un desacuerdo con el ministro de Defensa y decidió cambiar de ministro. No veo esto como una señal de crisis”, enfatizó.

Con respecto al nombramiento del diplomático Carlos Alberto Franco para la dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lula mostró su desacuerdo debido a la “inexperiencia” del mismo.

“Esto es muy malo para las Relaciones Exteriores, porque Brasil ha llegado a ser casi un protagonista internacional, y hoy es tratado como un país insignificante”, argumentó el ex presidente.

Al referirse al exjuez y exministro de Justicia Sérgio Moro, lo calificó como “una caricatura inventada por la prensa brasileña”, que terminó transformándose casi “en un semidiós”.

Según PL, Lula ratificó que, “la desactivada operación Lava Jato y el Ministerio Público Federal estaban al servicio de los intereses de empresas estadounidenses para intentar quebrar a Petrobras”.

Sobre su evaluación de la pandemia y la forma en que esta ha sido “gobernada”, Lula, afirmó que, desde su perspectiva, al comienzo de la misma “debió crearse una gobernanza mundial”, para lo cual “el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, debió haber convocado una reunión especial para discutir sobre el patógeno y el financiamiento de las vacunas.

“No es posible que el mundo no se reúna para discutir cómo afrontar la Covid-19”, recalcó el líder político brasileño.