Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Mientras Sputnik V avanza, Europa observa a AstraZeneca con recelo

0
118

«Por recomendación del (ministro de Salud francés] Olivier Véran, se decidió suspender el uso de la vacuna de AstraZeneca. Esperamos que la EMA publique un dictamen sobre el medicamento mañana por la tarde», dijo el presidente de Francia, Emmanuel Macron, según consigna Rusia Today (RT).

El anuncio del mandatario francés se produjo durante una conferencia de prensa, donde recalcó que se trata de una medida adoptada “por precaución”.

La vigencia de esta suspensión regirá hasta el martes, a la espera de que “la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) publique su última guía sobre la vacuna”.

Siguiendo la posición de Francia y Alemania, Italia también confirmó, informa RT la suspensión del “uso de la vacuna AstraZeneca en todo el país mientras espera un anuncio del regulador europeo”.

La decisión se conoció mediante un comunicado emitido por la agencia de medicamentos de Italia, en el mismo se resalta que la decisión va en la misma de la adoptada por “otros países de la UE”.

El comunicado enfatiza “que se trata de una medida de precaución ya que no se había encontrado un vínculo causal entre los eventos adversos graves y la vacuna”.

La agencia de noticias recuerda que esta medida se adopta luego de que en “la región del norte de Piamonte se prohibiera el domingo el uso de un lote del fármaco tras la muerte de un maestro, que había recibido una dosis del lote el día anterior”.

Aunque no son los únicos países que han adoptado esta medida, se trata de los últimos en sumarse a la posición de los restantes países que han decidido “suspender el uso” de este fármaco.

AstraZeneca, señala RT, ha comunicado “que no encontró pruebas de que su vacuna contra el coronavirus provoque un aumento del riesgo de la aparición de coágulos de sangre”.

La comunicación realizada este domingo, indica que se llevó “a cabo una cuidadosa revisión de todos los datos disponibles de más de 17 millones pacientes inoculados con su fármaco en la Unión Europea y el Reino Unido”.

La compañía resaltó, que los resultados obtenidos en dicha revisión, «no mostraron evidencia de un mayor riesgo de embolia pulmonar, trombosis venosa profunda o trombocitopenia, en ningún grupo de edad definido, género, lote o en ningún país en particular».

En contraposición a lo que viene sucediendo con este fármaco, la vacuna producida por los investigadores del centro Gamaleya de Moscú, se encuentra esperando que se decida su aprobación por parte de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Si esta aprobación se produjera, el fármaco ruso, podría ser usado en el territorio del viejo continente, más allá de que varios países que integran el continente han decidido su uso por decisiones propias y sin esperar el accionar de la EMA.

La vacuna del Instituto Gamaleya ha sido registrada ya por Hungría y Eslovaquia.

 

Comentarios cerrados.