Paro de la Mesa Sindical Coordinadora de Entes del Estado (MSCE) de Uruguay

0
13

Por Rolando Arbesún

Desde el pasado 20 de julio, la Mesa Sindical Coordinadora de Entes del Estado (MSCE) de Uruguay se encuentra realizando una serie de movilizaciones en defensa del trabajo y en reclamo por ingreso de personal y mejor presupuesto.

Para ello se instaló, desde el martes, una carpa donde los trabajadores informaron sobre las situaciones en los entes públicos.

Este jueves y como parte del cronograma de acciones sindicales, se lleva a cabo un paro de los sindicatos que la conforman, quienes marcharán hasta la Torre Ejecutiva para hacer escuchar sus reclamos y solicitar al mismo tiempo una reunión con el presidente de la República.

Durante las jornadas previas al paro de hoy, se fue informando de las problemáticas existentes en varios de los servicios públicos, sobre los que se afirmó que “corren peligro”.

Según consignó el portal de noticias del Pit-Cnt, el dirigente Juan González, señaló que en los actuales momentos las acciones sindicales “son fundamentales para mostrar unidad y solidaridad”.

La iniciativa de la MSCE, forma parte también del respaldo dado a las acciones que viene realizando el Sindicato Único de Trabajadores del Mar y Afines (Suntma), quienes además de declararse en huelga, levantaron una carpa frente al Palacio Legislativo en protesta por el deterioro de las condiciones de trabajo y los persistentes intentos de las patronales para que acepten nuevas rebajas salariales y recortes de derechos adquiridos.

Se prevé que la gremial de los entes públicos movilice a miles de trabajadores en su marcha a la Torre Ejecutiva.

En coincidencia con las acciones sindicales de la MSCE, el martes se produjo el arribo de la caravana del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ), quienes habían partido de Bella Unión, en el departamento Artigas, ante la amenaza de cierre de la planta de Alcoholes de Uruguay (ALUR).

Consultado por el portal de noticas del Pit- Cnt, su presidente, Fernando Pereira fue enfático al señalar que n se creyera “que esta será la última movilización, sino que ahora se abre la lucha por los Consejos de Salarios y la Rendición de Cuentas gubernamental de recortes presupuestales”.

Las reivindicaciones que conforman la plataforma de la Mesa incluyen como aspectos centrales la defensa del trabajo, el ingreso de personal, y el avance en las presupuestaciones.

En los diversos entes públicos, declaró González al portal de noticias hay “oficinas vacías, maquinaria parada, y sin que se cubran las vacantes, sin ingreso de personal y con acuerdos y concesiones con empresas privadas a las que se les entrega la soberanía”.

Con respecto a la situación presupuestal, los diferentes dirigentes sindicales han sido enfáticos al denunciar que ya no “hay más espacio para recortar”.

“Los servicios en algunas empresas están cercanos a dejar de prestarse”, explicitó González, quien puso como ejemplo la situación del Correo donde “el servicio se está prestando por debajo de lo que la reglamentación exige”, a ello agregó lo que acontece en UTE, donde afirmó, “la situación es crítica, se van a ver amenazados los servicios, y en el caso de OSE hay algo parecido”.

La Mesa Sindical Coordinadora de Entes es un colectivo de gremios estatales.

Está integrada por la Asociación de Funcionarios Postales del Uruguay, la Asociación de Bancarios del Uruguay, la Asociación de Funcionarios del Instituto Nacional de Colonización, la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social, la Federación Ancap, la Agrupación de Funcionarios de la UTE, la Federación de Funcionarios de OSE, el Sindicato Único de la Administración Nacional de Puertos, el Sindicato Único de las Telecomunicaciones y la Unión Ferroviaria.

Esta es la segunda vez, desde que comenzara el nuevo gobierno que la Mesa Sindical Coordinadora de Entes (MSCE) realiza movilizaciones.

El pasado 29 de julio de 2020, la MSCE, realizó una concentración frente al Ministerio de Economía (MEF) y de allí marchó a la Torre Ejecutiva, para expresar su oposición al ajuste aplicado por el gobierno y en defensa de las empresas públicas.

En aquella ocasión, la plataforma reivindicativa de la MSCE incluía: la creación de una canasta de servicios públicos esenciales que fuera asignada a todas y todos los/as uruguayas afectadas por la crisis; en forma gratuita durante 3 meses.

Dicha canasta estaría conformada por: 1 garrafa de 13 kg súper gas, hasta 180 KWH de energía eléctrica, 50 GIGAS de internet (considerada esencial en ese momento de aislamiento social), gigas libres para estudiantes confinados, 3 metros cúbicos de agua potable y su arrendamiento de saneamiento.

Estos beneficios que fueran solicitados tendrían como destinatarios a: los hogares con trabajadores y trabajadoras sin protección social, los hogares de trabajadores que fueron enviados al seguro de paro y los hogares donde vivan personas mayores de 65 años de bajos ingresos.