“Un manejo irresponsable de las cuentas es que la crisis actual la paguen los más pobres”

"Ahora todo se analiza en base al gasto", dijo ayer en el Parlamento Gerardo Núñez diputado por la 1001, Unidad para los Cambios (FA), "prefiero un déficit fiscal como el que dejó el Frente Amplio -con un país que logró que los más pobres no fueran lo más perjudicados-; a un déficit controlado, pero a costa del sufrimiento de las trabajadoras y trabajadores".
0
131

Al principio de su alocución, ayer en el marco de la Rendición de Cuentas, el diputado cuestionó el relato al respecto del déficit fiscal y la asociación, que se pretende hacer desde la derecha, con el concepto de «despilfarro». Esta iniciativa de la coalición, según Núñez, es un esfuerzo para justificar las políticas de recortes brutales que se está llevando adelante y que se van a proyectar en el próximo presupuesto quinquenal.

«Hay una especie de fetiche con el déficit fiscal, como si fuera el único indicador posible para analizar la economía y la situación social. Yo prefiero un déficit fiscal como el que dejó el Frente Amplio -con un país que logró que los más pobres no fueran lo más perjudicados-; a un déficit controlado, pero a costa del sufrimiento de las trabajadoras y trabajadores.» Eso ya pasó, en el 2004 «el Frente Amplio recibió un déficit fiscal bajo pero a costilla de nuestro pueblo, de la pobreza, de la indigencia, del hambre, de un sistema educativo que se caía a pedazos, de una salud pública que atendía solo a la pobreza y mal».

Núñez planteó que, para comprender la situación también hay que analizar la deuda, como elemento estratégico. El Frente Amplio recibió el país con una deuda que representaba el 68.5% del PBI; en el 2019 la deuda era del 30% en función del PBI y el Frente entrega la pobreza más baja y una indigencia de 0.2%. Sobre esto el diputado dijo «capaz que hay alguno que mirando las planillas excel y con la frialdad de las calculadoras no le importa como viva nuestra gente, pero a nosotros sí porque tiene implicancias concretas en la vida de la gente».

«Se nos habla de un manejo irresponsable, yo creo que un manejo irresponsable de las cuentas es que la crisis actual la paguen los más pobres. Y nosotros fuimos responsables porque en el centro de la política del Frente Amplio estuvieron siempre los más pobres».

Desde la derecha se dice que no se puede comprar Uruguay con países europeos, pero Núñez comparó al Uruguay de hoy con países como Haití o República Dominicana, y argumentó que «estamos últimos en inversión para paliar las consecuencias de la pandemia, últimos en América Latina. ¿Alguien puede creer que en términos socio-económicos el Frente Amplio dejó el país peor que Haití o República Dominicana?, bueno pero Uruguay está último en gastos para hacer frente a la pandemia. Vergüenza nos tendría que dar»

Faltaron cuatro meses de gobierno para que se pusiera en práctica el verdadero proyecto de la coalición; el de la restauración, afirmó Núñez. «La restauración significa recorte de derechos y peor calidad de vida para la población y esta afirmación la sostiene el Ministerio de Desarrollo Social». El diputado por la 1001 hace referencia a un documento interno del Mides -que publicó La Diaria- donde se explicita que si se continúa con la propuesta del gobierno, se configuraría una mutilación de las posibilidades de atender a las situaciones de de extrema pobreza. «Lo está advirtiendo el actual Mides. ¿Dónde se les ocurre recortar? En las transferencias, en la atención a la discapacidad. Esas son las pautas definidas por Alfie».

Sobre el Director de la OPP, Núñez aclara que el argumento de Alfie para el recorte en la educación pública ya anunciado por las autoridades, es que «no hay egresados suficientes», cuando los números oficiales de la casa mayor de estudios no coinciden con esta afirmación. «Tiene que haber inversión en la educación pública, que como lo hizo el Frente Amplio, para algunos es despilfarro, para algunos es gasto, pero sin educación pública no hay futuro. Porque no hay ciencia, no hay tecnología, no hay desarrollo. No se puede calcular todo en una planilla fría, para ver si hay menos o más egresados, uno de los principales objetivos de la educación para el Frente Amplio fue generar cabezas críticas, comprometidas con los problemas sociales. Pero ahora todo se analiza en base al gasto. Ojalá la coalición le entrege al Frente Amplio el país en estado que lo entregó el Frente Amplio» expresó.