“Defender el trabajo y el salario”

Abdala consideró insuficiente la propuesta del Poder Ejecutivo y advirtió “las patronales dicen que es mucho”.
0
194

Marcelo Abdala afirmó que la propuesta del Poder Ejecutivo implica pérdida de salario real y adelantó que el PIT-CNT va a luchar por una alternativa que defienda el salario y mejore la protección al trabajo.

El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, analizó en EL POPULAR en Radio, la movilización del 4 de junio, la propuesta del Poder Ejecutivo sobre trabajo y salario y la posición de la central sindical.

-¿Qué valoración hace el PIT-CNT de la movilización del 4 de junio?

-Nosotros hacemos una valoración realmente positiva. Estamos en un país que en 35 días desarrolló tres enormes acciones masivas de una presencia efectivamente nacional. Me refiero al 1º de Mayo, que fue el más grande del mundo, y esto en términos relativos por la población que tenemos pero también en términos absolutos. El 20 de Mayo donde mantuvimos la perspectiva de luchar contra la impunidad, por verdad y justicia. Y ahora el 4 de Junio que fue una movilización enorme, hubo 28 actos en todo el país, realmente una presencia masiva, consiente, organizada. La gente se fue emocionada, confiada en la fuerza no digo solo del movimiento sindical, fue construida al calor de la Intersocial, se fue segura de la fuerza del campo popular que, sin duda, va a cumplir un rol activo en todos estos años.

-En el discurso del 4 de junio planteó la iniciativa de un gran diálogo a nivel nacional con todas las fuerzas sociales que estén interesadas en hacerlo. Esto se le planteó al Poder Ejecutivo hace casi tres meses y no hubo respuesta.

-Es un movimiento sindical de cara al pueblo, abierto a toda la enorme diversidad de organizaciones sociales e instituciones proclives a contribuir con la suerte de las grandes mayorías. Si uno mira la plataforma que viene levantando el movimiento sindical, con la Intersocial, es directamente tender una mano para los sectores que la están pasando peor en este marco. Es en ese marco que nosotros nos imaginamos una red de relaciones y de entrevistas con todos los sectores sociales y también institucionales que pudiera contribuir a pensar en una clave de darle una mano a los más desposeídos pero también en una clave de transformación del país que sea de democracia profunda y de desarrollo integral.

-El mismo día del acto se reunió el Consejo de Salario del Sector Público y el viernes el Consejo Superior Tripartito, del sector privado. ¿Cómo calificaría la reunión y cuál fue el planteo del Poder Ejecutivo?

-Nosotros en tanto movimiento sindical de defensa del interés integral y global de la clase trabajadora, el criterio que vimos es tratar de promover una negociación en donde simultáneamente se pudiera avanzar en una serie de medidas de protección de los trabajadores, que no se rompan los vínculos laborales, de generación de puestos de trabajo nuevos, y simultáneamente, porque en esto hay una relación dialéctica, defender el salario.
Nosotros sabemos que en el capitalismo cuando crece el total de desocupados hay una tendencia a deprimir el salario del total de los trabajadores. Y a su vez sabemos que para la suerte de miles de trabajadores por la cuenta que son de nuestra clase, o medianos y pequeños empresarios que tienen su suerte ubicada a la demanda interna, esto es grave. Por eso el movimiento sindical ha reclamado políticas de apoyo a la pequeña empresa, y además ha puesto un ojo en que no se deteriore el poder de compra del salario real, porque aquí se juega gran parte de las posibilidades de reactivación de la economía. Entonces nos hemos parado en proponer un ámbito de negociación especial para el trabajo y a la vez defender el salario real, en condiciones absolutamente complejas y difíciles porque la suerte de la negociación colectiva no está resuelta en la declaración de tal o cual dirigente, sino en la relación de fuerzas que se procesa en el mundo del trabajo. Y si estamos hablando de 400 mil trabajadores que están fuera de ese esquema, más de 200 mil en el seguro de paro y más de 170 mil en desempleo, para la gran mayoría hay una situación difícil, hay excepciones y nosotros las marcamos con claridad, hay gremios que no han tenido caída alguna de la actividad y por tanto eso tiene que estar en cierta medida aparte.
Consideramos que la propuesta del Poder Ejecutivo no rinde en ese esquema de defender trabajo y defender salario. Y entonces vamos a rompernos la cabeza, los brazos, la espalda, para tratar de generar las condiciones de ubicar una alternativa.

-¿Qué implica en concreto la propuesta del Poder Ejecutivo?

-Hay algunos aspectos que se pueden considerar positivos de la propuesta global y otros en los que tenemos una visión crítica. El Poder Ejecutivo plantea “se convoca el diálogo social por el trabajo” y ahí nosotros tenemos que decir “bienvenido” porque esta fue una reivindicación del PIT-CNT. Es decir, un ámbito en donde de manera sistemática se pueda negociar la forma de cubrir de protección social a los trabajadores desempleados, de generar puestos de trabajo, para nosotros eso es una respuesta afirmativa a una cuestión que planteamos como centro en las propias movilizaciones del PIT-CNT, especialmente el 4 de junio.
Donde nosotros todavía tenemos que hacer un trabajo para buscar una alternativa es en la fórmula salarial.
Separemos los correctivos que vienen de los convenios colectivos celebrados en la ronda del 2018. Había versiones en eso, pero, como corresponde, se aplican todos los correctivos. Al 1º de julio se aplican los correctivos y nosotros empatamos con la inflación pasada.
No hay ajuste de ningún tipo a partir del 1º. de julio que venga a ser un adelanto a cuenta con respecto a la inflación futura y el 1º de enero y, en algunos casos el Poder Ejecutivo lo planteó para abril, hay un 3%.
Al día 30 de junio del 2021 se aplica un correctivo que es de la siguiente forma: la diferencia que hay entre la inflación y los adelantos a cuenta que tuvimos en enero, ese 3%, menos la caída que haya observado el Producto Bruto Interno en el año 2020.
En resumen la propuesta del Poder Ejecutivo garantiza un deterioro de poder de compra del salario real que es exactamente igual a la caída que se manifieste en el Producto Bruto Interno en el 2020. Esta es la fórmula salarial del Poder Ejecutivo.

-Usted habló de gremios que están en otra situación y que no están dentro de esta fórmula general, ¿Cuáles son?

-El PIT CNT planteó que la negociación colectiva de todos los sectores que están relativamente tarifados, aunque la palabra no es exacta, me estoy refiriendo al transporte, a la salud privada y a la construcción, no entran en estos criterios de carácter general, se está conversando porque allí lo que debe desarrollarse es una negociación singular, de acuerdo a las características de esos sectores. Además, el PIT-CNT planteó al Poder Ejecutivo que las grandes organizaciones patronales rurales, la Asociación Rural, etc., no podían venir a un Consejo de Salario a llorar miseria porque en realidad está habiendo una de las cosechas más importantes del país en rubros importantes. Entonces nosotros pensamos que para los asalariados rurales ahí los criterios deberían ser otros.

-¿El PIT CNT va a presentar una contrapropuesta?

-Sí, porque nosotros tenemos que hacer el siguiente razonamiento. ¿La fórmula del Ejecutivo nos garantiza que no se pierdan los puestos de trabajo? No, no nos garantiza. Es cierto que en algunas de las conversaciones, el Poder Ejecutivo manifestó que tendría un criterio sumamente amplio para considerar las prórrogas en el Seguro de Paro y eso para nosotros no es nada menor, porque implica que se mantienen los vínculos laborales de los trabajadores con las empresas o no.
Se podría razonar: si hay una característica del capitalismo, en general, es que nadie nunca tiene el laburo asegurado. Es cierto, pero efectivamente nosotros con esta fórmula no es que tengamos garantizado el empleo, se arma un ámbito de negociación al respecto, se establece que puede haber una política amplia con respecto a los seguros de paro, son elementos a considerar.
Desde un punto de vista salarial, el gobierno ha dicho que ni bien empiece a crecer el Producto Bruto Interno se llega a un 100% de IPC, pero su formulación no es del todo clara. Capaz que en las alternativas que proponga el PIT-CNT pueda haber un elemento adicional de correctivo que proteja un poco más el salario real. En defensa del trabajo y del salario es que se centrarán las contrapropuestas que hagamos. Sabiendo que no estamos solos en la cancha, las patronales ya dijeron que era demasiado este planteo que nosotros consideramos insuficiente.