“La pandemia ha profundizado la crisis general del capitalismo en América Latina y el Caribe”

0
11

Grupo de Trabajo del Foro de São Paulo
Reunión virtual ampliada
29 de mayo de 2020

 

RESOLUCIÓN FINAL

En reunión por video conferencia  realizada el 29 de mayo del 2021, los partidos miembros del Foro de Sao Paulo abordamos la situación del mundo actual  que enfrenta una profunda y  compleja  crisis económica y financiera agravada por la pandemia de la COVID-19, que nos azota desde hace más de un año e impacta severamente en  Latinoamérica y el Caribe con millones de seres humanos contagiados o fallecidos, en un número creciente de países dominados por un despiadado capitalismo neoliberal que defiende el mercado por encima de la vida de hombres, mujeres y niños.

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) plantea que sus efectos generarán la recesión más grande que haya sufrido la región en el último siglo; que ya mostraba un bajo crecimiento, espacios limitados de políticas fiscales y conflictos sociales crecientes en la etapa previa a la enfermedad. Esta situación ha visualizado los problemas estructurales del modelo económico y las carencias del sistema de protección social y del régimen de bienestar; así como el aumento del desempleo y las migraciones, que significa más pobreza y desigualdad.

En esencia, la pandemia ha profundizado la crisis general del capitalismo en América Latina y el Caribe. El modelo neoliberal demuestra cada día su incapacidad de atender las necesidades básicas de salud de nuestros pueblos. Al mismo tiempo, los EEUU intenta imponer la dominación neocolonial en nuestra América, apoyado por gobiernos serviles de la región, declarando públicamente la vigencia de la Doctrina Monroe, que contraviene la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Como consecuencia de este incierto escenario, se han producido masivas protestas sociales en diversos países de la región reprimidas violentamente por fuerzas policiales y militares como los casos de Colombia, Chile y Haití, agravando aún más la situación de pobreza de las masas populares.

Ante este complejo panorama mundial y regional, el Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo:

  • Reitera su solidaridad con la lucha del pueblo colombiano, de los movimientos sociales, populares y las fuerzas políticas de izquierda y progresistas colombianas, en especial su juventud, que demandan soluciones ante el desastre económico y social que ha producido el neoliberalismo y el gobierno de Iván Duque, el fin de la violencia institucional contra las manifestaciones populares, el respeto a los Derechos Humanos, el cumplimiento de los Acuerdos de Paz de 2016 y el fin de las masacres a líderes sociales y excombatientes; y exhorta al diálogo nacional para una solución pacífica a las justas demandas del pueblo movilizado. Los actos violentos del gobierno de Iván Duque contra la población colombiana deben ser denunciados ante la Corte Penal Internacional como crímenes contra la humanidad.
  • Expresa su solidaridad con el pueblo haitiano y rechaza las acciones injerencistas, que actúan con una visión colonialista e intervencionista, irrespetando su derecho a la autodeterminación y la soberanía.
  • Destaca el triunfo de las fuerzas populares, políticas y sociales antineoliberales chilenas en las elecciones de la Convención Constitucional; así como en municipios y gobernaciones regionales, reiterando su acompañamiento y respaldo en las nuevas movilizaciones sociales y populares en el proceso constituyente. Se solidariza y hace suya la lucha del pueblo chileno que exige la inmediata libertad de to@ds los presos políticos de la revuelta social de octubre de 2019.
  • Reitera su respaldo a los gobiernos revolucionarios, progresistas, populares y de izquierda de Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, México y Argentina, por el verdadero compromiso con sus pueblos y los del mundo.
  • Condena el criminal bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el gobierno de los Estados Unidos de América a Cuba desde hace más de seis décadas; así como las 243 medidas aplicadas por la administración Trump, que recrudecen aún más esta política genocida y que se mantienen vigentes por el gobierno del presidente Biden.

Reitera su rechazo a la inclusión de Cuba, en la ilegal lista de países patrocinadores del terrorismo y llama a su exclusión en el más breve plazo posible. Reconoce el extraordinario aporte de Cuba en el enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19 con el envío de brigadas médicas especializadas en situaciones de Desastres y Graves Epidemias “Henry Reeve” a 40 países y territorios del mundo, así como el desarrollo de 5 candidatos vacunales, dos de ellos concluyendo la fase III de su ensayo clínico.

  • Condena la política de asedio económico por parte de los Estados Unidos contra Venezuela, que intenta socavar los logros alcanzados por el gobierno bolivariano junto a su pueblo y se agrava con las incursiones de grupos armados ilegales en su frontera.
  • Condena las nuevas agresiones económicas injerencistas de Estados Unidos contra Nicaragua, cuya expresión más reciente es el proyecto de ley RENACER, que tiene como propósito explícito intervenir en el actual proceso electoral en ese país. Tales agresiones se suman al fallido intento de golpe de Estado en 2018 y obstaculizan el funcionamiento de instituciones importantes para el país y entidades económicas con las que se sostienen los programas sociales para combatir la pobreza, que a pesar de todo siguen avanzando en beneficio del pueblo nicaragüense.
  • Reconoce los esfuerzos del gobierno argentino encabezado por el presidente Alberto Fernández, en la búsqueda por revertir las consecuencias de la implantación de políticas neoliberales, que tanto daño causaron a su nación.
  • Apoya la lucha del pueblo uruguayo organizado en la Comisión Nacional pro Referéndum, integrada por las organizaciones sociales más representativas, como PIT CNT, FEUU, FUCVAM, Intersocial Feminista, y por organizaciones políticas como el Frente Amplio, para derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) aprobada por la coalición multicolor que gobierna Uruguay, la cual es una verdadera restauración neoliberal en una sola ley.
  • Ratifica la solidaridad con el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, celebra la reciente victoria judicial en el Supremo Tribunal Federal, anulando las sentencias y restableciendo sus derechos políticos, y reitera el reclamo a que se reconozca su inocencia.
  • Apoya a las fuerzas populares, progresistas y de izquierda que enfrentarán procesos electorales en Perú (segunda vuelta), México (federales y locales), Venezuela (regionales), Nicaragua y Chile (segunda vuelta de las regionales); considerando que en todos los casos es imprescindible la unidad estratégica de todas las fuerzas para lograr la victoria.
  • Rechaza todo tipo de colonialismo y neocolonialismo y reitera su exigencia de la completa descolonización del continente con la independencia de Puerto Rico y la restitución de la soberanía de las Islas Malvinas a la República Argentina. En consecuencia, y más allá de nuestra región, manifiesta su solidaridad con los pueblos palestino y saharaui, que luchan hoy contra la ocupación colonialista de sus territorios.
  • Ratifica el compromiso inconmovible con la unidad antimperialista de América Latina y el Caribe, la lealtad en defensa de la soberanía y del derecho a la libre determinación de los pueblos; así como, la voluntad de promover la cooperación y la integración regional.
  • Expresa el rotundo fracaso del neoliberalismo como modelo económico, puesto de manifiesto una vez más, ante el impacto de la pandemia, con el agravamiento exacerbado de la crisis social y sanitaria.
  • Defiende que, en la actual coyuntura, el Foro de Sao Paulo continúa siendo un espacio fundamental para el análisis político, el desarrollo de ideas y acciones para contribuir al fin de la pandemia, con criterios profundamente sociales e inclusivos, respetando la diversidad de orígenes e identidades y la convicción de que solo la unidad nos permitirá alcanzar la victoria.
  • Rechaza los intentos del gobierno de los EEUU por restablecer en la región la Doctrina Monroe y el marcartismo.
  • Mantiene su compromiso en la defensa de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, aprobada en la II Cumbre de la CELAC en La Habana, en 2014.

 

Propuestas de actividades para el Plan de Acción

  1. Realización de una Conferencia virtual, convocada por la Secretaría del FSP, para la presentación del PCC de los resultados del 8vo Congreso, el 2 de junio a las 16:00Hrs.
  2. Celebración del Congreso Bicentenario de los Pueblos del Mundo, a realizarse en Caracas del 21 al 24 de junio.
  3. Realizar el 22 de junio el twitazo mundial contra el bloqueo como parte de la campaña convocada por el FSP #BloqueoNoSolidaridadSi y previo a la votación del proyecto de resolución cubano “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, financiero y comercial de Estados Unidos de América contra Cuba”, en la 76ª Asamblea General de las Naciones Unidas, el 23 de junio.
  4. Celebración del 42 Aniversario de la Revolución Sandinista, el 19 de julio.
  5. Celebración del Aniversario 95 del natalicio de Fidel Castro Ruz, fundador del FSP junto a Lula, y en homenaje a su legado de unidad, el 13 de agosto.
  6. Celebrar la Jornada anual de solidaridad con Puerto Rico, con una campaña mediática por el fin del colonialismo y a favor de la independencia el 23 de septiembre.
  7. Conmemorar los 50 años del Frente Amplio, en homenaje a los esfuerzos por la unidad, como un elemento fundamental para las fuerzas populares y progresistas comprometidas con las grandes transformaciones sociales.
  8. Conmemoración del V Aniversario del fallecimiento del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, el 25 de noviembre.
  9. Continuar fortaleciendo los esfuerzos de la Red de Comunicadores, el trabajo de comunicación de las redes sociales del foro y la labor de formación y difusión de la UICOM en Venezuela.
  10. Desarrollar una campaña mediática en respaldo de la lucha que libra el movimiento social, popular y político de izquierda colombiano contra la implantación de políticas neoliberales y por el cese de las masacres a líderes sociales y excombatientes.
  11. Apoyar y difundir las iniciativas de la Asamblea venezolana y del Gobierno del presidente Nicolás Maduro sobre la Comisión Especial de Diálogo, Reconciliación y Paz.
  12. Acompañar y fortalecer las luchas de los pueblos contra el neoliberalismo y el imperialismo, sea por medio de apoyos a los procesos electorales, a las movilizaciones populares, o el respaldo a los gobiernos progresistas de la región.
  13. Priorizar el trabajo conjunto para recuperar y avanzar en la integración regional de nuestros pueblos incrementando las acciones hacia la CELAC y UNASUR, ampliando la diplomacia e impulsando la cooperación en la salud y la prevención de la pandemia, la lucha política y social, el comercio justo y la soberanía alimentaria.
  14. Apoyar la campaña internacional de impuesto a las riquezas y el concepto de Lucha por Justicia Tributaria y Fiscal.
  15. Apoyar el 1er Encuentro Tricontinental de solidaridad con el pueblo saharaui, como contribución a la lucha por eliminar el último vestigio del colonialismo en África, que se realizará en Argelia en diciembre del 2021, en ocasión de la conmemoración de la Resolución 1514 de la Asamblea General de la ONU.

Grupo de Trabajo
Foro de São Paulo