Rendición de Cuentas: maquillaje e improvisación

El INAU compareció ante la Comisión de Hacienda y Presupuesto en el marco de la Rendición de Cuentas, para informarnos sobre los elementos allí vertidos así como otros elementos referidos a la política de drogas y el Fondo Covid, conversamos, en el programa radial “A la izquierda late el corazón” (*) con la diputada de Unidad para los cambios, 1001, Frente Amplio, Micaela Melgar.

El énfasis en niñez y adolescencia no se cumplió

El INAU es uno de los como 10 incisos que ya pasaron por la Rendición, nos quedan algunos todavía, muy importantes, el Ministerio del Interior, el MIDES, y que vienen a presentar, en realidad, a defender esta propuesta de Rendición de Cuentas.  El Frente Amplio (FA) lo que hace es, primero, buscar respuestas a promesas o propuestas que en la Rendición anterior dijeron que las iban a ejecutar en 2021 y que no las vemos en la ejecución presupuestal y aparte, lo que está tratando de hacer el FA, teniendo en cuenta el contexto, ir por el mal menor. 

El caso del INAU, por ejemplo, no podemos entender cómo el foco el año pasado en la Rendición de Cuentas, de este gobierno, era, supuestamente,  los niños, niños y adolescentes, con énfasis en la primera infancia y viene el INAU, miramos las cuentas, nuestros equipos de asesores hacen todas las cuentas de nuevo y devuelven 40 millones a rentas generales. Esto quiere decir que no gastan plata que ya tenían presupuestada y que, aparte, venia de un recorte previo. Ni siquiera gastaron lo que preveían gastar. Es difícil de sostener; el énfasis no existió y las consecuencias son visibles. 

Menos Estado en el territorio implica más violencia

Hay menos programas en el territorio. Uno de los programas que ya no está es Cercanía, pero hay menos expresión del Estado en los barrios, en general, esto significa que hay más violencia. Porque el trabajo social no es solo generar demanda, el acceso a los derechos, también es la prevención, también es el trabajo para que las cosas no pasen. 

Por eso el aumento de la violencia tiene que ver con esto y hay menos recursos humanos en INAU. Y aparte hay menos observación sobre los niños, niñas y adolescentes. El observatorio del INAU tiene tres veces menos presupuesto y esto se suma a una serie de detalles donde el Estado se va retirando de la observación, o sea, de recoger datos, de tener la información real, eso significa que si no lo veo no existe. Las metas que se proponen no se basan en evidencia. 

Creo que lo que está pasando con el retiro del Estado, son las consecuencias más evidentes y lo vinculo mucho con la situación de violencia, del aumento de la violencia. A veces no es tan fácil de darse cuenta que sacaron Jóvenes en Red, sacaron los SOCAT, UCC, a los que trabajaban con los gurises que tenían entradas en las Comisarías; todo eso se fue reduciendo y empezó a generarse cada vez más violencia en los barrios, en las familias y en los barrios. 

Hoy salió un comunicado del FA en Rivera sobre el tema del aumento de la violencia, la delincuencia, la situación de inseguridad ciudadana y ahí los compañeros del FA de Rivera lo que plantean es que no exigen solo mejor funcionamiento policial, que además tiene recortes, que consiguió un aumento que no llega a equiparar lo que han perdido, sino también  que se fueron las políticas sociales de los barrios, todo lo que era acompañamiento, todo lo que era el Estado al lado de la gente no está más y tiene estas consecuencias. 

Menos transparencia y seguimiento

En la LUC ellos dijeron que iban a crear una «Agencia de Evaluación de Políticas Públicas» que viene desde el «Compromiso por el país» porque ellos eran los reyes de la transparencia, acá iba a estar todo modernizado y de fácil acceso a la información y la Agencia hoy no existe. Era tan importante que la pusieron en la LUC, la Agencia está dentro de Presidencia, hace diez meses que tienen designado el Director, tienen catorce funcionarios adentro y tienen cero de ejecución presupuestal. 

Lo menciono porque hay que entender la Rendición de Cuentas como un todo y hay que verlo por temas. ¿Qué sabemos de los gurises? Sabemos menos porque el Observatorio propio del INAU tiene tres veces menos presupuesto y porque no tenemos esa Agencia que, aparte, con el argumento de la agencia destruyeron la Dirección del Evaluación del MIDES, que también tenía una mirada sobre género y generaciones. 

Narcotráfico y microtráfico

Son varias las decisiones que se están tomando mal. Uruguay tiene un grave problema, el narcotráfico y  el microtráfico. Uruguay lo venía gestionando; el tema de la violencia desde la mirada comunitaria, había mesas de convivencia, todas las instituciones pensábamos en ese problema y, por otro lado, se estaba fortaleciendo la parte de prevención, del lavados de activos fortaleciendo el sistema financiero, que, justamente, lo que está pasando ahora, es que se flexibilizaron los controles que se hacían a nivel financiero con la LUC y esto generó que el lavado de activos sea más fácil, más tentador y, por otro lado, como el Estado se retiró de los barrios, el microtráfico y su violencia avanza. 

Concepción de abordaje sobre drogas

Tenemos un gravísimo problema de concepción del abordaje de drogas en Uruguay. El FA estaba avanzando, muy tímidamente, pensando en las drogas, intentando frenar la producción y la venta pero también abordando el tema del consumo y el uso porque las drogas están en la vida de la sociedad hace un montón de tiempo. 

No se puede pensar desde la estigmatización, el Estado no puede poner en la balanza una droga buena y una droga mala. La izquierda piensa en la reducción de riesgos y daños, partiendo de la base que el uso de drogas existe en la sociedad, el uso de drogas recreativas, estábamos con esa concepción de intentar que la forma de consumo y el tipo de sustancia te dañe lo menos posible. Esa mirada, que nos costó, porque hay una estigmatización terrible sobre el uso de algunas drogas y no de otras, se fue para atrás en un 100 % y hoy la Junta Nacional de Drogas, que comparte esa perspectiva, pidió 100 millones para gestionar sus dispositivos y le dieron 40 millones pero, por otro lado, al MIDES, que está llevando la perspectiva del consumo cero, del traslado compulsivo con uso problemático de drogas, de intentar exigir algo a la población en base a una mirada carteta, una mirada de «no consumas esta droga», puntal, que es la pasta base, le dan 400 millones para abordar el tema drogas. 

Maquillaje del presupuesto

Ellos argumentan que esta Rendición de Cuentas viene con 226 millones de aumento pero cuando uno lo va analizando tenemos, por ejemplo, un festejo de lo que nosotros llamamos «Asientos Contables». Es plata que ya tenía el Estado, que ya se manejaba, pero que se pasa de un lugar a otro y se festeja como un aumento. 

Un ejemplo sobre esto es el presupuesto del MIDES. Aparece como muy agrandado, que tuvo un cambio muy significativo de una Rendición de Cuentas a otra pero cuando uno lo analiza, se da cuenta de que pasaron la plata de las Asignaciones Familiares que se pagaban desde BPS al Asiento Contable del MIDES, pero el presupuesto es el mismo. 

Cuando uno mira finamente no se sostienen estos 226 millones de dólares que plantean que aumentan. 

Si existieran los veríamos. Por más maquillaje que le pongan a sus propuestas, uno lo ve, ve que tienen más estudiantes por clase, ve que su salario no le rinde, que el poder de compra cae todos los días y eso significa que la inflación en términos de los alimentos está teniendo un impacto en la seguridad alimentaria de la población o sea la dificultad para comprar comida, que los números de la desigualdad aumentaron. 

Las estrategias de Estado no existen más, cada Ministerio hace su «plancito» algún convenio, pero los planes, que eran una construcción normal en los gobiernos del FA ya no existen, Ana Olivera lo mencionaba, no existe un Plan del INAU.

Fondo COVID

Hay un uso desmedido del Fondo COVID y absolutamente oscuro. Lo que empezó a pasar es que se empezó a usar un poco como caja chica, otro poco como caja de emergencia y ahora ya está siendo parte del funcionamiento del Estado. Porque del Fondo COVID están saliendo presupuesto para comprar tobilleras, salió presupuesto para vacunar contra la tuberculosis, salieron muchos centros de atención del MIDES para calle. 

Es un tema que se ha planteado desde el FA porque nos preocupa el futuro de estas políticas. Porque son políticas que deben ser permanentes. Lo que se logra con el Fondo Covid es reducir el presupuesto del Estado y que te de mejor el déficit fiscal y te cierren las cuentas públicas que es el único objetivo que tienen pero, por el otro lado, van tapando agujeros que se les van generando a través de un mecanismo que no tiene posibilidades de ser analizado, que sea transparente, con una revisión parlamentaria.

(*) «A la izquierda late el corazón» se emite todos los miércoles de 12.00 a 13.00 horas por Radio Fénix. 

Paola Beltrán

Leyenda de foto de portada: El presidente del INAU, Pablo Abdala. Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas