Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

SUNCA movilizado en defensa de la negociación colectiva

Paros y 1.000 asambleas en todo el país exigiendo que se convoque al Consejo de Salarios.
0
423

Por Gabriel Mazzarovich

El SUNCA culminó el viernes una semana de movilización nacional en defensa de la negociación colectiva. El 30 de abril venció el Convenio Colectivo y no hay respuesta del gobierno.

El presidente del SUNCA, Daniel Diverio, en diálogo con EL POPULAR, valoró que “ha sido una respuesta contundente de los trabajadores y las trabajadoras de la construcción ante la convocatoria del SUNCA. Nos hemos movilizado en todos los departamentos, desde los pueblos más pequeños a las ciudades, desde donde hay menos concentración de trabajadores hasta donde hay mayor cantidad.

Quiero destacar la participación disciplinada, entendiendo la situación sanitaria, pero teniendo claro que la organización y la movilización son fundamentales para el escenario en el que estamos”.
Diverio destacó que el SUNCA ha venido movilizado, luchando y proponiendo desde el comienzo de la declaración de Emergencia Sanitaria, conquistando la licencia especial, entregando miles de canastas a las y los trabajadores desocupados, participando en ollas populares en todo el país, luego conquistando un protocolo para el reintegro al trabajo con garantías, creando un fondo especial para cubrir a las y los trabajadores con problemas de salud. También participando del “gran 1º de Mayo junto a nuestro PIT-CNT”.

Diverio destacó especialmente “el Plenario de delegados de Montevideo, en el 62 aniversario del SUNCA, el 11 de mayo, en la puerta del local central del sindicato, donde participaron cerca de 400 compañeras y compañeros. En ese Plenario, en nuestro aniversario, habló también la compañera diputada Verónica Mato, hija de un compañero desaparecido, presidenta de la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados, porque también, y en lugar destacado, levantamos en este mes el reclamo de Verdad y Justicia y nuestro respaldo a Madres y Familiares de Desaparecidos en el 20 de mayo. En un gran número de asambleas hablaron compañeros de Familiares y participamos en todo el país del 20 de mayo”.

La movilización del SUNCA es en defensa de la negociación colectiva, reclamando la convocatoria al Consejo de Salarios ante el vencimiento del Convenio Colectivo el 30 de abril y la falta de respuesta del Poder Ejecutivo. Exigiendo la aprobación por parte del Poder Ejecutivo de un decreto que brinde protección a las y los trabajadores en situación de riesgo, por edad y por enfermedades crónicas, también a las trabajadoras embarazadas, para que puedan mantener el aislamiento social a través de una flexibilización del seguro por enfermedad. En respaldo a la plataforma de la Intersocial, en especial la renta básica transitoria, para los sectores más vulnerables de nuestro pueblo. En rechazo a la LUC por su forma y contenido, que impone un ajuste y un recorte de derechos. En solidaridad con todos los conflictos que se desarrollan hoy.

Diverio explicó que “este viernes (por hoy) culminan las movilización y el sábado reunimos el Consejo Ejecutivo Nacional para evaluar los pasos a seguir. Queremos dejar claro además, que estamos participando de todas las discusiones en nuestro PIT-CNT que tendrán en la próxima Mesa Representativa una decisión, en la que se maneja una jornada de movilización para el 4 de junio”.

“Con esta movilización lo que estamos en defendiendo es la Ley de Negociación Colectiva. El Convenio venció el 30 de abril, hasta ahora no tenemos ninguna propuesta, ni oficial, ni extraoficial. En general cuando empiezan a vencer los convenios, y esto no es solo del SUNCA es general, se empieza a negociar y el Poder Ejecutivo plantea una pauta. No hay nada de eso”, explicó.

El dirigente del SUNCA señaló que “el ministro Mieres está dando algunas señales que son preocupantes cuando sale a decir que una de las dificultades para los Consejos de Salarios es la mochila de los correctivos. Lo que está diciendo es que no quiere que existan correctivos, que lo que hacen es contemplar la inflación, y si esto no está, hay rebaja salarial”.

Agregó que “la propuesta de la central, que es nuestra propuesta, es que ante las dificultades que plantea la pandemia se prorroguen por un año todos los convenios colectivos vigentes. Todos los convenios tienen fórmulas de mantenimiento del salario. Las Cámaras Empresariales piden suspensión de los Consejos de Salarios pero sin ningún tipo de ajuste. Entonces, cuando Mieres dice que hay que buscar el camino del medio, en realidad habla de rebaja salarial”.

Diverio aclaró que “nosotros luchamos por empleo, por eso reclamamos inversión pública, pero se trata de poner como contradicción empleo y salario y no es cierto. La construcción, dicho por el gobierno y las cámaras, es de los sectores que tiene perspectivas de crecimiento inmediato. Hoy tiene una ocupación, que ha mantenido, de más de 40 mil trabajadores, cuando la media histórica es 38 mil. Hay obras grandes, como UPM 2, que va a ocupar 5 mil trabajadores. Hay flexibilización de las condiciones para la vivienda de interés social. En el Puerto y para el viaducto que se está construyendo están trabajando más de mil compañeros. A través de las PPP, y esto viene del gobierno anterior, se están construyendo 80 centros de estudio. La construcción no está en crisis. Es cierto que hay sectores que están mal. Pero no la construcción y tampoco el campo, incluso porque con la aplicación de nuevas tecnologías, las cosas se hacen en menos tiempo, hoy una obra que llevaba dos años, se hace en menos de una, se reduce el tiempo de la cosecha, entonces la incidencia del salario en el costo baja, lo que sube es la plusvalía, la ganancia”.

Diverio dijo que “en medio de la pandemia, aumentan las tarifas, aumentan el IVA, van miles de compañeras y compañeros al seguro, se trata de defender el empleo y el salario, para la economía y para la vida de nuestra gente”.

Victoria en Treinta y Tres

En el retorno al trabajo decidido por el gobierno y en el cual el SUNCA conquistó un protocolo de seguridad y garantías, se produjeron varios conflictos, provocados por incumplimientos y medidas unilaterales de las patronales. Uno de los más complejos se dio en Treinta Tres, donde la empresa Cielo Azul, que está construyendo una cementera despidió a 600 obreros.

Se declaró un conflicto allí, con paros, un campamento, acciones de solidaridad y finalmente se logró un acuerdo, la noche del viernes en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que fue refrendado en asamblea este sábado de mañana.

Al respecto Diverio informó que “hubo y hay varios conflictos, el de Treinta y Tres fue uno de los que tuvo más visibilidad por la cantidad de compañeros involucrados, más de 600”.

La decisión de la empresa Cielo Azul de despedir a 600 compañeros generó una gran incertidumbre en cientos de compañeros que se habían trasladado a Treinta y Tres para trabajar en la obra, incluso que habían alquilado viviendas entre cuatro o cinco, esta semana a más de 30 les habían dado el desalojo”, explicó.

Destacó que “se organizó un campamento permanente en la obra, el Ejecutivo del SUNCA sesionó allí para rodear el conflicto, se realizaron paros, en Treinta y Tres y en todo el país”.

“Esa lucha permitió que, el viernes pasado se lograra un pre acuerdo en el Ministerio de Trabajo, el mismo implica que la empresa Cielo Azul, a cargo de la construcción de la cementera, se haga caro del reintegro de la totalidad de los 600 trabajadores. Es un proceso que va a llevar unos 30 días. En ese plazo los trabajadores van a recibir una prestación especial para poder asumir los costos de su permanencia en Treinta y Tres”, dijo.

Comentarios cerrados.