“Una iniciativa democrática”

PIT-CNT comenzó contactos para conformar una Comisión Nacional para el referéndum contra la LUC.
0
114

Por Gabriel Mazzarovich

EL POPULAR dialogó con Marcelo Abdala, secretario general del PIT-CNT sobre la iniciativa de la central obrera de promover un referéndum contra la Ley de Urgente Consideración (LUC).

Abdala también abordó los reclamos planteados en la masiva movilización realizada este jueves por los sindicatos de la industria y la grave situación de las y los trabajadores de la naranja.

-¿Cuáles son las razones del PIT-CNT para tomar la decisión de impulsar un referéndum contra la LUC?

Prácticamente desde que la LUC era un borrador que envió el Poder Ejecutivo a distintos actores sociales y políticos el PIT-CNT, inclusive antes de la pandemia, fue promoviendo una visión sumamente crítica del contenido y de la forma de esta. Nosotros reunimos a fines de febrero más de 500 compañeras y compañeros que se constituyeron en equipos y la analizaron profundamente, obviamente en aquel momento era el borrador, pero lo esencial se mantuvo.
Esa posición crítica se fue consolidando, asistimos al Parlamento nacional, ubicamos allí un conjunto de fundamentos importantes en contra de lo contenido en la LUC.
Ese mismo proceso, sumamente riguroso, tranquilo, con cabeza abierta a las distintas opiniones dentro del movimiento sindical, hicimos para tomar una decisión una vez aprobada. Fue un proceso de discusión que en definitiva es el que se comienza a sintetizar en la resolución de la Mesa Representativa.
Desde el punto de vista del contenido nosotros estamos convencidos que hay un espíritu que deambula en la LUC que es antidemocrático. Para señalar solamente algunas de sus peores expresiones: se cambia el criterio de la legítima defensa, lo cual se puede prestar para usos de distinto tipo, ya hay tres muertos en función de una aplicación nueva de este concepto, ¿cuántos muertos más tenemos que esperar para plantear claramente un discusión en donde la vida humana tiene que tener primacía frente al legítimo derecho de la defensa de la propiedad? En segundo lugar, el concepto que permite que en movilizaciones importantes del movimiento sindical ante problemas se pueda consignar un delito de desacato a los manifestantes. En tercer lugar todo lo que implica de retroceso en el campo educativo donde se elimina de un plumazo la singularidad de los Consejos de Educación, en el sector secundaria, primaria, de la educación técnica y profesional. Es un cambio que tiene que ver con una concepción sistémica de la educación que va en contra de las mejores tradiciones nacionales de la educación pública. En lo referente a la Seguridad Social, que en vez de apelar al diálogo social ubica una comisión técnica para hacer las transformaciones en ese campo tan sensible. En lo referente a los derechos humanos que se crea un espacio top secret en Inteligencia del Estado que puede no dar información relevante y sensible, contraviniendo la legislación y compromisos internacionales que nuestro país ha aprobado en torno al cumplimiento y respeto de los derechos humanos del pueblo. Ni que hablar del derecho de huelga, enjuiciado cuando se habla de huelga pacífica, todas las huelgas son pacíficas, pero en la LUC se cuestiona la lucha con un sentido represivo. También incluye la Regla Fiscal y otros elementos que para nosotros son absolutamente negativos.
El proceso de discusión que llevó a esta decisión, meditado, amplio, de consideración general de la LUC, en primer lugar en el movimiento sindical. Luego con fuerzas sociales que pueden converger con esta idea, la Intersocial, por ejemplo, que define el 17 de octubre. Y también con las fuerzas políticas.
El centro de nuestro esfuerzo está en conformar una Comisión Nacional Pro Referéndum contra la LUC, donde de común acuerdo las fuerzas y personalidades que la compongan definan el contenido de la movida.
En este plano, es bueno destacar que nosotros juntamos firmas para que el pueblo decida. Se critica la iniciativa del PIT-CNT señalando que la LUC tiene una aprobación parlamentaria, eso no está en discusión, pero hay un plano superior que es la soberanía de nuestro pueblo. Inclusive alguien que pudiera estar de acuerdo con la LUC o con parte de su articulado podría perfectamente firmar, porque acá lo que estamos impulsando es que el pueblo decida.
Se toma esta iniciativa, profundamente democrática y aparecen voces nostálgicas que cuestionan la legitimidad del movimiento sindical para tomar una decisión de este tipo. La legitimidad al movimiento obrero se la da la voluntad de miles de trabajadoras y trabajadores. Tal cual se establece por parte de los principios de la Organización Internacional del Trabajo, en Uruguay hay un movimiento sindical independiente, autónomo en torno a la toma de sus decisiones, sobre qué hace y cómo se organiza. Vaya si tendrá legitimidad el movimiento sindical que algunos señores y señoras pueden establecer opiniones con disparates rayanos con la ignorancia, y lo pueden hacer, porque el movimiento sindical no le dio un minuto de tregua a la dictadura, hizo la huelga general y entregó, además, la sangre de sus mejores hijos en defensa de esta democracia, que nosotros queremos defender y además queremos profundizar.

-Luego de tomada la resolución y lanzada la convocatoria: ¿Cómo sigue este proceso?

Lo que se está haciendo ahora es realizando consultas y reuniones, hay varias concretadas, donde vamos a trasladar el planteo realizado por la Mesa Representativa, tenemos reunión con FUCVAM, con la FEUU, con la Intersocial Feminista. También enviamos solicitudes de reunión a todos los partidos políticos, a todos, porque expresamente el movimiento obrero juega a cara descubierta.
De todas esas reuniones y contactos podremos saber quienes van a formar parte de esa Comisión Nacional y también que artículos de la LUC son los que subrayaremos para realizar la recolección de firmas.
Desde nuestra perspectiva al recolección de firmas debería iniciarse en el mes de noviembre.

-Se acaba de realizar, hoy jueves, una gran movilización de los sindicatos de la industria: ¿Cómo valoras esta movilización y cuales fueron los reclamos centrales?

Realmente fue una manifestación emocionante. La clase obrera demostró, una vez más, su nivel de conciencia y organización, se marchó masivamente por 18 de Julio manteniendo el distanciamiento social, las compañeras y los compañeros de las más diversas organizaciones con tapabocas. La reivindicación central fue el trabajo de calidad, que exista un Estado contra cíclico, no el Estado del recorte que se manifiesta en la propuesta de Presupuesto, que desarrolle la inversión pública, que establezca sistemas de compras gubernamentales para el desarrollo de proveedores nacionales, lo que efectivamente pueda generar trabajo. Lo mismo con la inversión privada. Se colocó la defensa de los derechos, del salario, se criticó la modificación de la licencia determinada por el Poder Ejecutivo sin pasar ni siquiera por los ámbitos de gobernanza de las relaciones laborales, degradando los derechos de los trabajadores con respecto a la licencia, nos estamos refiriendo a conquistas históricas de los gremios, del movimiento sindical, que ya tienen décadas.
Se planteó el ingreso básico de emergencia como sostén a los sectores más vulnerables, pero también como un elemento de dinamización del mercado interno.
Y una movilización que tiende una mano a los trabajadores del campo en reclamo de que aparezca un seguro de paro especial para los trabajadores y trabajadoras de la naranja, que participaron de una manera importante. Esto para nosotros es una cuestión clave, es la unidad de la clase trabajadora de la ciudad y del campo.
Cuando el presidente de la República, luego del discurso del presidente de la Asociación Rural, dijo: yo estoy con el campo; nosotros preguntamos abiertamente en la movilización si los trabajadores de la naranja no son del campo.
Porque están solicitando ante la falta de trabajo y ante la finalización de la zafra y la situación que no les permite ampararse en el seguro de paro que haya un subsidio especial que les permita sobrevivir.
Entonces, una enorme movilización, que va poniendo, ladrillo sobre ladrillo, una perspectiva de desarrollo de sindicatos industriales, una gran Confederación de Sindicatos de la Industria.

Noticia relacionada: SINDICATOS: MOVILIZACIÓN EN DEFENSA DE LA INDUSTRIA NACIONAL (GALERÍA DE FOTOS)

https://elpopular.uy/sindicatos-movilizacion-en-defensa-de-la-industria-nacional/