CEPAL reporta crecimiento de la pobreza y la pobreza extrema en América Latina

Por Rolando Arbesún

“Paradoja de la recuperación en América Latina y el Caribe. Crecimiento con persistentes problemas estructurales: desigualdad, pobreza, poca inversión y baja productividad”, así se titula el informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que advierte sobre el insuficiente crecimiento económico que se observa en el continente para combatir la pandemia.

Según consigna Prensa Latina (PL) el reporte advierte que el crecimiento estimado de un 5,2% para los próximos meses, no permitiría impedir “el impacto social de la crisis sanitaria”, ya que “los problemas estructurales de la región se agudizaron y se prolongarán”.

El documento prevé que para 2022, la Región tendría un crecimiento promedio de 2,9 %, al tiempo que enfatiza “que la crisis de la pandemia aumentó la desigualdad y la pobreza”, con efectos mucho más cruentos entre las mujeres, los escolares y las personas mayores.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, durante la presentación del Informe, convocó a los gobiernos “a mantener políticas de emergencia para fortalecer una reactivación económica sostenible, más justa, igualitaria y respetuosa del medio ambiente”.

Durante su intervención, realizada en Santiago de Chile, consideró que son necesarias políticas que permitan impulsar “el crecimiento de sectores más intensivos en tecnología y generadores de empleos de calidad, y reestructurar los sistemas de salud y educación”.

La funcionaria de la CEPAL, llamó a “universalizar un ingreso básico de emergencia, asegurar el acceso a una canasta básica, fortalecer el apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas e impulsar políticas transversales para avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo”, señaló PL.

El informe de CEPAL recuerda “que América Latina es la región con mayor peso de la deuda externa”, la que alcanza “el 56,3 % del Producto Interno Bruto”, situación “que pone en peligro la recuperación y el crecimiento futuro” y que se ve más agravada “en los pequeños Estados insulares del Caribe”.

De acuerdo a la CEPAL, “en el último año la tasa de pobreza extrema alcanzó el 12,5 % de la población, y la pobreza el 33,7 %”, un crecimiento que no se vio más afectado por las ayudas de emergencia a los sectores más vulnerables que “permitieron atenuar ese incremento”.

Para poder responder de forma eficiente ante la emergencia, destacó Bárcena, “se requiere una nueva arquitectura financiera internacional” que permita atender “a la emergencia y al desarrollo de la región”.

Compartí este artículo
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Temas