Chile: Sobrina de Pinochet renunció al Ministerio de la Mujer en medio de un escándalo

Macarena Santelices renunció a su cargo como Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, luego de 33 días en el cargo.
0
172

Por Moriana Alberro

Santelices se alejó de la cartera en medio de cuestionamientos por sus dichos a favor de la dictadura militar chilena, contra los migrantes y por haber ocultado un caso de abuso sexual durante su gestión como alcaldesa en la localidad de Olsué.

Mientras era ministra, fue cuestionada por una de polémica por una campaña publicitaria que relativizaba la violencia de género y la responsabilidad del agresor.

La ex jerarca lo anunció en Twitter y ratificó su apoyo al presidente Sebastián Piñera.
https://twitter.com/macasante/status/1270369162951565314?s=20

El Partido Comunista de Chile (PCCh)rechazó en su momento la designación de Santelices mediante un comunicado publicado el 6 de mayo en el que expresaban que Santelices no tenía experiencia “en materias de igualdad de género”, y el nombramiento además generaba una “profunda preocupación por sus actos y dichos sobre la defensa del legado de la Dictadura Cívico Militar y su no condena a las violaciones de los DDHH de ayer y de hoy”.

“Después de 53 días sin ministra titular, después de haber sufrido duras críticas e interpelaciones por el nulo papel en la defensa de las mujeres víctimas de violaciones a los DDHH, con detenciones, mutilaciones, tortura y violencia sexual y política por parte de agentes del Estado como son la policía de Carabineros y FFAA, y cuando en tiempos de pandemia se necesita una autoridad con expertiz en materia de igualdad y equidad de género y, muy especialmente, con una comprensión a cabalidad de las distintas manifestaciones de violencia contra las mujeres y con una voz fuerte para la denuncia, el gobierno designa a una autoridad sin conocimiento en el tema”, continúa el comunicado.

A su vez, el PCCh consideró que con la decisión “se le da la espalda al movimiento feminista y de mujeres que, desde hace 2 años, desde el mayo feminista, ha acumulado fuerza y es una expresión viva de la revuelta social. El último 8 de marzo demostró con una gran fuerza, que Chile aún tiene deudas históricas con las mujeres, y que la administración de Piñera ha significado un duro retroceso en las necesarias conquistas que debemos alcanzar y en el desmantelamiento de la institucionalidad creada con el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género”.

“No estamos de acuerdo ni aceptaremos el negacionismo ni la exaltación de la dictadura cívico militar que vivimos como país porque esto constituye una afrenta a las víctimas de violaciones de los DDHH en especial a las mujeres que fueron asesinadas, desaparecidas y violadas. Repudiamos las improvisaciones en materia de género por parte de este gobierno, ya que las perjudicadas son millones de mujeres de nuestro país que, en este contexto duro de pandemia, ven más desmejoradas sus condiciones de vida”, concluye.

Según lo publicado en el semanario El Siglo, la diputada del PCCh, Camila Vallejo, expresó la necesidad de “que el gobierno deje de experimentar con el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género y asuma con sentido de responsabilidad y seriedad la conducción de esta cartera tan importante para las mujeres de nuestro país. Llevamos nueve meses con una situación crítica en el Ministerio de la Mujer, lo que es sumamente grave”.

En tanto, la sucesora en la cartera, Mónica Zalaquett, también forma parte de la Unión Democrática Independiente. Frente a esto, la legisladora del Partido Socialista, Maya Fernández, puntualizó que “lo ocurrido ha sido previsible desde el día uno, porque el Presidente (Sebastián Piñera) nombró una ministra que tenía que ver más con un cuoteo político que con su experiencia o con impulsar una agenda de género”.